Itaú BBA - Dólar más débil, precios al alza

Revisión Mensual de Commodities

< Volver

Dólar más débil, precios al alza

abril 4, 2016

Elevamos las proyecciones de los metales básicos y de los commodities agrícolas, luego de incorporar un dólar más débil

• Los precios de los commodities registraron alzas en marzo, influidos por el ambiente macroeconómico favorable (menor aversión al riesgo y un dólar más débil). El petróleo y el mineral de hierro tuvieron un desempeño aún mejor, debido a factores específicos.

• Elevamos las proyecciones de los metales básicos y de los commodities agrícolas a fines de año, luego de incorporar un dólar más débil.

• Esperamos que los precios del petróleo continúen subiendo, alcanzando 55 dólares por barril a fines del año.

El Índice de Commodities Itaú (ICI) subió 8% en marzo, y todos sus componentes registraron aumentos: commodities agrícolas (7%), metales (3%) y commodities relacionados al petróleo (14%). El aumento generalizado fue consecuencia del ambiente macroeconómico favorable, con una menor aversión al riesgo y un dólar más débil.

Los precios del petróleo y del mineral de hierro tuvieron un desempeño superior debido a factores específicos. Los precios del petróleo permanecieron por encima de 40 dólares por barril, a pesar del proceso de acumulación de existencias en curso. Creemos que esta resiliencia haya sido debida a que los inversores han anticipado el fin del exceso de oferta, ya que la inversión del sector petrolífero continúa muy débil y la producción semanal de petróleo en los EUA continúa dibujando una tendencia descendiente. Los precios del mineral de hierro subieron a principios de marzo, permaneciendo entre 55 y 60 dólares por tonelada, fruto de un estrangulamiento de posiciones cortas en China, que se disiparía en breve.

Elevamos nuestras proyecciones a fines de año para los precios del azúcar (7%), café (7%) y metales básicos (2%), teniendo en cuenta el dólar más débil. El efecto neto es un incremento de 0,7 puntos porcentuales en el ICI a fines del año.

Esperamos que los precios del petróleo lleguen a 55 dólares por barril (Brent) a fines de 2016. El ajuste en el sector energético está en marcha. La inversión ha caído significativamente desde fines de 2014 y comenzará a afectar a la producción con una mayor intensidad en el 3T16. La menor oferta de los EUA será compensada por las mayores exportaciones de Irán, probablemente equilibrando el mercado global a mediados de 2016.

Por otro lado, los precios del mineral de hierro caerían en breve con la conclusión del ciclo de recomposición de existencias. Proyectamos un aumento del excedente global en 2016, ya que la oferta global permanecería estable (el aumento de la producción en Australia compensaría tanto la reducción en la producción de empresas que enfrentan problemas ambientales en Brasil como los recortes de capacidad en China) y habría un crecimiento negativo de la demanda global. Por lo tanto, mantenemos nuestra proyección para los precios del mineral de hierro en 42 dólares/tonelada a fines de 2016.

La combinación de precios del petróleo al alza, la cotización del mineral de hierro a la baja y la estabilidad de los precios agrícolas y de metales básicos derivaría en un aumento de 11% en el ICI en nuestro escenario base antes de fines del año a partir del nivel actual.

Petróleo: señales adicionales del fin del exceso de oferta en 2016

Los precios del petróleo continuaron al alza en marzo, alcanzando 40 dólares/barril. El exceso de oferta continúa, tal y como se observa en la variación semanal de existencias del Departamento de Energía de los EUA. Sin embargo, los datos semanales también muestran que la producción total está cayendo (véase gráfico), lo que refuerza nuestro escenario de fin del exceso de oferta en 2016.

El ajuste no vendrá de la coordinación OPEP/Rusia. Arabia Saudita y Rusia alcanzaron un acuerdo para congelar la producción en los niveles de enero, y Qatar y Venezuela se comprometieron a adherir al acuerdo. El acuerdo, que ha de ser ratificado en la reunión de abril, reducirá en práctica  el riesgo de nuevos aumentos de producción en algunos países miembros de la OPEP, pero difícilmente se extenderá a aquellos países con una mayor probabilidad de aumento en la producción (Irán e Irak). Los conflictos geopolíticos entre Arabia Saudita e Irán dificultan todavía más la posibilidad de un acuerdo más amplio.

Esperamos que los precios continúen al alza con el fin del exceso de oferta en el mercado a mediados de 2016. De acuerdo con nuestras estimaciones, el balance global pasaría de un excedente desestacionalizado de 2,2 millones de barriles por día (mbd) en el 4T15, a un déficit de 0,2 mbd por día en el 3T16, incluso sin una reacción coordinada por parte de la OPEP. En su informe de marzo, la Agencia Internacional de Energía (AIE) revisó su escenario de oferta y demanda, el cual se encuentra ahora más próximo al nuestro.

Esta transición estaría causada por una caída en la producción de los EUA que compensaría el aumento de las exportaciones de Irán luego del fin de las sanciones, sin shocks relevantes que afecten a la demanda o al resto de la oferta. Proyectamos: (i) que la demanda seguirá una trayectoria consistente con el crecimiento global y con la caída de los precios observada en los últimos dos años; (ii) los otros países miembros de la OPEP mantendrán la producción actual; y (iii) que el resto del mundo seguirá la tendencia de los últimos años, sin una reacción de la producción a la reducción de los precios (y de las inversiones).

Proyectamos el precio del petróleo tipo Brent en 55 dólares por barril a fines de 2016. 

Agrícolas: Los riesgos de La Niña a fines de 2016 elevan los precios de la soja

Las previsiones climáticas indican que el fenómeno El Niño se debilitará a lo largo del segundo trimestre del año. En Brasil, esto es favorable para la cosecha de inverno de maíz, pero podría afectar el inicio de la molienda de caña de azúcar.

Para el resto del año, los modelos apuntan a una transición hacia La Niña como el escenario más probable. Este fenómeno climático afectaría a la próxima cosecha del hemisferio sur, aumentando los riesgos de sequía en la región sur de Brasil y en los  países vecinos (Argentina, Paraguay y Uruguay).

Los precios internacionales de la soja registraron un incremento acentuado en marzo, mientras que los precios del maíz y del trigo permanecieron estables.

Los riesgos relacionados a la llegada de La Niña en el segundo semestre podrían explicar el desempeño superior de los precios de la soja durante el mes. Las pérdidas en la cosecha de América del Sur serían más relevantes para la oferta global de soja que para la del maíz (muy concentrada en los EUA) o la de trigo (bien distribuida por todo el mundo). Este riesgo hizo que los precios subieran a pesar incluso de los niveles de existencias elevados a corto plazo y las perspectivas favorables para las actuales cosechas en América del Sur.

El mercado permanece a la espera de los informes de intención de siembra y de existencias trimestrales en los EUA. Por el momento, no esperamos una reducción del área sembrada, a pesar de que los precios se encuentran por debajo del costo total de producción. La razón de esta expectativa se debe a que la porción del costo relativa a la compensación “justa” de la tierra no afecta a la decisión de sembrar o no.

Mantenemos las proyecciones para el maíz (3,75 dólares por bushel), soja (8,8 dólares por bushel) y trigo (5,15 dólares por bushel) a fines de 2016.

Los contratos internacionales de azúcar y café registraron una suba significativa en marzo, influidos por el debilitamiento del dólar (y más específicamente, por la apreciación del real brasileño). Los contratos del azúcar con vencimiento en julio subieron desde 0,142 dólares a 0,158 dólares por libra, mientras que el contrato de azúcar con el mismo vencimiento subió desde 1,18 dólares a 1,30 dólares.

Proyectamos una caída de los precios del azúcar. El aumento de la producción de azúcar en la próxima cosecha en Brasil sería suficiente para reducir el déficit en el mercado global. El ajuste en Brasil, junto con el nivel elevado de existencias globales, llevaría a una caída de los precios.

La perspectiva para el balance global del café apunta a un entorno neutro para los precios internacionales.

De todas maneras, estamos incorporando un dólar más débil en las proyecciones para el azúcar y café. Revisamos los precios medios para el azúcar en el segundo semestre desde 0,1422 dólares a 0,1555 dólares por libra, y los del café desde 1,22 dólares a  1,33 dólares por libra.


 


 

Artur Manoel Pasos 

Ivan Lasaro


 



< Volver