Itaú BBA - Demanda de granos más débil

Revisión Mensual de Commodities

< Volver

Demanda de granos más débil

abril 8, 2013

Las exportaciones de Brasil y Argentina también pueden afectar a los precios a corto plazo

Los precios de las commodities cayeron 2,1% en marzo, con los precios de los granos siendo afectados negativamente por las últimas estimaciones de existencias del Departamento de Agricultura de los EUA (USDA), y por el mantenimiento de la tendencia bajista en los precios de metales desde mediados de febrero. Los sub-índices de agricultura y metales básicos cayeron 2,1% y 2,3% en el mes, respectivamente. Por otro lado, el sub-índice de energía registró un alza de 1,0% en el mismo período. Considerando el promedio mensual de los precios, el Índice de Commodities Itaú (ICI) registró una caída de 1,5% en marzo (nuestra proyección: -2,4%). El nivel de agua en las  represas de las centrales hidroeléctricas en Brasil subió de 45,9% en finales de febrero a 54,4% de la capacidad en marzo, un aumento por encima del promedio histórico del mes. Sin embargo, si tenemos en cuenta tanto el intenso uso de termoeléctricas, como las lluvias por encima de la media en el periodo, el ritmo de acumulación de agua de las represas continúa siendo insatisfactorio.

Revisamos nuestras proyecciones de precio para fin de 2013 para la soja (de 1400 a 1350 centavos de dólar por bushel), trigo (de 780 a 750 centavos de dólar por bushel) y algunos metales básicos. Esperamos ahora que el ICI caiga 0,9% en relación al fin de 2012 (antes, esperábamos un alza de 0,4%). Si lo comparamos  a la variación anual que ocurrió entre 2007 y 2012, vemos  que se trata de  un escenario con precios estables.

Las últimas estimaciones de existencias divulgadas por la USDA mostraron unos niveles a 1º de marzo por encima de las expectativas en los EUA. Esto implica que la demanda de granos (principalmente maíz) está reaccionando a los precios más altos que los de 2012, y está más débil que lo esperado. La reacción fue una fuerte caída de los precios en el día 28 de marzo (fecha de la divulgación), principalmente del maíz. Del lado de la oferta, las exportaciones de Brasil y Argentina podrían ayudar a mantener una tendencia bajista en los precios a corto plazo, una vez que sean corregidas  las variaciones excesivas. Para la próxima campaña, la evolución del clima sigue en línea con una recuperación moderada de la productividad en el hemisferio norte. Sin embargo, el período crítico para el desarrollo de los cultivos todavía está lejos, y no se puede descartar el riesgo de  nuevas pérdidas en la cosecha si las condiciones climáticas se deterioran.

En el mercado de azúcar, los fundamentos continúan apuntando a superávits globales, a pesar de la caída en los precios constatada a lo largo de 2012. En Brasil, las perspectivas para la caña de azúcar son de una cosecha mucho más grande que la del año pasado. Teniendo en cuenta los diversos ajustes en el mercado de etanol brasileño, esperamos que las usinas reduzcan la proporción de caña de azúcar usada para fabricar azúcar, deteniendo la tendencia bajista de los precios internacionales.

Entre los metales básicos, la caída de los precios a lo largo de marzo ocurrió sin  cambios relevantes en los fundamentos. Creemos que el movimiento todavía refleja la actual preocupación con el impacto sobre la demanda global de las medidas para enfriar el mercado inmobiliario de China, así como el recrudecimiento de los temores en relación al crecimiento económico en la zona del Euro. Los precios del mineral  de hierro ya comenzaron a caer. El promedio de los precios spot cayó de 154,60 dólares por tonelada en febrero a 139,90 dólares en marzo. Esperamos que esta caída continúe a lo largo del  año, alcanzando 125,00 dólares  en diciembre.

Por último, los precios de la energía se mantuvieron próximos al nivel de fin de febrero. El barril de tipo Brent se mantuvo con precios próximos a 110,00 dólares, un nivel que está en línea con nuestro escenario de oferta y demanda para 2013.

Clima: mejores condiciones del suelo en los EUA 

Las condiciones climáticas de Brasil en marzo fueron compatibles con el mantenimiento de las expectativas para la cosecha de verano. Fueron registradas precipitaciones por encima de la media en la mayor parte de los estados de Paraná, San Pablo y Mato Grosso del Sur. Los estados de Rio Grande del Sur, Goiás y Mato Grosso mostraron un panorama dispar, con lluvias arriba de la media en algunas regiones y abajo de la media  en otras. Las regiones productoras del Nordeste, registraron lluvias  por debajo de la media histórica para el período. Mirando hacia el futuro, las condiciones neutras en el Océano Pacífico (sin El Niño o La Niña) sugieren unas  precipitaciones en línea con los datos históricos.

En el hemisferio norte, continúa la expectativa de recuperación moderada de las condiciones del suelo en los EUA y en el Este de Europa. En los EUA, el área afectada por la sequía disminuyó a lo largo  de marzo, y la perspectiva es de una primavera  con precipitaciones por encima de la media en las regiones  productoras de maíz y soja, en línea con el escenario de productividad más elevada que en la cosecha pasada. Las regiones productoras de trigo de invierno se vieron beneficiadas por las nevascas en febrero, pero el ciclo de sembrado y cosecha ocurre antes, y no ofrece tiempo para una recuperación completa del suelo.

Represas: clima mejor, avance  insatisfactorio

La cantidad de lluvias en las principales regiones de generación hidroeléctrica en Brasil (represas y ríos con centrales hidroeléctricas) en marzo quedó por encima  de la media histórica estacional (110% de la media). En lo que va de año, el volumen de precipitaciones está en 93% de la media estacional. El nivel de agua en las represas  subió de 45,9% de la capacidad a  fin de febrero a 54,4%. El aumento de 8,5 puntos porcentuales es más grande  que la media observada en marzo entre 2000 y 2012 (6,4 p.p.).

Aún así, el panorama para 2014 es preocupante. El período más lluvioso del año está terminando, y el aumento en el volumen de agua de las represas entre el inicio de diciembre y el fin de marzo fue de 21,4 puntos porcentuales, abajo del promedio observado entre 2000 y 2012 (30,2 p.p.). Ni siquiera el uso intenso  de las centrales termoeléctricas ha sido suficiente para reducir la diferencia entre los niveles actuales de las represas y las medias históricas.

 Granos: demanda más débil

Después de permanecer en niveles por encima de los registrados a fines de  febrero, los precios (1ºvencimiento) de maíz, soja y trigo registraron fuertes  caídas en el último día hábil del mes. El motivo fue un informe del  Departamento de Agricultura de los EUA (USDA), que mostró niveles  de  existencias  superiores a las expectativas en las tres commodities, lo que indica una demanda más débil que lo esperado por parte del mercado. La sorpresa de las existencias de maíz fue superior que la de las otras commodities, llevando al maíz a sufrir la mayor caída de las tres. Esta caída en los precios se mantendría, llevando a precios medios más bajos en el resto del 1º semestre. Los precios del 2º semestre se verán  más influidos por la evolución de las condiciones para la próxima cosecha en el hemisferio norte. Hasta el momento, el clima continúa en línea con cosechas más abundantes (principalmente en los EUA), viabilizando una reconstrucción de las existencias en la próxima campaña. Para el fin de 2013, estamos revisando a la baja las proyecciones de soja (de 1400 a 1350 centavos de dólar por bushel) y de trigo (de 780 a 750 centavos de dólar por bushel).

Las diferencias entre las existencias divulgadas (el 1º de marzo) y las medianas de las expectativas para el maíz (10,1 millones de toneladas), soja (1,6)  y trigo (1,4) muestran una reacción más intensa de la demanda a los precios elevados.  Los precios de las tres commodities en el 1º trimestre quedaron en media 13,7% por encima del  mismo período de 2012. Cabe destacar que, si los niveles de existencias esperados para la soja y el maíz, se cumplen, se produciría  una fuerte revisión a la baja de las existencias de cierre en el  próximo WASDE (Informe de la USDA que incluye previsiones de oferta y demanda global). Basándose  en las existencias divulgadas, se podría esperar una revisión al alza  en las existencias de cierre de maíz y trigo en los EUA. En el caso de la soja, la demanda implícita en las existencias, aunque por debajo del consenso, todavía sugiere una revisión a la baja de las existencias (EUA).

En Brasil, esperamos una cosecha de 81,0 millones de toneladas para la soja (Conab: 82,0, USDA: 83,5), y de 71,0 millones de toneladas para el maíz (Conab: 76,0, USDA: 72,5). En  Argentina, esperamos cosechas de soja y maíz ligeramente abajo de las  expectativas del USDA (soja: 51,5, maíz: 26,5). El riesgo de  atrasos en los embarques disminuyó en Brasil, pero sigue latente en Argentina.

La combinación de cuellos de botella en el  transporte por carretera, bajas existencias de cierre y las amenazas de huelga de los estibadores portuarios  probablemente llevaron a una reducción del ritmo de las exportaciones de soja de Brasil. Las exportaciones acumuladas del año están 2,3 millones de toneladas por debajo del mismo período en 2012, a pesar de las pérdidas de la cosecha pasada.

En Argentina, aún no está claro cómo  va a solucionarse la posible amenaza de los productores sobre atrasar las exportaciones para así obtener mejores condiciones en el tipo de cambio.

Con relaciona la próxima cosecha en los EUA, las perspectivas son de un fuerte aumento de la producción en relación a la cosecha 12/13. Las primeras estimaciones de área sembrada del USDA apuntan a un estancamiento en las áreas de maíz y soja. Sin embargo, las condiciones climáticas están siendo consistentes con un aumento de la productividad en ambos cultivos. Una recuperación de los niveles de productividad de la cosecha 11/12 sería suficiente para viabilizar la reconstrucción de las existencias globales a partir de octubre. Para el trigo, la perspectiva no es tan favorable, incluso cuando tenemos en cuenta el aumento previsto de 1,6% en el área sembrada: las estimaciones de calidad de la cosecha de trigo de inverno continúan muy inferiores a la media histórica, con poca mejora durante el período de latencia.

Azúcar y Etanol: más etanol, menos azúcar

El precio  del azúcar en bruto (1º vencimiento) se mantuvo entre 0,18 dólares y 0,19 dólares  por libra durante la mayor parte de marzo. En los últimos días del mes, el precio quedó por debajo de 0,18 dólares, lo que podría estar relacionado en parte a (i) ajustes de fin de trimestre por parte de fondos de inversión y (ii) caída del precio de los granos en el último informe de la USDA (para más información véase sección de granos). Para este año, esperamos el mantenimiento del precio del azúcar en torno a 0,18 dólares por libra. El mercado brasileño de etanol proporcionaría un piso más elevado para el precio del azúcar, generando un aumento relevante en el porcentaje  de caña utilizado para producir  etanol.

Las estimaciones para el balance  global de azúcar continúan indicando superávits a lo largo de los próximos trimestres. Los precios actuales todavía no son lo suficientemente bajos como para  incentivar a países productores de  azúcar a partir de la caña de azúcar, a destinar el área a otros cultivos.

En la región Centro-Sur de Brasil, la zafra 13/14 de caña de azúcar ya está siendo recogida, y la zafra podría alcanzar 580 millones de toneladas bajo condiciones climáticas favorables. Con la inversión del año pasado en la renovación de los cañaverales y con mejores condiciones climáticas  que en 2012, la expectativa también es que el ATR (Azúcar Total Recuperable) por tonelada de caña sea superior al de la zafra anterior (138 kg / ton de caña, en comparación a 135,5 de la zafra 12/13).

 Desde el punto de vista del productor, los precios (equivalentes en azúcar en bruto) de etanol anhidro e hidratado ya están por encima de los precios del azúcar, al contrario de lo ocurrido en 2012. En 2013, el aumento de la proporción de etanol en la gasolina ayudaría al mantenimiento de precios relativamente altos del etanol anhidro. Los precios del etanol hidratado podrían verse influidos por un aumento del precio de la  gasolina en el 2º semestre y por la inclusión del sector  en una nueva ronda de exoneraciones impositivas. Estos factores llevarían a un uso menor de caña para la producción  de azúcar. Nuestro escenario para el Centro-Sur de Brasil es de 43% de caña siendo usada para producir azúcar, lo que representa una marcada caída en relación a lo registrado en las zafras 11/12 y 12/13 (aproximadamente 49%).

Con estas proyecciones para el Centro-Sul de Brasil y un escenario conservador para la región Norte-Nordeste, proyectamos una producción de 41,7 millones de toneladas de azúcar en bruto en el país (en comparación a 41,4 en la zafra pasada), y un fuerte aumento en la producción de etanol, pasando de 21.000 millones de litros a 28.000 millones de litros.

Petróleo: menor riesgo geopolítico en las regiones productoras 

Los precios del barril de petróleo de tipo Brent (1º vencimiento) permanecieron cercanos a 110,00 dólares a lo largo de marzo. La caída en relación a los niveles de mediados de febrero podría atribuirse a un balance menos ajustado a corto plazo y una posible  reducción de la percepción del riesgo geopolítico. Creemos que el precio de 110,00 dólares por barril está en línea con los fundamentos del sector en 2013. Una caída de los precios por debajo de 105,00 dólares llevaría a los países de la OPEP a reducir la producción. Por otro lado, el todavía bajo crecimiento global que proyectamos para el año, principalmente en los países desarrollados, hace difícil el mantenimiento de precios por encima de 115,00 dólares.

El balance global de febrero y marzo fue menos ajustado que el de los dos meses anteriores, con un aumento de la producción de los países de la OPEP (principalmente Iraq, según datos de la Agencia Internacional de Energía) y los trabajos de mantenimiento en las refinerías, por encima de la media estacional, afectando la demanda  a corto plazo por crudo.

La menor percepción de riesgo geopolítico en las regiones productoras (sin tener en cuenta asuntos importantes en otras regiones, como la reciente situación en la península coreana)  es debida a la ausencia de noticias relevantes en las últimas semanas. Con respecto a Irán, continúa la expectativa de avance en las negociaciones en abril. En África, no hubo noticias significativas en los países productores o en las regiones fronterizas, a diferencia de los  atentados en Argelia en enero.

Artur Manoel Passos
Economista

Proyecciones:


 

** El Índice de Commodities Itaú (ICI) es un índice propietario compuesto por los precios de las Commodities, medidas en dólares y negociadas en las bolsas internacionales relevantes para la inflación al consumidor en Brasil. El índice es formado por los subíndices Energía, Agricultura y Metales.


 



< Volver