Itaú BBA - Menor superávit para los granos, mayor riesgo geopolítico

Revisión Mensual de Commodities

< Volver

Menor superávit para los granos, mayor riesgo geopolítico

septiembre 9, 2013

El precio de las commodities sube en agosto.

•    Revisamos al alza las proyecciones de fin de año para la soja (de 12,5 dólares a 13,2 dólares por bushel), debido al clima menos favorable desde mediados de agosto. 

•    La intensificación del conflicto en Siria provoca alzas en los precios del petróleo. Esperamos que el impacto sea temporario, y proyectamos los precios del petróleo Brent en 110,0 dólares por barril a fin de año.

•    ICI-Inflación: nuestro índice de commodities, creado para calcular el impacto de los precios internacionales sobre la inflación en Brasil, sugiere el fin de la contribución deflacionista de las commodities.

El precio de las commodities sube en agosto.  El Índice de Commodities Itaú (ICI) subió 2,4% desde el inicio de agosto, impulsado por: (i) las perspectivas de revisión en las proyecciones de la cosecha en los EUA, (ii) el aumento del riesgo geopolítico debido al clima de tensión en Siria y (iii) los indicadores económicos mejores de lo esperado llegados de  China. Analizando el desglose del ICI, hubo un aumento en todos los subíndices: agrícola (1,7%), metales básicos (2,7%) y energía (4,0%). 

Sube la proyección para los precios de soja debido a la menor área sembrada y al clima menos favorable en los EUA. Los estudios de campo realizados en los EUA a mediados de agosto sugieren que las actuales estimaciones oficiales para los cultivos de maíz y soja podrían ser revisadas a la baja, en línea con nuestro escenario base. Además, las condiciones climáticas desfavorables en las principales regiones productoras (Cinturón del Maíz) desde mitad de agosto podrían poner todavía más en peligro la productividad de la cosecha. Estamos elevando nuestras proyecciones para el precio de la soja a fin de año de 12,5 dólares por bushel a 13,2 dólares por bushel, debido a las condiciones recientes, pero la incertidumbre climática permanece y continuaría afectando las proyecciones de productividad a lo largo de septiembre. Para el maíz, los precios se verían menos afectados, ya que las proyecciones para el balance global aún apuntan a un fuerte superávit en la cosecha actual.

Esperamos que los precios de los metales sufran caídas en relación a los niveles actuales. Desde el fin de julio, el ICI Metales subió 2,7%, impulsado por un ciclo de acumulación de existencias y por los indicadores económicos mejores de lo esperado en China. Sin embargo, continuamos creyendo que los fundamentos globales son consistentes con precios más bajos para los metales. Nuestro escenario se mantiene inalterado, con caídas de 9,7% en 2013 y 7,0% en 2014 en la comparación anual. Las previsiones para 2013 consideran que los precios caerían en relación a los niveles actuales, debido al fin del ciclo de acumulación de existencias en China y a los indicadores económicos que muestran una estabilización, y no una aceleración, del crecimiento del país en el segundo semestre .

El aumento del riesgo geopolítico eleva los precios de energía. Los precios de energía subieron 4,0% desde el fin de julio, impulsados por el aumento en el riesgo geopolítico. Esta suba se produjo luego de la sospecha de uso de armas químicas por parte del gobierno sirio, lo que podría provocar una respuesta por parte de los países occidentales. Aunque Siria no es un importante productor de petróleo (cerca de 300 mil barriles de petróleo por día), el hecho de que el gobierno sirio cuente con el apoyo de Rusia y de Irán podría hacer que las consecuencias se extendieran a otros países de Oriente Medio. Hasta que las próximas acciones de los países occidentales (así como la reacción de Rusia e Irán) no queden claras, el riesgo geopolítico continuaría manteniendo los precios del petróleo por encima de los fundamentos. Por tanto, nuestro escenario base es que los efectos del conflicto sobre los precios sería temporario. De manera que mantuvimos inalteradas nuestras previsiones para el ICI-energía: una suba de 6,6% en 2013 y una caída de 0,8% en 2014 en la comparación anual.

ICI-Inflación: nuestro índice de commodities sugiere el fin de la contribución deflacionista de los precios internacionales de las commodities. Para capturar los efectos de los shocks de precios internacionales de commodities sobre la inflación de Brasil, el ICI-Inflación toma en cuenta los precios de las commodities internacionales ponderados en base a su relevancia en el IPCA. El índice apunta a que la contribución deflacionista de las commodities en los precios internos llegó a su fin. Luego de una caída de 10,8% desde el inicio del año, proyectamos un aumento de 1,5% hasta el fin de 2013, impulsado, principalmente, por las commodities agrícolas.

Granos: superávit menor

Perspectiva de cosecha menor en los EUA. Dos factores redujeron las perspectivas de la cosecha en los EUA. Primero, estudios de campo en agosto sugieren que el área cosechada y la productividad estarían por debajo de lo proyectado en el actual escenario del Departamento de Agricultura de los EUA (USDA, en la sigla en inglés), reforzando nuestra opinión de que el USDA revisaría a la baja las proyecciones de la cosecha americana de maíz y soja en los próximos dos informes mensuales. Además, las condiciones climáticas en agosto fueron desfavorables a la producción, con una combinación de tiempo seco y temperaturas por encima de la media del período en las principales regiones productoras de los EUA. Esto produjo una fuerte suba de los precios de soja, influyendo también los precios del maíz y del trigo.

Las diferencias en el ciclo de siembra y un balance más ajustado explican el mayor impacto en la soja que en el maíz. El ciclo de siembra de la soja ocurre semanas después del maíz, lo que hace que el impacto de un clima menos favorable en el periodo actual sea más intenso en la oleaginosa. Además, la perspectiva de un balance global más holgado para el maíz es mayor, de modo que hay más espacio para el mantenimiento del escenario de superávit si las perspectivas de cosecha proyectada son reducidas.

Las proyecciones para los precios de soja son revisadas al alza, los precios de maíz y trigo se mantienen. Estamos revisando al alza las proyecciones para los precios de soja a fin de 2013, de 12,5 dólares a 13,2 dólares por bushel, reflejando el efecto de las condiciones climáticas recientes sobre la cosecha americana. Las proyecciones de maíz y trigo se mantienen en 5,5 dólares y 6,8 dólares por bushel, respectivamente. Mantuvimos las proyecciones de maíz y trigo porque nuestro escenario ya consideraba una revisión a la baja en las estimaciones de la USDA para la cosecha de maíz.

Petróleo: el riesgo geopolítico vuelve a afectar a los precios

Los precios suben, influenciados por el riesgo de agravamiento del conflicto en Siria. Los precios del petróleo de tipo Brent (1º vencimiento) oscilaron entre 106,0 dólares y 110,0 dólares por barril a principios de agosto, niveles próximos a los fundamentos actuales en nuestra visión. Sin embargo, las sospechas de utilización de armas químicas por parte del gobierno de Siria contra la población civil aumentó los riesgos geopolíticos asociados al Oriente Medio, llevando los precios a un nivel entre 114,0 dólares y 117,0 dólares por barril. Los precios del petróleo en los Estados Unidos (tipo WTI) también se vieron afectados, aunque en menor intensidad: la suba en los precios de 1,0 a 2,0 dólares por barril podría estar asociada al aumento del riesgo.

Siria: escalada de la violencia, rebeldes diseminados y el posible uso de armas químicas. Los conflictos en el país se iniciaron durante la Primavera Árabe, y la violencia se viene intensificando desde entonces, marcada por la baja cohesión entre los diversos grupos rebeldes – hay desde grupos asociados a Al Qaeda hasta separatistas kurdos. Las recientes señales de los EUA a respecto del conflicto, indican que el uso de armas químicas por parte del gobierno sirio desencadenaría algún tipo de intervención militar. Debido a las sospechas de uso de armas químicas por parte del gobierno sirio a mediados de agosto, aumentaron las chances de una acción militar por parte de las potencias occidentales. Siria no es un importante productor de petróleo (cerca de 300 mil barriles de petróleo por día), pero el riesgo es de que el conflicto se extienda a otros países de Oriente Medio, considerando los intereses de Rusia, Arabia Saudita, Israel y Irán.

La situación es más compleja que en Libia. En ambos casos, se produjo una escalada de la violencia. En Libia, esta escalada provocó una acción militar por parte de la OTAN, con la aprobación del Consejo de Seguridad de la ONU. Sin embargo,  Siria cuenta con el apoyo de Rusia (miembro permanente del Consejo de Seguridad, con derecho a veto) y de Irán, mientras que Libia no contaba con apoyo relevante. Además, el grupo de rebeldes en Siria está más fragmentado que en Libia, dificultando el apoyo indirecto.

Escenario básico: fin del efecto geopolítico sobre los precios antes de finales de año y mantenimiento de las proyecciones. La incertidumbre en Oriente Medio continuaría afectando los precios de petróleo (y de metales preciosos) a corto plazo, pero estamos considerando en nuestro escenario básico que el efecto sobre los precios no durará hasta el fin de año. De manera que, mantenemos las proyecciones de precios para el fin de año: 110,0 dólares por barril para el Brent, y 105,0 dólares para el WTI.

ICI-Inflación: el índice sugiere el fin de la contribución deflacionista de las commodities

El indicador incorpora shocks de precios internacionales de commodities sobre la inflación de Brasil. Para capturar el impacto de los precios internacionales de commodities sobre la inflación brasileña, medida por el Índice de Precios al Consumidor Amplio (IPCA), consideramos los precios internacionales de veinte commodities (en dólares, primera caducidad de contratos futuros) ponderados con base a su relevancia para la inflación. Conjuntamente, estas commodities explican cerca del 60% de la variación de precios libres del IPCA y fueron divididas en tres grupos:

  • Alimentación: azúcar, trigo, maíz, ganado vivo, soja, café y cacao;
  • Industrial: mineral de hierro, cobre, aluminio, algodón, níquel, oro, plomo, estaño y zinc;
  • Energía: petróleo y gas natural.

Alimentación: mayor relevancia en el IPCA. De acuerdo con el nuevo índice, los precios de las commodities relacionadas a la alimentación representan aproximadamente 50% del índice general, siendo el trigo, el azúcar y el maíz los productos más relevantes. A su vez, los subíndices industrial y de energía representan 21% y 26%, respectivamente.

Proyectamos un alza en el ICI-Inflación a partir de septiembre. Luego de la caída de 10,8% en el ICI-Inflación desde el inicio del año - influenciada principalmente por las condiciones climáticas favorables en el Hemisferio Norte en el primer semestre y por la caída de los precios de los metales básicos - la expectativa para los próximos meses es de un aumento de 1,3% hasta fin de 2013. Este aumento estaría impulsado principalmente por el subíndice de Alimentación, donde proyectamos una suba de 4,5%, resultado de la incorporación a los precios de una cosecha menor en los EUA.

Artur Manoel Passos

Verena Paiva


 

Proyecciones

* El Índice de Commodities Itaú es un índice propietario compuesto por los precios de las commodities, medidas en dólares y transaccionadas en las bolsas internacionales que son relevantes para la producción mundial. El índice está formado por los subíndices de Metales, Energía y Agrícolas.

**El ICI-Inflación es un índice propietario compuesto por los precios de las commodities, medidas en dólares y transaccionadas en las bolsas internacionales que son relevantes para la inflación no Brasil (IPCA). El índice está formado por los subíndices de Alimentación, Industrial y Energía


 



< Volver