Itaú BBA - Un escenario todavía desafiante; el azúcar se recupera

Revisión Mensual de Commodities

< Volver

Un escenario todavía desafiante; el azúcar se recupera

noviembre 12, 2015

El escenario de precios de commodities permanece desafiante, pero el mercado del azúcar está recuperándose.

• El escenario de precios de commodities permanece desafiante. El exceso de oferta y las preocupaciones asociadas a China inclinan los riesgos a la baja.

• Sin embargo, el mercado del azúcar está recuperándose. Elevamos las proyecciones de precios del commodity ya que reconocemos que el equilibrio requiere precios elevados para que la producción global aumente en los próximos años.

• La estabilidad reciente del petróleo oculta los riesgos de movimientos bruscos de los precios. Además de los riesgos bajistas debido a los cuellos de botella de almacenamiento, la situación en Oriente Medio se ha vuelto más compleja y genera riesgos alcistas que pueden no estar incorporados a los precios.

El Índice de Commodities Itaú (ICI) retrocedió 3,0% desde fines de septiembre, influido por los metales, el gas natural y los granos. Mientras tanto, los precios internacionales del azúcar subieron 15% en el mismo período. Por último, los precios del petróleo se mantuvieron próximos a los niveles observados en septiembre (Brent entre 48 y 50 dólares por barril).

Aumentamos nuestra proyección para los precios medios del azúcar desde 0,116 a 0,149 dólares por libra en 2016, ya que reconocemos la transición a un déficit en el mercado y la necesidad de precios altos para elevar la producción en los próximos años.

También ajustamos nuestras proyecciones para el gas natural y para algunos metales, lo que compensó parcialmente el impacto de la revisión de nuestro escenario para el azúcar. El efecto neto fue un alza de 0,3 puntos porcentuales en nuestra proyección para el ICI a fines de 2016.

Seguimos viendo un escenario complicado para los países exportadores de commodities. La proyección es de un alza de 9,3% en el ICI hasta fines de 2016 en relación a los niveles actuales. Sin embargo, el escenario se encuentra por debajo de lo que está incorporado en los contratos futuros, y la recuperación parcial del petróleo explica cerca del 60% de la suba agregada. Además, este aumento es pequeño, si lo comparamos a la caída acumulada en los últimos seis meses (-16,6%) o 12 meses (-29,8%).

El exceso de oferta y las preocupaciones en relación a China hacen que los principales riesgos para los precios de casi todas los commodities sean bajistas. El petróleo podría ser una excepción, dado que la inestabilidad geopolítica, potencialmente agravada por el escenario macroeconómico en Arabia Saudita y en otros países productores, podría afectar la producción de la región y desencadenar en un aumento acentuado en los precios.

Metales: demanda y costos eclipsan los anuncios de recortes en la producción

Los metales retrocedieron en octubre, reforzando un escenario particularmente desfavorable.  Nuestras proyecciones consideran apenas una ligera suba en relación a los precios a fines de octubre, ya que la desaceleración de la demanda de China por metales y la reducción de los costos en los productores eclipsaría los anuncios recientes de recortes de producción.

Ajustes a fines de 2016 (precios en dólares por tonelada):

- Mineral de hierro: se mantiene estable en 50 dólares.

- Cobre: se mantiene estable en 5.150 dólares.

- Aluminio: reducción desde 1.600 a 1.550 dólares.

- Zinc: se mantiene estable en 1.800 dólares.

- Níquel: reducción desde 9.460 a 9.700 dólares.

- Plomo: se mantiene estable en 1.700 dólares.

- Estaño: aumento desde 14.065 a 14.300 dólares.

Petróleo: la estabilidad reciente oculta riesgos

Los precios del petróleo permanecieron en niveles bajos, el Brent en torno de  49 dólares, y el WTI en aproximadamente  46 dólares por barril.

Los datos referentes a la producción y al número de torres de perforación sugieren que los EUA podrían volver a reducir la producción, pero este ajuste parece insuficiente dado el excedente del mercado. 

Nuestro escenario considera que el exceso de oferta permanecerá hasta el segundo semestre de 2016, manteniendo la presión bajista en los precios. Las proyecciones para el Brent y el WTI a fines de 2016 continúan en  55 dólares y  50 dólares por barril, respectivamente.

Sin embargo, el escenario y la estabilidad reciente de los precios esconden un amplio abanico de posibilidades para los precios del petróleo, con escenarios plausibles que podrían llevar a los precios a caer a  30 dólares o subir a  90 dólares por barril.

Del lado de los riesgos bajistas, los cuellos de botella de almacenamiento que mencionamos en el informe anterior representan el mejor ejemplo.

Por otro lado, destacamos la situación en Oriente Medio como el principal factor alcista para un posible aumento acentuado de los precios. La región es responsable por el 40% de la producción global de petróleo. Al mismo tiempo, diversos conflictos étnico/religiosos aumentan los riesgos en la región.

Los riesgos ligados a Oriente Medio se vieron agravados por dos cambios recientes:

- Primero, la caída del petróleo causó un deterioro de la situación macroeconómica de los productores. El principal ejemplo es Arabia Saudita, que enfrentará un déficit de 10% del PIB en la cuenta corriente y un déficit fiscal de 20% del PIB si los precios del petróleo permanecen en torno a 50 dólares por barril. Los activos del gobierno son suficientes para hacer frente  apenas a un periodo de entre cuatro a seis años con un déficit de esta magnitud, de modo que se hace necesario un ajuste fiscal. Como la producción de petróleo ya está nacionalizada (no se producen aumentos en la recaudación al  incrementar la tributación del producto), el ajuste pasa por la reducción de los gastos públicos. A su vez, los gastos públicos juegan un papel importante en los conflictos en los países de la región y a la hora de mantener el bien estar social. En resumidas cuentas, no es una decisión fácil para Arabia Saudí.

- Segundo, Rusia está aumentando su intervención en los asuntos geopolíticos. La participación activa en los conflictos por parte de un país exportador neto de petróleo aumenta las chances de intervenciones que podrían afectar la infraestructura de producción y de transporte de petróleo.

Dado el excedente global pequeño en relación a la producción (menos del 2% de la producción global), cualquier problema en la producción de petróleo de la región podría causar una fuerte alza de los precios. Este riesgo podría no estar correctamente incorporado en los precios actuales, dado que la producción de petróleo en Oriente Medio se encuentra en niveles elevados, incluso a pesar de todos los conflictos de la región.

Azúcar: cambio en el mercado

Los contratos internacionales del azúcar continuaron subiendo a lo largo de octubre. El primer vencimiento del contrato futuro de la Bolsa de Nueva York está en 0,15 dólares por libra, muy por encima de la mínima de 0,104 dólares observada a mediados de agosto. Los precios del azúcar mantienen la elevada prima en relación al etanol hidratado en Brasil, favoreciendo un aumento del uso de la caña de azúcar para la producción de azúcar en el período final de la zafra en la región centro sur.

Luego de varios años registrando un exceso de oferta (y acumulación de existencias), la balanza global finalmente pasó a registrar un déficit. A pesar de los niveles de existencias globales elevados, la perspectiva de aumento de la demanda en 2% al año exige que los precios permanezcan elevados para mantener el mercado equilibrado.

Elevamos las proyecciones para los precios internacionales desde 0,114 dólares a 0,149 dólares por libra (media 2016), luego de incorporar el déficit de este año y el hecho de que los precios deberán permanecer elevados para incentivar una producción mayor a futuro.

Granos: La atención se centra ahora en la cosecha de verano del hemisferio sur

Los precios internacionales (primer vencimiento) de maíz, soja y trigo volvieron a retroceder desde fines de septiembre, registrando caídas de 5,4%, 2,9% y 1,2%, respectivamente.

La atención está centrada ahora en el hemisferio sur. La cosecha de maíz y soja en los EUA gozó de condiciones favorables y está prácticamente concluida. Con la excepción de alguna incertidumbre en relación a la cosecha de maíz en el Este Europeo, las atenciones de la oferta se centran ahora en el hemisferio sur, principalmente en Brasil y Argentina.

Si excluimos cualquier tipo de shock en el hemisferio sur, el balance global de los tres commodities permanece relativamente confortable, y los principales riesgos se concentran en el mercado del maíz. Mantenemos las proyecciones a fines de 2016 para el maíz (4,0 dólares por bushel), la soja ( 9,1 dólares por bushel) y el trigo ( 5,3 dólares por bushel).

Café: balance neutro entre factores alcistas y bajistas

Los contratos internacionales de café (primer futuro en Nueva York, tipo arábica) amenazaron con un aumento, pero los precios retornaron a los niveles próximos a 1,20 dólares por libra a fines de octubre, mostrando poca reacción a las depreciaciones de las monedas de los principales países productores.

Nuestra proyección para el café es de  1,28 dólares a fines de 2016, próxima de la curva de futuros. Estos niveles parecen ofrecer un buen equilibrio entre los factores bajistas (condiciones climáticas favorables en Brasil y alza de los precios en moneda local de los principales productores) y alcistas (riesgos de pérdidas en América Central).


 

Artur Manoel Passos

Pedro Schneider



< Volver