Itaú BBA - El clima favorable reduce las proyecciones

Revisión Mensual de Commodities

< Volver

El clima favorable reduce las proyecciones

agosto 9, 2013

Hemos implementado una nueva metodología para el ICI.

•           Revisión a la baja de las proyecciones de fin de año para el maíz (de 600 a 550 centavos de dólar por bushel), la soja (de 1300 a 1250) y el trigo (de 730 a 680) debido al clima favorable en los EUA.

•           Las mejoras en la capacidad de refinación y distribución de petróleo en los EUA son consistentes con un descuento menor del WTI en relación al Brent, de 5,0 dólares por barril.

•           Hemos implementado una nueva metodología para el ICI. El nuevo índice apunta a una caída mayor de los precios de metales en 2013 (-9,7%) y 2014 (-7,0%).

La caída en los precios agrícolas es contrarrestada por una recuperación de los metales y de la energía en julio. La media del Índice de Commodities Itaú (ICI)[1] quedó 0,6% por debajo del mes anterior, con una fuerte caída de los precios de las commodities agrícolas, la cual fue compensada por una recuperación  en los precios de metales y energía. Las commodities se vieron afectadas por dos noticias que llegaron de los EUA. Primero, el clima favorable a la producción agrícola en los EUA refuerza la perspectiva de una fuerte cosecha de maíz y soja. Además, las mejoras en la capacidad de refinación y distribución están reduciendo el descuento de petróleo WTI en relación al Brent.

Las proyecciones de los precios de granos para el fin de año son revisadas a la baja. El subíndice ICI-Agrícola cayó 10,4% en julio. La fuerte caída puede ser explicada parcialmente por la renovación de los contratos futuros de maíz y soja, pero las condiciones climáticas favorables también contribuyeron. Por tanto, estamos revisando a la baja las proyecciones de maíz (de 600 a 550), soja (1300 a 1250) y trigo (de 730 a 680), precios en centavos de dólar por bushel. Ahora esperamos una caída de 15,6% en el ICI-Agrícola en la comparación anual (anteriormente: caída de 10,9%). Nuestro escenario básico incorpora una revisión a la baja por parte del Departamento de Agricultura de los EUA (USDA, en la sigla en inglés) de sus estimativas de área cosechada de maíz y soja a lo largo de los próximos meses. Si esta revisión no se materializa, los precios podrían caer aún más.

Los precios de los metales anulan parte de la caída del 2º trimestre. El ICI-metales subió 5,2% en julio, liderado por el mineral de hierro. Esta recuperación en los precios ocurrió en parte debido a las señales de que el gobierno chino estaría dispuesto a defender la meta de crecimiento de 7,5% en 2013. Entre las posibles medidas de estímulo que el gobierno podría implementar, podemos destacar el aumento de las inversiones en smart grid (red eléctrica de alta tecnología) y ferrovías, lo que impulsaría una demanda mayor por mineral de hierro, cobre y aluminio.

Mantenemos la proyección de caída de los precios de metales. Incluso con el reciente aumento de precios en julio, continuamos creyendo que los fundamentos del mercado están en línea con precios bajos. Mantenemos inalteradas nuestras proyecciones para 2013 y 2014. Proyectamos caídas de 9,7% y 7,0% en el ICI-Metales en 2013 y 2014, respectivamente. El debate sobre los posibles cambios de funcionamiento en los mercados de commodities estadounidenses (relacionados a la participación de instituciones financieras en el almacenamiento físico de commodities) podrían generar volatilidad en el mercado durante los próximos meses, en particular en el caso de los metales.

Los precios elevados de petróleo son consistentes con los fundamentos. El ICI-Energía subió 4,1% en julio y está en un nivel similar al registrado en el 1º trimestre. Los precios altos son consistentes con los fundamentos del sector, en particular en lo que respecta al petróleo. Las refinerías están siendo capaces de transmitir las subas de los precios de petróleo a los productos finales, y el aumento de la producción  en los países ex-OPEP está siendo compensado por la menor producción de la OPEP, en parte debido a los conflictos en Irak y Nigeria. Ajustes en el mercado de los EUA (que envuelven el traslado de la capacidad de refinación para la región central, el aumento de la capacidad de los oleoductos y menores importaciones de Canadá) están llevando a una  disminución del descuento de petróleo WTI en relación al Brent en 2013, y ahora esperamos un descuento menor a futuro (cerca de 5 dólares por barril). Por tanto, estamos aumentando la proyección del WTI de 100 dólares a 105 dólares por barril y mantenemos la proyección de Brent en 110 dólares por barril. Con esta revisión, ahora proyectamos un alza de 6,6% del ICI-Energía en la comparación anual de 2013 (anteriormente: 5,7%).

ICI: La nueva metodología deja el índice más consistente con movimientos globales de commodities

Revisamos la serie del ICI y sus subíndices, para dejarlos más consistentes con el escenario macroeconómico mundial. Los precios internacionales de dieciséis commodities (en dólares,  primera caducidad de contratos futuros) son ponderados con base en el valor global de la producción de cada una. Las commodities se dividen en tres grupos:

  • Agrícolas: trigo, maíz, soja, azúcar, algodón, café y cacao;
  • Metales: mineral de hierro, cobre, aluminio, níquel, zinc, plomo y estaño;
  • Energía: petróleo y gas natural.

Los principales cambios fueron el aumento de las ponderaciones de mineral de hierro y cobre, aumentando la correlación del índice con el crecimiento del PIB de los países emergentes (en particular China), y reduciendo el impacto de metales con importancia relativa menor, como el zinc (en términos de valor global de la producción). La inclusión del mineral de hierro representa una ventaja en relación a otros índices de precios de commodities.

De acuerdo a la nueva metodología, la caída proyectada en los precios de metales en 2013 y 2014 es todavía mayor. Usando la metodología anterior, proyectábamos caídas de 4,4% y 2,0% en 2013 y 2014, respectivamente. Con el nuevo índice, los mismos datos llevan a una estimación de caídas de 9,7% en 2013 y 7,0% en 2014. La diferencia es explicada por el mayor peso del mineral de hierro y del cobre.

A partir del próximo informe, divulgaremos un índice adicional, con ponderaciones destinadas a incorporar shocks de precios de commodities en la inflación en Brasil (IPCA). En este índice (ICI-Inflación), los precios internacionales de las commodities (en dólares, primera caducidad  de contratos futuros) serán ponderados de acuerdo a su  relevancia para el IPCA.

 

Azúcar y Etanol: el clima ayuda, pero el tipo de cambio entorpece el ajuste de producción en Brasil

Luego de dos años de superávits en el balance global de azúcar, el sector se reequilibraría a lo largo del segundo semestre de 2013.

La caída de precios de los últimos años ha creado incentivos para que el sector vuelva al  equilibrio. Desde enero de 2011, los precios internacionales de azúcar acumulan una caída de más del 50%. La caída en los precios crea incentivos para que el balance global del sector vuelva al punto de equilibrio. Del lado de la demanda, los precios más bajos incentivan un consumo mayor. Del lado de la oferta, los precios más baratos reducen el margen de beneficio, provocando el desplazamiento del área sembrada para otros cultivos y una menor inversión en los cañaverales restantes.

Una reducción en la producción de azúcar en Brasil es necesaria para evitar un nuevo superávit en el balance global. Nuestro escenario básico es de una caída en la producción global excluyendo Brasil de 5 millones de toneladas y un aumento de 3 millones de toneladas en el consumo. Estos ajustes no son suficientes para evitar nuevos superávits acumulados entre abril de 2013 y marzo de 2014. El equilibrio entre oferta y demanda depende de sorpresas climáticas que afecten la producción de alguna región productora, o de un fuerte ajuste en la producción brasileña. A mediano plazo, es posible que los precios actuales ya estén por debajo del nivel de equilibrio, pero la incertidumbre y la lenta reacción de la producción podrían desembocar en un escenario de volatilidad a futuro.

El clima retrasa la zafra y reduce el Azúcar Total Recuperable del Centro Sur de Brasil. Luego de un verano de condiciones favorables para los cañaverales, las lluvias en abril, mayo y junio retrasaron la zafra. Además, el reciente frente frio posiblemente afectó una parte importante de la cosecha, lo que contribuiría a la caída del azúcar total recuperable. Teniendo estos factores en cuenta, proyectamos una zafra de 580 millones de toneladas en la región Centro Sur (anteriormente: 590) de Brasil y un ATR (Azúcar Total Recuperable) de 135 kg por tonelada de caña (anteriormente: 137). Así, el cambio en el mix de producción de Brasil, necesario para provocar una caída en la producción de azúcar, es menor.

La depreciación del real afecta a los precios relativos entre azúcar y etanol, pero la producción de azúcar disminuiría en relación al año anterior. Además de la caña de azúcar cosechada, la producción brasileña de azúcar depende de la división entre etanol y azúcar. A su vez, este reparto de la producción depende de los precios relativos. A lo largo de 2012, los precios relativos favorecieron la producción de azúcar. Pero en los primeros meses de 2013, la caída de los precios internacionales de azúcar hizo que los precios relativos favoreciesen la producción de etanol hidratado, lo que llevó a destinar una mayor parte de la caña cosechada a la producción de etanol. Sin embargo, la depreciación del real volvió a dejar los precios del azúcar (en dólares) por encima del etanol hidratado (que no reaccionan a la  depreciación mientras no haya una transmisión de la suba para los precios domésticos de gasolina). La consecuencia es que el mix del uso de la caña para el resto de la zafra podría volver a favorecer la producción de azúcar, en el margen. Aún así, proyectamos la utilización de 44,3% de la caña para azúcar en la zafra 13/14, en comparación a 49,8% en la zafra 12/13. La producción de azúcar en el Centro Sur de Brasil quedaría en 33,1 millones de toneladas, un millón menos  que en la zafra anterior.  

Mantenemos la proyección de 17,65 centavos de dólar por libra para el fin de año. La tendencia de caída de los precios internacionales de azúcar se mantuvo hasta mediados de julio, cuando una fuerte onda de frio en Brasil causó alguna recuperación. Incluso con el real en niveles más depreciados, la pérdida de calidad de la caña llevaría a Brasil a producir menos azúcar que en el año pasado, dejando el balance global próximo al equilibrio a lo largo de los próximos tres trimestres.

Artur Manoel Passos


[1] Las series del ICI y sus subíndices fueron revisadas de acuerdo con una nueva metodología. Más detalles en la sección específica.


 

Proyecciones

** El Índice de Commodities Itaú es un índice propietario compuesto por los precios de las commodities, medidos en dólares y negociadas en las bolsas internacionales que son relevantes para la inflación al consumidor en Brasil. El índice está formado por los sub-índices de Metales, Energía y Agrícolas.



< Volver