Itaú BBA - CHILE – Actividad tiene un comienzo más rápido de lo esperado en 2020

Macro Latam

< Voltar

CHILE – Actividad tiene un comienzo más rápido de lo esperado en 2020

Março 2, 2020

A pesar de la dinámica positive al comienzo del año, parece poco probable que se sostenga el impulso

El Imacec sorprendió al alza en enero a medida que la economía continúa recuperándose del importante choque registrado al comienzo del 4T19. El Imacec (con ajuste estacional) creció 1,3% de diciembre a enero, liderado por la actividad no minera (particularmente servicios y construcción), basado en el aumento de 3,5% al ​​cierre de 2019. Como resultado, la actividad creció un 1,5% interanual en enero (1,1% en diciembre), por sobre el consenso del mercado de Bloomberg de 1,2% y nuestra proyección de 1,0%. Las sorpresas de la actividad al alza en los últimos meses, junto con una recuperación gradual del sentimiento privado, son avances positivos para el proceso de normalización económica.

En el trimestre finalizado en enero, la actividad cayó 0,2% interanual, en comparación con la caída de 1,8% en el 4T19, pero lejos del ritmo vigente antes de los eventos de octubre (+3,3% en el 3T19). La actividad minera se mantuvo, en general, estable en comparación interanual, mientras que la caída de la actividad no minera se moderó al 0,3% (desde la contracción del 2% en el 4T19).

En el margen, el impulso de la actividad en el trimestre fue nulo (0% intertrimestral anualizado y desestacionalizado), lo que representa una mejora significativa tras la disminución del 13,1% en el 4T19 (+2,2% en el 3T19). La producción minera, que no fue afectada significativamente por las interrupciones de la actividad en el 4T19, se expandió 8,5% intertrimestral anualizado y desestacionalizado (6,5% en el 4T19 y 6,3% en el 3T19), mientras que el componente no minero (que absorbió la mayor parte del choque), moderó su caída a -0,9% intertrimestral anualizado y desestacionalizado (-15,0% en el 4T19, +1,8% en el 3T19).

A pesar de la dinámica positiva a principios de año, es poco probable que se mantenga el impulso de la recuperación. Si bien la confianza empresarial, excluyendo el componente minero volátil, se está alejando de los mínimos históricos registrados en diciembre (31,4%, 50 = neutral), se mantuvo todavía pesimista, en 39,8% en febrero (52,0% registrado un año antes). Por lo tanto, considerando que la incertidumbre doméstica se mantendrá elevada, no se anticipamos un repunte de la inversión.

Si bien la economía se está recuperando del efecto de los eventos de octubre muy por sobre las expectativas, las perspectivas siguen siendo desafiantes. El impulso de la actividad mejor de lo esperado al cierre de 2019, junto con la sorpresa al alza en enero y el efecto positivo del paquete de estímulo fiscal, habrían puesto un sesgo al alza significativo en nuestra proyección de crecimiento del 1,2% para este año (1,2% en 2019). Sin embargo, los desarrollos en la economía global (relacionados con la propagación del coronavirus) se sentirían a nivel doméstico (en particular por la debilitada demanda de China), lo que cancela dicho sesgo. Dada la mayor probabilidad de que los bancos centrales del mundo flexibilicen más la política monetaria en respuesta a la esperada desaceleración de la actividad, nuestra expectativa de recortes por 50pb en Chile es cada vez más probable.


Miguel Ricaurte
Vittorio Peretti



< Voltar