Itaú BBA - La caída del precio del petróleo sería transitoria

Revisión Mensual de Commodities

< Volver

La caída del precio del petróleo sería transitoria

agosto 11, 2016

Redujimos las proyecciones para los metales e incorporamos la caída reciente en las agrícolas.

• Proyectamos un repunte de los precios de petróleo a 50 dólares por barril. A pesar de los shocks bajistas, el mercado necesita de una reacción por parte de los productores de los EUA para alcanzar el equilibrio, y una respuesta consistente por parte de éstos sólo se produciría con precios más elevados. 

• Redujimos las proyecciones para el maíz, la soja y el trigo (en línea con el movimiento de los precios), incorporando la perspectiva de una cosecha mayor en los EUA. 

• Los fundamentos para los metales sugieren caídas de los precios a futuro. El alza reciente sería revertida.

El Índice de Commodities Itaú (ICI) cayó 4% desde fines de junio, influido por la caída del ICI-agrícola (-5%) y del ICI-energía (-9%). Los precios de los metales se movieron en sentido opuesto, subiendo 6% en el mismo período.

Esperamos una recuperación de los precios del petróleo antes de fines de año (Brent: 52 dólares y WTI: 50 dólares por barril), ya que en nuestra opinión el mercado reaccionó de modo exagerado a las noticias recientes. La caída registrada desde mediados de junio estuvo influida por diversos ajustes en la oferta y la demanda que redujeron el déficit global observado en el 2T16. No obstante, estos shocks no alteran nuestra apreciación general: el mercado aún necesita de un aumento en el nivel de inversiones en los EUA para alcanzar el equilibrio a fines de año. En nuestra opinión, esta reacción sólo se produciría si los precios del petróleo se aproximan a 50 dólares por barril.

Los fundamentos sugieren que los precios de los metales caerían durante el resto del año, a raíz de una demanda débil y de nuevos aumentos en la capacidad de oferta. A pesar de esta visión bajista, elevamos nuestras proyecciones para el mineral de hierro a fines de año (desde 42 dólares a 45 dólares por tonelada) y para otros metales, ya que reconocemos los riesgos de interrupción en el suministro en el mercado de níquel (que podría durar algún tiempo y que tendría un efecto sobre otros metales) y una demanda de acero por encima de lo esperada en China.

Los precios de los commodities agrícolas cayeron debido a las condiciones climáticas favorables en los EUA, que revertieron las expectativas de una sequía o una ola de calor que disminuyesen la productividad de las cosechas de maíz y soja. Redujimos nuestras proyecciones para el maíz, la soja y el trigo, luego de incorporar la perspectiva de una oferta mayor.

Nuestro escenario implica un aumento de 2% en el ICI en relación a los niveles actuales, impulsado por  alzas en los precios agrícolas (1%) y de energía (13%), y parcialmente compensadas por la caída del precio de los metales (-12%).

Petróleo: la caída sería transitoria

Los precios del petróleo Brent retrocedieron desde mediados de junio, y cayeron desde 52 dólares a 44 dólares por barril. El precio del petróleo WTI descendió al mismo nivel.

La caída parece estar influida por diversos factores bajistas. Del lado de la oferta, el Brexit redujo la perspectiva de crecimiento (del PIB y de la demanda de petróleo) de las economías avanzadas, y una acumulación de existencias de gasolina en los EUA fue interpretada por algunos agentes como una señal de demanda más débil en el país. Del lado de la oferta, la producción que había sido interrumpida temporalmente en Nigeria y en Canadá empieza a recuperarse, el acuerdo en Libia posibilitaría un aumento en la producción a futuro, y existen señales de un modesto repunte en las inversiones en exploración en los EUA.

En nuestra opinión, el mercado reaccionó de modo exagerado al reciente flujo de noticias. La demanda por gasolina es siempre muy volátil, y la debilidad en un determinado mes sería más un ruido que una señal de una nueva tendencia de la demanda. El acuerdo en Libia es frágil y no abarca a las regiones donde se encuentran los pozos (en poder de las fuerzas rebeldes). Incluso con la recuperación de la producción temporalmente interrumpida y alguna desaceleración en la demanda mundial, el balance global todavía exige una reacción en la inversión de la industria petrolera de los EUA (véase gráfico), lo que a nuestro entender sólo ocurriría con precios en torno a 50 dólares.

Mantenemos las proyecciones para los precios a fines de 2016 (Brent: 52 dólares; WTI: 50 dólares por barril). El escenario tiene en consideración algún impacto del Brexit en el crecimiento en los países avanzados.

Granos: clima favorable, precios en caída

Los precios del maíz, la soja y el trigo registraron importantes caídas desde fines de junio (-11%, -17% y -6%, respectivamente).

La caída es fruto del clima favorable durante un período fundamental para la productividad de la cosecha de los EUA. Las temperaturas por encima de la media no trajeron olas de calor y fueron compensadas por un volumen de precipitaciones por encima de lo habitual.

A raíz del clima favorable, los indicadores de eficiencia productiva apuntan a rendimientos similares o mejores a los observados en las dos últimas cosechas (véase gráfico).

Por último, dado el patrón climático reciente, el riesgo de una transición anticipada a La Niña (suficiente para afectar a la cosecha actual de los EUA) fue prácticamente descartado.

Redujimos las proyecciones de precios para el maíz, la soja y el trigo a fines de 2016, con la incorporación de una oferta mayor (precios en dólares por bushel):

  • Maíz: desde 4 a 3,4;
  • Soja: desde 11 a 9,8;
  • Trigo: desde 5,1 a 4.

Nuestro escenario considera una transición al fenómeno climático La Niña apenas a fines de año, afectando la próxima cosecha del hemisferio sur, pero sin impactar en la cosecha actual de los EUA.


 

Artur Manoel Pasos 



< Volver