Itaú BBA - Las proyecciones suben debido al riesgo geopolítico

Revisión Mensual de Commodities

< Volver

Las proyecciones suben debido al riesgo geopolítico

mayo 9, 2014

El Índice de Commodities Itaú (ICI) subió 1,0% desde el comienzo de abril

• Revisamos al alza las proyecciones para los subíndices de metales y energía, considerando que la situación en Ucrania continuaría afectando a los precios hasta 2015.

• El retraso en la siembra de maíz en los EUA deteriora la balanza de riesgos de los granos.

• La desaceleración del crecimiento y las reglas más estrictas en China están provocando la caída de los precios del mineral de hierro.

El Índice de Commodities Itaú (ICI) subió 1,0% desde el comienzo de abril, influido por alzas en los precios de los commodities agrícolas, los metales básicos y el gas natural. Mientras tanto, los precios del petróleo se estabilizaron y el mineral de hierro retomó su tendencia descendiente. Además de la fuerte demanda y de los problemas climáticos analizados en los últimos meses, las alzas en los precios agrícolas podrían ser atribuidas al retraso en la siembra de maíz en los EUA (debido al clima desfavorable). Los temores con la situación en Ucrania se han reavivado y están afectando a los precios de los granos, el níquel y el gas natural.

Divergencia en el desempeño de los diferentes tipos de commodities en 2014. El desglose por tipo de commodity (agrícolas, metales, relacionadas a petróleo/energía) muestra una divergencia en el desempeño acumulado en 2014 (medido por nuestros subíndices de commodities). Los commodities agrícolas subieron 18,2% en el año, debido a (1) pérdidas de producción derivadas del clima; (2) fuerte demanda, en particular por maíz y soja; y (3) precios bajos observados a fines de 2013. El agregado de precios de commodities relacionados al petróleo se mantiene prácticamente estable (caída acumulada de 0,6%), con alza en los precios del gas natural y del WTI, y caída en la cotización del petróleo de tipo Brent. Por último, los precios de los metales cayeron 12,1% en el mismo período. La caída del mineral de hierro (discutida abajo) es responsable en gran parte del desempeño del subíndice de metales.

Revisamos al alza nuestras proyecciones de fin de año para los subíndices de metales y energía, considerando que el temor de sanciones comerciales contra Rusia continuará añadiendo un factor de “riesgo geopolítico” a los precios hasta 2015. Ahora proyectamos caídas en los ICI-metales y ICI-energía de 11,8% y 2,3% en la comparación anual, respectivamente (anteriormente: -12,4% y -3,2%, respectivamente). El retraso en la siembra de maíz en los EUA deteriora la balanza de riesgos de los commodities agrícolas. Por lo tanto, mantenemos el escenario base de que la productividad de la próxima cosecha estará en línea con la tendencia de largo plazo. De esta manera mantenemos nuestras proyecciones de fin de año para el ICI-agrícola (alza de 9,5% en la comparación anual). Los ajustes en los metales y energía llevan a una caída del ICI de 1,4% en la comparación anual en lugar de una caída de 1,9% proyectada anteriormente.

La desaceleración del crecimiento y las reglas más estrictas en China están llevando a la caída de los precios del mineral de hierro. El mineral de hierro acumula un descenso de 21,0% en el año, a 105,0 dólares por tonelada, (-8,1% desde mediados de abril). La desaceleración del crecimiento en China está en línea con una ralentización en la producción de acero en el país, llevando a una desaceleración equivalente en la demanda por mineral de hierro. Además, existen rumores de que las autoridades chinas están ajustando las reglas con el objetivo de evitar que las importaciones de hierro sean usadas únicamente como aval para obtener créditos. Por último, los precios actuales se encuentran por encima de los costos de producción de los principales exportadores, lo que incentiva el aumento de la producción a medio plazo. En resumen, la caída es consistente con los fundamentos y proyectamos un declive adicional a lo largo de 2014 a 101,0 dólares por tonelada.

Agrícolas: probabilidad mayor de El Niño

Los precios del maíz retrocedieron luego de los picos alcanzados debido a la posible ventana de siembra en los EUA. Los contratos futuros de maíz (vencimiento en julio de 2014) cayeron 4,5% en relación a los máximos recientes. La caída está motivada por las previsiones de fin de las lluvias en las regiones productoras de los EUA, lo que permitiría una reducción en el retraso de la siembra. A pesar del retraso ya acumulado, mantenemos la proyección de precios para el fin de año en 5,0 dólares por bushel. La razón fundamental es que la demora perjudica la balanza de riesgos, pero no altera el escenario base de productividad en línea con la tendencia de largo plazo. Un ejemplo de siembra atrasada que evoluciona favorablemente es la actual cosecha de inverno de Brasil. A pesar del retraso, las condiciones climáticas están siendo propicias y hasta ahora el desarrollo del cultivo superó las expectativas.

Los precios de la soja se mantienen en nivel elevado, reflejando el balance ajustado en los EUA hasta la próxima cosecha. Los datos recientes refuerzan la perspectiva de transición ajustada para el próximo año con niveles de existencias muy bajos. En primer lugar, el prensado de soja en los EUA continúa intenso. En segundo, el nivel de cancelaciones neto de las contrataciones de exportación viene siendo insignificante en relación a la diferencia entre las contrataciones y el escenario actual del USDA. Por último, un posible retraso en la siembra aplazaría también la disponibilidad de la próxima cosecha, agravando el ajuste en la transición. 

Los precios del azúcar y café deben volver a subir. La normalización de las condiciones climáticas en las regiones productoras de Brasil está mitigando las preocupaciones con las cosechas de caña de azúcar y café, lo que llevó a la reciente caída en los precios de ambos commodities. En particular, el tiempo seco está ayudando a la recolección de caña de azúcar en la región centro sur del país. Sin embargo, consideramos que el clima reciente no será suficiente para compensar las pérdidas causadas por la sequía de enero. La producción en Brasil sería menor que lo anticipado actualmente por el mercado y llevaría a déficits en los balances globales de ambos commodities. De este modo, continuamos proyectando alzas en los precios del café y azúcar a futuro, a 2,20 dólares y 0,1950 dólares por libra, respectivamente.

Aumenta la probabilidad de El Niño; riesgo alcista adicional para los precios de azúcar. De acuerdo con la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, en la sigla en inglés) la probabilidad de que El Niño comience alrededor de junio es superior al 50%. Si este supuesto se materializa, habría menos lluvias en Asia y más precipitaciones en el centro sur de Brasil. La producción de azúcar se vería afectada por partida doble: las lluvias por encima de la media estacional en Brasil afectarían a la cosecha de caña de azúcar, mientras que unos monzones más secos de lo habitual reducirían la productividad de las cosechas 2014/2015 en India y Tailandia. El saldo sería una presión alcista adicional en los precios internacionales de azúcar.

El Niño también podría afectar a los demás commodities agrícolas, dependiendo de la intensidad y del momento en que se presente. En general, El Niño tiende a ser desfavorable para la producción agrícola de Asia y favorable para la de América, pero esto depende del período. Si su período de auge ocurre durante la siembra o la recolección, sus efectos podrían perjudicar la producción incluso en las Américas.

Artur Manoel Passos



< Volver