Itaú BBA - Proyectamos precios más elevados para el petróleo y menores para el mineral de hierro

Revisión Mensual de Commodities

< Volver

Proyectamos precios más elevados para el petróleo y menores para el mineral de hierro

marzo 14, 2016

Redujimos las proyecciones para los precios del maíz y del trigo.

• Los precios del mineral de hierro subieron desde 40 dólares  a  60 dólares por tonelada, pero los fundamentos del sector continúan siendo bajistas, y nuestro escenario es de una caída a 42 dólares  antes del 3T16. 

• Redujimos las proyecciones para los precios del maíz y del trigo, luego de incorporar niveles de existencias elevados y la perspectiva de un área sembrada estable en la próxima cosecha. 

• Proyectamos un repunte de los precios del petróleo a 55 dólares por barril a fines del año, a medida que el mercado encuentra un nuevo equilibrio en el segundo semestre. La recuperación podría ser parcialmente repasada a los precios de los metales básicos (a través de costos de refinado y transporte).

El Índice de Commodities Itaú (ICI) subió 6,9% desde fines de enero, influido por un aumento en los precios de los metales (18%) y del petróleo (9,2%). Los precios agrícolas retrocedieron 1,2% en el mismo período.

El alza acumulada por los metales en lo que va de año (17,6%) está en línea con la mejora en el sentimiento de los inversores y con la recomposición de las existencias de mineral de hierro en China. Este último es un impulso transitorio. El sentimiento de los inversores mejoró a medida que se disipaban los temores de una recesión global.

Los precios del petróleo avanzaron a 40 dólares/barril, a pesar del exceso de oferta a corto plazo. A nuestro entender, esta resiliencia fue causada por las noticias relacionadas a una posible coordinación entre Rusia y Arabia Saudita (dudamos que conduzca a un recorte real de la oferta), y las señales de reducción de la meta de producción por parte de varias empresas; lo cual refuerza nuestro escenario de que la menor oferta de los EUA compensaría el aumento de las exportaciones de Irán, equilibrando el mercado global a mediados de 2016.

Esperamos que los precios del petróleo suban a 55 dólares/barril (Brent) a fines de 2016. Esta recuperación podría potenciar los precios de los metales a través de un incremento en los costos de refinado y transporte.

Por otro lado, esperamos una caída de los precios del mineral de hierro a futuro, eliminando los recientes aumentos. Los precios subieron desde 37 dólares por tonelada, a mediados de enero, a  60 dólares, recientemente, impulsados por factores tanto macro como microeconómicos. No obstante, proyectamos un aumento del excedente global en 2016, mientras que la oferta global permanece estable (la mayor producción en Australia compensa los recortes en capacidad debido a cuestiones ambientales en China) mientras que se produce una contracción en la demanda global. Por lo tanto, mantenemos nuestra proyección para los precios del mineral de hierro en  42 dólares/tonelada a fines de 2016, lo que representa una caída de casi 20% en relación a los niveles actuales.

Reducción en las proyecciones para los precios del maíz y del trigo. Los precios agrícolas cayeron ligeramente en febrero, debido a las condiciones climáticas favorables en las regiones productoras y a las señales de que los productores de los EUA no reducirán el área sembrada el próximo año. Redujimos las proyecciones para los precios del maíz y del trigo en cerca de 5%, ya que reconocemos una combinación de niveles elevados de existencias remanentes y un  aumento de oferta en el próximo año.

Nuestro escenario a fines de 2016 (precios más elevados para el petróleo, cotización menor del mineral de hierro, y pequeños aumentos en los precios agrícolas y de los metales) deriva en un alza de 10,7% en el Índice de Commodities Itaú (ICI), en relación a los niveles actuales. 

Petróleo: fin del exceso de oferta en 2016, incluso sin una reacción de la OPEP

Los precios del petróleo subieron a  40 dólares/barril, a pesar del exceso de oferta a corto plazo. El exceso de oferta queda reflejado en la variación semanal de existencias del Departamento de Energía de los EUA. Creemos que esta resistencia haya  sido fruto de la combinación de noticias relacionadas a acuerdos entre la OPEP y Rusia y de las señales de reducción en la producción por parte de varias empresas a lo largo de 2016.

El ajuste no vendrá de la coordinación entre  la OPEP y Rusia. Arabia Saudita y Rusia alcanzaron un acuerdo para congelar la producción en los niveles de enero, y tanto Qatar como Venezuela se comprometieron también a cumplir esta resolución. El acuerdo se materializaría y reduce el riesgo de nuevos aumentos de producción por parte de estos países, pero no impediría que otros países incrementaran su producción (Irán e Irak). Los conflictos entre Arabia Saudita e Irán dificultan todavía más un acuerdo más amplio.

El ajuste está produciéndose en el resto del mundo, principalmente en los EUA. La oferta global de petróleo está ajustándose, y los principales motivos que desencadenaron en un exceso de oferta están siendo corregidos. En particular, la inversión en shale oil  en los EUA se desplomó, y la producción onshore ya ha caído desde 8,24 millones de barriles (mbd), en mayo de 2015, a 7,63 mbd, en diciembre de 2015.

Proyectamos una recuperación parcial de los precios en 2016, a raíz del fin del exceso de oferta en el mercado a mediados de 2016. De acuerdo a nuestras estimaciones, el balance global pasará de un excedente desestacionalizado de 2,2 mbd, en el 4T15, a un déficit de 0,2 mbd, en el 3T16 –, incluso sin una reacción coordinada de la OPEP.

Esta transición se produciría ya que la caída en la producción de los EUA compensaría el aumento de las exportaciones de Irán luego del levantamiento de las sanciones, sin shocks relevantes en la demanda o en el resto de la oferta. Proyectamos: (i) que la demanda seguirá una trayectoria consistente con el crecimiento global y con la caída de los precios de los últimos dos años; (ii) que el resto de los países miembros de la OPEP mantendrá la producción actual; y (iii) que el resto de productores mundiales continuará en la  tendencia de los últimos anos, ya que la producción todavía no reacciona a la reducción de los precios (y de las inversiones).

Proyectamos el precio del petróleo tipo Brent en 55 dólares por barril a fines de 2016. 

Agrícolas: a la espera de la próxima cosecha en el hemisferio norte

Los precios internacionales (primer vencimiento) del maíz y del trigo han caído desde fines de enero, mientras que el precio de la soja ha permanecido relativamente estable.

Las previsiones climáticas indican que el segundo trimestre estará marcado por un fenómeno El Niño cada vez más débil. En Brasil, esto es favorable para la producción de la cosecha de invierno de maíz, pero puede dificultar el inicio de la molienda de caña de azúcar. Para el resto del año, aún no hay señales claras.

Las atenciones pasan a centrarse ahora en la cosecha 16/17. En conjunto, la perspectiva para el maíz, la soja y el trigo continúa siendo de una transición para la cosecha 16/17 con un volumen elevado de existencias remanentes.

Sin señales de reacción de los productores de los EUA a los precios bajos. El mercado empieza a anticipar las cifras del informe de intención de siembra que serán divulgadas a fines de marzo. Por el momento, no se espera  una reducción de área sembrada, a pesar de que los precios se encuentran por debajo del costo total de producción. Esto se debe  a que la parcela del costo relativa a la remuneración “justa” de la tierra no afecta a la decisión de sembrar o no.

La migración de área sembrada de maíz a soja sería menor en la cosecha 16/17 de los EUA. La razón entre los contratos de soja y maíz para la próxima cosecha es menos favorable para la soja que en la media de los últimos tres años (véase gráfico).

Redujimos las proyecciones para el maíz, desde 4,0 dólares a  3,75 dólares por bushel, a fines de 2016, luego de incorporar la expectativa de oferta sólida el próximo año. Redujimos también la proyección para el trigo, desde  5,3 dólares a  5,15 dólares, para mantener la consistencia con el nuevo escenario para el maíz.

Proyectamos los precios de la soja en 8,8 dólares por bushel, al fin de 2016.


 

Artur Manoel Pasos 

Ivan Lasaro


 



< Volver