Itaú BBA - Reversiones Parciales

Revisión Mensual de Commodities

< Volver

Reversiones Parciales

abril 11, 2014

El Índice de Commodities Itaú (ICI) subió 2,3% desde mediados de marzo

• Las señales de estímulos moderados en China llevó a los commodities metálicos a revertir parte de las caídas registradas hasta el inicio de marzo.

• El posible fin del conflicto en Libia indica que las exportaciones del país repuntarían a futuro, aumentando la oferta potencial de la OPEP, anteriormente restringida debido a sanciones o conflictos.

• La mejora de las condiciones climáticas en las regiones productoras provoca la reversión parcial de las recientes subas de  diversos commodities agrícolas. Maíz y soja seguirán en alza.

El Índice de Commodities Itaú (ICI) subió 2,3% desde mediados de marzo, registrando alzas en los subíndices de metales (+6,1%), agrícolas (+2,1%) y en los commodities asociados al petróleo (+0,7%). Los tres principales factores detrás de los movimientos en los precios fueron: 1) la mejor perspectiva de crecimiento a corto plazo en China, debido a las medidas de estímulo recientemente anunciadas por el gobierno, 2) el acuerdo alcanzado en Libia entre el gobierno y los grupos rebeldes y 3) mejores condiciones climáticas en diversas regiones agrícolas. La mejora de la confianza en relación a China causó la reversión parcial de la caída registrada en los precios de los commodities metálicos en el comienzo de marzo, mientras que las condiciones climáticas favorables provocaron la reversión parcial del alza en los commodities agrícolas. Por último, el acuerdo en Libia indica que las exportaciones de petróleo del país se recuperarían a futuro. Estos resultados ya formaban parte de nuestro escenario, de manera que mantenemos nuestras proyecciones de precios para fin de año. Proyectamos una caída de 3,6% en el ICI en relación a los niveles recientes (-1,9% en la comparación anual).

El precio del petróleo WTI mantiene un desempeño superior al Brent. El petróleo de tipo Brent cayó desde mediados de marzo, en parte debido al acuerdo entre rebeldes y el gobierno libio. Este pacto llevaría a la recuperación de las exportaciones de petróleo de Libia en los próximos meses, aumentando la capacidad de oferta de la OPEP, anteriormente restringida por sanciones o conflictos. Mientras tanto, los precios del petróleo de tipo WTI presentaron una ligera alza, aún bajo el efecto de la reducción en las existencias en la región central de los EUA. Mantenemos nuestras proyecciones para el petróleo de tipo Brent a fines de año (105 dólares por barril) y WTI (101 dólares por barril). Por último, cabe destacar que, a pesar de la relevancia de Rusia en la oferta global de commodities energéticos, la crisis en Ucrania no afectó a los precios de petróleo de tipo Brent, al contrario que los últimos conflictos en Oriente Medio.

Agrícolas: desempeño mixto. Por un lado, los precios internacionales de maíz y soja subieron 4,3% y 6,8% respectivamente, debido a la fuerte demanda y a la revisión a la baja en las proyecciones para la cosecha brasileña de soja. Por otro lado, los precios del trigo, azúcar, algodón y café cayeron luego de las máximas registradas recientemente, neutralizando parte de la suba alcanzada hasta mediados de marzo. La caída puede ser explicada en parte por la mejora de las condiciones climáticas en las regiones productoras. En particular, la normalización de las lluvias en las regiones productoras de Brasil está reduciendo las preocupaciones con las cosechas de caña de azúcar y café. Sin embargo, consideramos que el clima reciente no será suficiente como para compensar las pérdidas causadas por la sequía de enero. Por lo tanto, proyectamos nuevas alzas en los precios de café y azúcar a lo largo del año.

Agrícolas: aumenta la probabilidad de  la llegada de El Niño

Alzas en el maíz y la soja; reversión parcial de las subas en los demás commodities agrícolas. Luego de un período de alzas en los precios internacionales de los principales commodities agrícolas, observamos un desempeño mixto desde mediados de marzo. Mientras que los precios de maíz y soja permanecieron en alza (4,3% y 6,8%, respectivamente), otros commodities agrícolas cayeron luego de las máximas recientes: trigo -4,8%, azúcar -6,3%, café -4,6% y algodón -2,5%. En general, las condiciones climáticas mejoraron en las principales regiones productoras, lo que explica en cierta medida parte de la caída de los precios.

Los precios del azúcar y del café volverían a subir. La normalización de las condiciones climáticas en las regiones productoras de Brasil está reduciendo las preocupaciones asociadas a las cosechas de caña de azúcar y café, lo que llevó a una reciente caída en los precios de ambos commodities. Sin embargo, en nuestra opinión el clima reciente no sería suficiente para compensar las pérdidas causadas por la sequía de enero. La producción en Brasil sería menor que la anticipada actualmente por el mercado y llevaría a déficits en los balances globales de ambos commodities. De este modo, continuamos proyectando alzas en los precios del café y azúcar a futuro, a 2,20 dólares y 19,50 dólares por libra, respectivamente. 

La llegada de El Niño alrededor de octubre representa un riesgo alcista adicional para los precios de azúcar. Según varios institutos de previsión meteorológica, la probabilidad de que se presente el fenómeno El Niño en el 2º semestre está aumentando. Si éste se materializa, habría menos lluvias en Asia y más precipitaciones en el centro sur de Brasil. La producción de azúcar se vería afectada por partida doble: las lluvias por encima de la media estacional en Brasil perjudicarían la cosecha de caña de azúcar, mientras que unos monzones más secos de lo habitual reducirían la productividad de las cosechas 2014/15 en India y Tailandia.

El Niño también podría afectar a los demás commodities agrícolas, dependiendo de la intensidad y del momento en que se presente. En general, el efecto tiende a ser desfavorable para la producción agrícola de Asia y favorable para la de América, pero esto depende del período. Si su auge acurre durante la siembra o la recolección, podría ser perjudicial para la producción incluso en las Américas.

El alza en los precios del maíz y la soja refleja la perspectiva de un balance menos holgado en ambos commodities:

  • La demanda robusta explica parte del desempeño del maíz y la soja. La evolución de las contrataciones para exportaciones de maíz y soja de los EUA muestra exportaciones por encima del escenario actual del Departamento de Agricultura de los EUA (USDA, en la sigla en inglés), lo que sugiere revisiones al alza en los próximos informes mensuales de la entidad. Además, los datos de existencias a 1º de marzo mostraron niveles de existencias por debajo de lo implícito en el escenario del USDA, otra señal de que la demanda total (externa + doméstica) está por encima de las estimaciones actuales.
  • Las expectativas para la cosecha brasileña de soja siguen cayendo. Las proyecciones para la cosecha de Brasil, que oscilaban entre 85 y 95 millones de toneladas hasta mediados de enero, se encuentran ahora entre 82 y 88 millones de toneladas. La revisión a la baja ya aparece documentada por los órganos relacionados al gobierno: la CONAB revisó la proyección de 90 a 85,4 millones de toneladas y el USDA la redujo de 90 a 88,5.

A pesar de los factores alcistas a corto plazo, mantenemos las proyecciones para el maíz y la soja a fin de año. A partir del cuarto trimestre, los factores de corto plazo pierden fuerza y los precios pasan a depender de la próxima cosecha en el hemisferio norte. De momento, proyectamos una cosecha con productividad dentro de la tendencia de largo plazo, y algún desplazamiento de área sembrada de maíz para soja en los EUA. Por lo tanto, mantenemos las proyecciones a fin de año para el maíz y la soja, que continúan en 5,0 dólares y 12,2  dólares por bushel, respectivamente.

Artur Manoel Passos


Proyecciones:

* El Índice de Commodities Itaú es un índice propietario compuesto por los precios de los commodities, medidas en dólares y transados en las bolsas internacionales que son relevantes para la producción mundial. El índice está formado por los subíndices de Metales, Energía y Agrícolas.

**El ICI-Inflación es un índice propietario compuesto por los precios de los commodities, medidas en dólares y transaccionadas en las bolsas internacionales que son relevantes para la inflación en Brasil (IPCA). El índice está formado por los subíndices de Alimentación, Industrial y Energía.



< Volver