Itaú BBA - La demanda de metales básicos se recupera

Revisión Mensual de Commodities

< Volver

La demanda de metales básicos se recupera

enero 8, 2013

La expectativa de una cosecha abundante en América del Sur reduce los precios de los granos.

La expectativa de una cosecha abundante en América del Sur reduce los precios de los granos.

A pesar de la caída del precio de los granos y de la energía, la suba del precio de los metales básicos generó un aumento mensual de 0,4% en el Índice de Commodities Itaú (ICI). Este aumento del índice fue bastante menor de lo que esperábamos (4,0%), siendo que la mayor sorpresa vino de los precios de los granos. Reflejando la sorpresa de los precios en diciembre, ahora prevemos un avance anual de 0,8% del ICI en 2013 (anteriormente -4,1%). La revisión se debe principalmente a efectos de base de comparación.

Los precios de los granos registraron en diciembre el cuarto mes consecutivo de caída, con una baja de 0,9% en relación a la media de noviembre, influidos por la expectativa de una cosecha abundante en América del Sur y por la cancelación de contratos de soja por parte de China. Esperábamos que los precios se recuperasen hasta marzo, debido a los bajísimos niveles de inventarios de maíz y soja. Sin embargo, las grandes regiones consumidoras parecen estar aplazando sus importaciones, lo que llevaría a precios más bajos de lo que anticipábamos a lo largo de 1T13. Prevemos una caída anual de 1,0% para el subíndice de precios agrícolas del ICI en 2013, después de una suba de 5,6% el año pasado.

Los precios de los métales básicos mantuvieron la tendencia alcista iniciada a mediados de noviembre, con un avance medio en diciembre de 6,4% en relación al mes anterior. La recuperación está impulsada por la ola de indicadores económicos sólidos que vienen de China. Teniendo en cuenta una mejor perspectiva para la economía china, subimos nuestras previsiones para el final de 2013. Esperamos un alza anual de 5,1% para el subíndice de metales del ICI en 2013, después de un aumento de 8,1% el año pasado y una caída de 17,3% en 2011.

Los precios promedio de la energía estuvieron 1,1% por debajo de la media de noviembre, influidos por la menor  preocupación con el programa nuclear de Irán y por los riesgos para el crecimiento derivados de la proximidad del abismo fiscal en los EUA. Bajamos nuestra proyección para el precio del barril de petróleo de tipo Brent al final de 2013 de 115 dólares a 110 dólares. Esperamos una suba de 2,7% para el subíndice de energía del ICI en 2013, después de una suba de 1,7% el año pasado y una caída de 22,2% en 2011.

Clima: Continúa la perspectiva favorable para la cosecha brasileña, pero los riesgos persisten

En diciembre, las condiciones climáticas permanecieron favorables para la producción agrícola en Brasil. Lo más destacado fueron las lluvias superiores al promedio histórico en San Pablo y la Región Sur (Rio Grande del Sur, Santa Catarina y Paraná). En el Centro-Oeste, las lluvias por debajo de la media no llegaron a afectar la humedad del suelo, que sigue siendo la adecuada. Ambas regiones son las principales productoras de granos de Brasil, y la evolución reciente de los cultivos de maíz y de soja es consistente con las estimaciones actuales de producción, que están bastante por encima de la última cosecha.

Un buen año de cosecha depende de condiciones agrícolas favorables durante enero. La concentración de la siembra en un período corto de tiempo conlleva riesgos, ya que un mayor porcentaje de la cosecha puede verse afectada por un clima adverso durante un determinado período. Sin embargo, las condiciones neutras en el Océano Pacífico (sin El Niño y sin La Niña) y la posibilidad de un fenómeno La Niña débil sobre el final de enero sugieren lluvias dentro de la media en la mayoría de las regiones productoras.

En Argentina, las fuertes lluvias de noviembre y diciembre inundaron áreas agrícolas importantes. De manera que es probable que las cosechas de soja y maíz queden por debajo de las últimas estimaciones del Departamento de Agricultura de los EUA (USDA). Este órgano estima que para esta temporada se cosecharán 55 millones de toneladas de soja y 28 millones de toneladas de maíz. De cualquier manera, la cosecha sería bastante superior a la del último año (41 millones y 21 millones de toneladas, respectivamente).

Granos: Caída de precios a pesar deexistencias más bajas 

Los precios de los granos registraron el cuarto mes consecutivo de pérdidas, con una caída media de 0,9% en diciembre, que fue influida por las renovadas expectativas de una cosecha abundante en América del Sur, por la cancelación de contratos de compra de soja por parte de China y por el ajuste inesperado en el balance global de trigo en la cosecha actual en el informe de la USDA referente a diciembre. El desempeño de la soja fue superior al del maíz y al del trigo, cerrando diciembre 1,4% abajo de la media de noviembre. Los precios del maíz y del trigo cerraron el mes 6,7% y 7,9% por debajo de la media de noviembre, respectivamente.

Esperábamos que los precios se recuperasen hasta marzo, debido a las bajísimas existencias de maíz y soja. Sin embargo, los principales países importadores parecen estar aplazando las compras, lo que llevaría a precios más bajos de lo que anticipábamos a lo largo de 1T13. Para el final de 2013, nuestras previsiones para los precios de soja y maíz permanecen en 1400 centavos y 638 centavos de dólar por bushel, respectivamente. Ambas previsiones tienen en cuenta cosechas un poco menores que las actuales estimaciones del USDA para esta campaña en América del Sur (nuestro sesgo a la baja se debe a Argentina) y una recuperación en la productividad de los cultivos en los EUA en la temporada 2013-2014.

El precio de la soja cayó a 1419 centavos de dólar por bushel al 31 de diciembre, comparado a una media de 1439 centavos en noviembre. El informe del USDA para diciembre (Estimación de Oferta y Demanda Agrícola Mundial, o WASDE, sigla en inglés) vino prácticamente sin ajustes, como era esperado. Para esta cosecha, los ajustes fueron el aumento de 0,2 millones de toneladas en la demanda global (menos de 0,1%) y la disminución de 0,1 millones de toneladas en la producción global y en las existencias finales. La estimación para Brasil se mantuvo en 81 millones de toneladas, por debajo de las previsiones de la Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab). Para Argentina también se mantuvo inalterada, en 55 millones de toneladas. La proyección para Brasil está en línea con las condiciones climáticas y con las estimaciones de área sembrada. Para Argentina, esperamos una cosecha ligeramente menor debido a la inestabilidad climática hasta ahora.

Los indicadores de demanda doméstica y externa mostraron una demanda firme para la actual cosecha de soja americana hasta mediados de diciembre. A nivel doméstico, los datos de molienda (septiembre a noviembre) de la Asociación Nacional de Procesadores de Oleaginosas (NOPA) están 9,5% por encima del mismo período de 2011. En el ámbito internacional, el inicio anticipado y el buen  ritmo de las exportaciones netas fueron interrumpidos por la cancelación de contratos por parte de China en la segunda quincena de diciembre. Esto sugiere que la demanda puede reaccionar a precios por encima de 1500 centavos de dólar por bushel, dado que la cosecha está a punto de comenzar en América del Sur.

El precio del maíz cayó a 693 centavos de dólar por bushel al 31 de diciembre, comparado a la media de 740 centavos en noviembre. El informe WASDE hizo algunos ajustes en los datos de oferta y demanda fuera de los EUA, pero el ajuste total fue neutro. Los inventarios finales para esta temporada fueron revisados de 118,0 millones a 117,6 millones de toneladas. La estimación de cosecha para Brasil se mantuvo en 70 millones de toneladas, por debajo de la proyección de la Conab. La proyección para Argentina fue reducida de 28 millones a 27,5 millones de toneladas. En el caso de la soja, la estimación para Brasil está en línea con las condiciones climáticas y con el área sembrada. Con respecto a  Argentina, esperamos nuevas revisiones a la baja debido al clima inestable hasta ahora. Por último, datos divulgados después de nuestro último informe mostraron la misma pauta de contracción en la demanda para la cosecha americana.

En contraposición al ritmo débil de la exportación de maíz en los EUA, las exportaciones brasileñas fueron muy fuertes en 2012. Brasil exportó 19,8 millones de toneladas en 2012 y se espera que las exportaciones continúen en enero. Este desempeño se debe a una combinación de factores: cosecha de invierno record en Brasil, menor exportación de soja y pérdidas en la cosecha en los EUA. No se espera que se repita ninguno de estos factores este año, y las exportaciones de maíz quedarían dentro del rangode 15-18 millones de toneladas en la temporada 2013-2014 (marzo a febrero).

Los costos de transporte en Brasil podrían subir como consecuencia de la nueva ley que limita el número de horas trabajadas por los camioneros, y debido a la falta de inversión en  infraestructura. Los mayores costos de transporte son transferidos parcialmente a los precios internacionales, y también podrían ampliar el descuento sobre los precios domésticos.

Azúcar y etanol: Ajustes en el mercado brasileño de etanol podrían garantizar un piso más elevado para el precio del azúcar

El precio del azúcar en bruto ha estado entre 0,19 dólares y 0,20 dólares por libra desde mediados de octubre, siendo negociado en una franja más estrecha que en el periodo entre abril y septiembre. Los precios medios en diciembre quedaron 18% por debajo del mismo mes del año anterior, reflejando el superávit global desde 2011 y la depreciación de la moneda brasileña (12,9%) en el mismo período. En nuestra proyección, los precios permanecerían dentro de la franjade 0,19 dólares a 0,20 dólares por libra en 2013.

La evolución de la cosecha en la región centro-oeste de Brasil muestra una fuerte producción desde julio, superando las estimaciones previas. El total de caña de azúcar procesada hasta noviembre  llegó a 510 millones de toneladas, 17 millones más que en la cosecha anterior, pero 46 millones de toneladas menos que en la temporada 2010-2011. La cosecha puede haber continuado durante diciembre, alcanzando 520-535 millones de toneladas. El Azúcar Total Recuperable (ATR) continúa inferior al nivel del año pasado y bastante por debajo de los niveles históricos. A pesar de la caída del precio del azúcar en 2012, los precios relativos favorecerán la producción de azúcar en detrimento de la producción de etanol anhidro y etanol hidratado. La consecuencia fue un nuevo aumento en la proporción de caña usada para producir azúcar, a 50%, comparado con 40% cuatro años atrás.

Esperamos que el superávit global continúe en 2013, impulsado por la mayor producción (en China, México, Australia y Brasil), que compensará con creces el crecimiento de la demanda y la menor producción en India y Tailandia. Por tanto, los fundamentos sugieren que los precios del azúcar van a permanecer alrededor de 0,19 dólares por libra o caer más. Nuestro escenario de precio inalterado se basa en dos ajustes programados para 2013 en Brasil: primero, el contenido de alcohol en la gasolina vuelve a ser 25% (20% anteriormente), presionando el precio del etanol anhidro. Aunque se espera que el ajuste se lleve a cabo en julio, existe la posibilidad de que se produzca antes. En segundo lugar, el ministro de Hacienda ya confirmó  que Petrobras subirá el precio de la gasolina. A diferencia de lo ocurrido el año pasado, esperamos que el aumento sea transferido al consumidor. Teniendo en cuenta el tamaño de la flota de vehículos flex (que pueden usar gasolina y etanol en cualquier proporción) del país, el precio más alto de la gasolina elevaría el piso de precio del etanol anhidro. Debido a que precios por debajo del equivalente de azúcar en etanol llevarían a las usinas a producir menos azúcar, el aumento esperado en el precio del etanol garantizaría un piso más elevado para el precio del azúcar.

Ganado vivo: la locura va a pasar 

El precio del  ganado vacuno en los EUA tuvo un desempeño superior al de su equivalente en la BM&F Bovespa después de la confirmación en la segunda semana de diciembre de un caso latente de la llamada enfermedad de la Vaca Loca por parte de la Organización Mundial de la Salud Animal (OIE). El animal murió en 2010 en el estado de Paraná y no mostraba señales del mal, razón por la cual no fue sometido antes a análisis para confirmar la presencia de la enfermedad. En los EUA, el precio medio del primer contrato futuro tuvo un alza mensual de 1,0%, mientras que en BM&F la caída fue de 2,8%.

Como se destacó en nuestro informe anterior, el encierre de ganado para engorde en los EUA todavía debe ser seguido de cerca. Sin embargo, los datos de noviembre, divulgados en diciembre, presentan una situación de encierre mejor de lo esperado, (aunque todavía baja), justificada en parte por la caída de los precios de la soja y el maíz. El número de animales confinados está 5,6% por debajo de noviembre de 2011, y 6,7% por debajo en el acumulado del año. En cuanto a la faena, hubo una desaceleración en la reducción de oferta futura debido a la faena de hembras y terneros, pero hubo un reinicio al principio de diciembre, indicando que la normalización de la oferta todavía no se materializó en los EUA.

En Brasil, hubo dos grandes acontecimientos en diciembre: las estadísticas de faena en 3T12 y la confirmación de la presencia del virus de la Vaca Loca. Las estadísticas del IBGE confirmaron nuestras sospechas de una mayor faena de hembras, siguiendo el mismo modelo de faena acelerada visto en los EUA. Sin embargo, la demanda no está acompañando la mayor oferta. Después del anuncio de la enfermedad de la Vaca Loca, nueve países importadores (Perú, Arabia Saudí, China, Japón, Sudáfrica y otros) restringieron total o parcialmente sus importaciones de carne brasileña. La exportación diaria de carne en la semana posterior al anuncio cayó de 5,6 mil a 3,8 mil toneladas. A pesar de todo, esperamos que el efecto sea temporal y que los cierres de importación sean eliminados a lo largo de 2013.

En este escenario de vetos temporales a la carne brasileña, menor oferta futura de carne y demanda estable, esperamos que el precio medio en Chicago en diciembre 2013 sea aproximadamente 7,6% superior al precio del mismo mes de 2012.

Metales básicos: Optimismo gracias a la mejora de la demanda china

Nuestro índice ICI de metales básicos subió 6,4% en diciembre en relación a la media de noviembre. Además de los fundamentos para cada metal, todo el sector fue impregnado por una sensación de optimismo, después de una ola de indicadores sólidos relativos a la demanda en China. El mineral de hierro y el estaño registraron los mejores desempeños, con alzas de 25,3% y 7,0%, respectivamente, en comparación con el final de noviembre. El precio medio del cobre quedó en 7.971 dólares por tonelada en diciembre, pero sufrió una fuerte caída a 7.753 dólares el 20 de diciembre recuperándose a 7.912 dólares al final del mes, movimiento derivado de la  preocupación con el abismo fiscal en los EUA.

En diciembre, el Grupo Internacional de Estudios del Cobre (ICSG, sigla en inglés) divulgó los números del balance del cobre referentes al mes de septiembre, que mostraban la ampliación del déficit del producto. Aún así, continuamos creyendo que el déficit va a reducirse (a pesar de la demanda más firme por parte de China), debido al aumento de la oferta y a la menor demanda de importaciones por parte de China. Creemos que el precio medio del cobre estará en 8.000 dólares por tonelada a fin de 2013.

El precio del mineral de hierropara entrega en China tuvo uno de los mejores desempeños y responde a la solidez de los indicadores de demanda en aquel país, con la tonelada cerrando a 144,9 dólares el 31 de diciembre. El total de mineral de hierro almacenado en los principales puertos de China cayó al menor nivel en dos años, lo que corrobora el movimiento del precio y refleja la mayor demanda. Por otro lado, los precios de los contratos de mineral de hierro ofrecen un gran descuento en relación a los precios spot, que permanecerían en niveles más elevados. Por tanto esperamos que los proveedores eleven los precios de los contratos tan pronto como sea posible. Como creemos que parte de la suba va a mantenerse, elevamos nuestra proyección para la cotización del mineral de hierro en diciembre de 2013 a 125 dólares por tonelada.

Energía: Redujimos la proyección para el precio del petróleo en 2013

La cotización del barril de petróleo de tipo Brent se recuperó, llegando a 111 dólares después de haber caído a 107 dólares en los primeros días de diciembre. A pesar de la percepción de una menor probabilidad de un enfrentamiento entre Irán e Israel, señales de mejora en la demanda ayudan a mantener la cotización muy por encima de 105 dólares. Otras fuentes de tensión en Oriente Medio (el gobierno regional semiautónomo del Kurdistán iraquí interrumpió la exportación de petróleo y terroristas fueron encarcelados en los Emiratos Árabes Unidos) también sostienen el precio. Entre las señales de mejor demanda están la aceleración del crecimiento en China, un bajo drag fiscal en los EUA y una demanda de petróleo mayor de lo esperado en octubre (según el último informe de mercado de la Agencia Internacional de Energía).

Bajamos nuestra previsión para la cotización del barril de tipo Brent a fin de 2013 de 115 dólares a 110 dólares, en base a tres factores:

Primero, incluso con la posibilidad de un nuevo aumento del riesgo geopolítico, no hay a la vista ningún posible detonanteque pueda aumentar la tensión en Oriente Medio (como sucedía con las elecciones en los EUA en noviembre). Las conversaciones entre Irán y el llamado G5 + 1 (EUA, Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China) podrían ser retomadas en 2013, llevando a una reducción de las sanciones y un aumento de las exportaciones de petróleo por parte de Irán. 

En segundo lugar, los ajustes de demanda en 4T12 no alteran nuestras expectativas de bajo crecimiento de la demanda, en línea con un desempeño todavía débil de la economía global en 2013. El precio del  barril de tipo Brent entre 105 dólares y 112 dólares no generaría cambios en la estrategia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), mientras la producción de los países que no pertenecen a la OPEP debería satisfacer un crecimiento de la demanda de alrededor de 0,8 millones de barriles diarios.

Finalmente, después del efecto negativo de dos años de cuellos de botella en el transporte sobre el precio del barril de petróleo de tipo WTI[1],  y en medio de un escenario de fuerte aumento de la producción en los EUA, las inversiones para mejorar la infraestructura petrolífera del país deberían dar sus frutos en 2013. Así, la mayor capacidad de transporte de petróleo hacia las refinerías reduciría las importaciones, contribuyendo a un balance global menos ajustado. El descuento del WTI en relación al Brent también podría disminuir, pero para ello, el crecimiento de la capacidad de transporte tendría que superar el de la producción de petróleo, lo que no ocurrió en 2012: el barril WTI se negoció con un descuento medio de 22 dólares en relación al Brent, ya que la producción doméstica subió aproximadamente 1,1 millones de barriles diarios en la comparación anual, compensando con creces las mejoras en infraestructura.

[1]West Texas Intermediatees la referencia para la mayoría de los tipos de petróleo de  Norte América.

Proyecciones:



< Volver