Itaú BBA - Petróleo: ¿Dónde está el fondo?

Revisión Mensual de Commodities

< Volver

Petróleo: ¿Dónde está el fondo?

enero 16, 2015

El Índice de Commodities Itaú (ICI) retrocedió 16,2% desde fines de noviembre

• Creemos que el ajuste del mercado del petróleo llevará algunos meses, de modo que redujimos nuestra proyección de precios para el primer semestre desde 70,0 dólares hasta 52,5 dólares por barril. Mantenemos la proyección para el fin de año en 70,0 dólares.

• Los bajos precios del petróleo están afectando a otros commodities a través de la deflación de costos, el aumento en la aversión al riesgo y la substitución (de etanol o gas natural). Redujimos las proyecciones para los metales básicos al incorporar una recuperación más lenta del petróleo. 

El Índice de Commodities Itaú (ICI) retrocedió 16,2% desde fines de noviembre, una vez más afectado por los precios del petróleo. El desglose por componente ilustra este impacto: el ICI-agrícola registró una ligera caída de 1,9%, el ICI-metales un descenso de 7,6% y el ICI-energía una pérdida de 32,2% en el mismo período.

La caída del petróleo está afectando a otros commodities, en particular a los metales básicos, a través de tres canales:

  1. La caída en los precios de la energía se traduce en costos de producción y transporte de los commodities más bajos.
  2. A pesar que la caída de los precios del petróleo aumentará el crecimiento global, la caída acentuada genera pérdidas para los países productores, las empresas del sector y los bancos expuestos a estos agentes. Estas pérdidas aumentan los riesgos de considerables eventos de crédito, lo cual incrementa la aversión al riesgo de los inversores, afectando a su vez a los demás commodities.
  3. El etanol pierde competitividad en relación a la gasolina en los EUA, lo que podría reducir la demanda de maíz para la producción de etanol en los EUA (la cual estaba por encima de la cota mínima establecida por el gobierno).

Todavía creemos que la cotización del petróleo (Brent) en 70,0 dólares por barril equilibraría la balanza entre oferta y demanda, pero el ajuste podría llevar algunos meses y los precios podrían permanecer bajos hasta entonces. De este modo, estamos reduciendo la previsión para los precios en el primer semestre de 2015 a 52,5 dólares (70,0 dólares anteriormente). Esperamos una recuperación de los precios en el segundo semestre, alcanzando los 70,0 dólares antes del fin de año.

Redujimos nuestra proyección para el ICI a fines de 2015 en 1,2 puntos porcentuales, y la media del año en 6,8 puntos porcentuales. Además de la revisión en el precio medio del petróleo, redujimos las proyecciones para los metales básicos y el azúcar. El nuevo escenario considera un alza de 17,3% antes de fines de año. Proyectamos una suba de 3,4% en el índice en 2016.

Petróleo: demora la reacción a los precios bajos 

Los precios del petróleo de tipo Brent se desplomaron a 48,0 dólares por barril y ya registran una caída de 55% en relación al equilibrio anterior (en 110,0 dólares). Los precios del petróleo WTI acompañaron este movimiento, cayendo a 45,0 dólares por barril en el mismo período.

Sin reacción a los precios bajos por parte de la oferta y la demanda. La oferta de la Organización de los Países Productores de Petróleo (OPEP) permaneció prácticamente estable, sin una reacción relevante a los precios bajos. Las estimaciones más recientes sugieren que la caída en la producción de Libia fue compensada por otros países del cartel. En los EUA, los datos semanales de la demanda implícita por gasolina y demás derivados todavía no muestran un alza relevante, y la producción de petróleo continúa en aumento.

Metales: bajo el efecto del petróleo

Los metales básicos han retrocedido desde mediados de noviembre, un movimiento que puede ser atribuido al fortalecimiento del dólar en relación a las otras monedas y a los demás motivos que han llevado a la caída del petróleo.

Revisamos las proyecciones para los metales básicos, en particular para el aluminio y el cobre, teniendo en cuenta un escenario de recuperación más lento del petróleo y una apreciación mayor del dólar. Redujimos las proyecciones de precios para el aluminio desde 2.050 dólares por tonelada hasta 1.860 dólares por tonelada, y para el cobre desde 6.500 dólares por tonelada hasta 6.100 dólares por tonelada a fines de 2015.

El mineral de hierro se estabiliza en 70 dólares por tonelada. Luego de numerosas caídas a lo largo de 2014, los precios se mantienen prácticamente estables desde mediados de noviembre, poco afectados por los movimientos del tipo de cambio y los demás efectos de la caída del precio del petróleo y por la perspectiva de una política monetaria divergente entre los EUA y los demás países desarrollados. Mantenemos la proyección de 70,0 dólares por tonelada para los próximos dos años.

Agrícolas: clima desfavorable en Brasil 

El informe mensual del Departamento de Agricultura de los EUA (USDA) de enero[1] no confirmó las expectativas de parte del mercado de una reducción en el área recolectada en los EUA en la cosecha 2014/2015. La estimación final de la cosecha norteamericana de soja quedó en 108,1 millones de toneladas, llevando a un excedente sin precedentes en el balance entre oferta y demanda. En lo que respecta al maíz, se produjo una inesperada reducción de la productividad, que llevó a una reducción en la cosecha final, totalizando 361,1 millones de toneladas. Incluso con la caída en la cosecha de maíz, el informe consolida la perspectiva de fuertes excedentes en los EUA.

A pesar de la consolidación de excedentes en los EUA, el clima seco en Brasil durante el mes de enero está impidiendo una caída más acentuada de los precios internacionales de maíz y soja. Las condiciones climáticas desfavorables en Brasil también generan riesgos para las cosechas de caña de azúcar y café, pero el efecto negativo podría ser compensado por la normalización del clima en los próximos meses.

Mantenemos nuestras proyecciones a fines de 2015 para el maíz, la soja y el trigo en 3,4, 10,0 y 5,4 dólares por bushel, respectivamente.

Los precios del azúcar continúan en un nivel bajo, con los contratos futuros en Nueva York operando por debajo de 0,15 dólares por libra. Las entregas inesperadas a fines de año y la depreciación de las monedas de los principales países productores ayudan a explicar esta debilidad.

Redujimos las proyecciones para los precios del azúcar desde 0,18 dólares hasta 0,17 dólares por libra a fin de 2015, considerando un dólar más fuerte y un efecto más intenso sobre los precios del elevado nivel de existencias.


 

Artur Manoel Passos


 

[1] Informe mensual para el balance entre oferta y demanda de los principales commodities agrícolas (WASDE, en la sigla en inglés).

 



< Volver