Itaú BBA - Caída en los precios agrícolas y de los metales

Revisión Mensual de Commodities

< Volver

Caída en los precios agrícolas y de los metales

junio 11, 2014

El Índice de Commodities Itaú (ICI) retrocedió 3,7% desde fines de abril,

• Las condiciones climáticas favorables para la producción agrícola en mayo causaron la caída de los precios de los commodities agrícolas.

• La cotización del mineral de hierro continuó en caída, debido a la perspectiva de una mayor oferta de Australia y a las preocupaciones con el sector inmobiliario en China. Proyectamos una ligera recuperación de los precios.

El Índice de Commodities Itaú (ICI) retrocedió 3,7% desde fines de abril, influido por las caídas en los precios de los commodities agrícolas, el mineral de hierro y el gas natural. Las condiciones climáticas favorables, principalmente en los EUA, causaron una perspectiva de oferta mayor para el maíz, el trigo, la soja y el algodón. La menor percepción de riesgo asociado al conflicto en Ucrania ayuda a explicar la caída en los precios de los granos y del gas natural.

Mantenemos nuestras proyecciones para el ICI, de caída de 1,4% en 2014 y de alza de 1,6% en 2015. La proyección para 2014 considera un aumento de 0,6% en relación a los niveles actuales, influido por el mineral de hierro y los commodities agrícolas (exceptuando la soja). Los dos principales riesgos bajistas para nuestro escenario son: 1) el balance del mineral de hierro alcanzando el equilibrio con precios por debajo de 95,0 dólares por tonelada (proyectamos 101,0 dólares); 2) condiciones climáticas por encima de la media a futuro, provocando caídas adicionales en los commodities agrícolas.

Mejores condiciones para la producción de commodities agrícolas a lo largo de mayo. Los precios internacionales de commodities agrícolas cayeron desde el fin de abril (-10,0% de acuerdo con el ICI-agrícola), revertiendo parte del alza acumulada a lo largo del año. La caída en el período afectó a todos los principales commodities que monitoreamos: maíz (-12,3%), trigo (-14,1%), soja (-4,8%), algodón (-10,2%), café (-18,6%) y azúcar (-1,5%). Las cuatro primeras se vieron afectadas directamente por la ya mencionada perspectiva de una oferta mejor, en particular en los EUA. El azúcar y el café están siendo influidos por la incertidumbre que rodea a los fundamentos, las estimaciones para los balances entre oferta y demanda de los dos commodities varían desde un ligero superávit hasta un fuerte déficit.

Los precios del mineral de hierro continuaron en caída, causando un descenso de 3,7% en el ICI-metales desde el fin de abril. Además de las causas mencionadas en nuestro último informe (desaceleración del crecimiento y reglas más estrictas en China), la combinación de las preocupaciones asociadas al sector inmobiliario en China, junto con el aumento de la oferta de Australia llevan a los precios a situarse por debajo de 95,0 dólares por tonelada (media en 2013: 131,8 dólares), en un movimiento que consideramos exagerado. Los precios actuales se encuentran por debajo de los costos operacionales de los productores, que necesitan continuar produciendo para satisfacer la demanda global actual. Por lo tanto, mantenemos nuestra proyección de 101,0 dólares por tonelada antes del fin de año, un 6% por encima de los niveles actuales. Otros metales no preciosos caminaron en sentido opuesto, registrando algunas alzas durante el mes.

El sub-índice de energía del ICI subió 0,6% desde el fin de abril. Con la excepción de la caída en los precios del gas natural, no se produjeron acontecimientos de mayor relevancia en los commodities relacionados a la energía. El precio del petróleo de tipo Brent subió 1,5% (a 109,15 dólares por barril), mientras que el petróleo WTI aumentó 4,5% (a 103,59 dólares) en el mismo período, sin cambios relevantes en los fundamentos. Mantenemos nuestras proyecciones para el fin de año para el Brent y el WTI, en 105,0 y 101,0 dólares por barril, respectivamente. Nuestro escenario de caída de la cotización del petróleo de tipo Brent, considera que se producirá algún aumento en la oferta combinada de Irán, Iraq y Libia en los próximos meses.

Agrícolas: clima favorable a la producción en mayo

El mes de mayo estuvo marcado por las condiciones climáticas favorables. En los EUA, la siembra de maíz se recuperó y la siembra de soja está progresando en línea con el patrón estacional. En Brasil, la cosecha de inverno de maíz se vio beneficiada por un volumen de precipitaciones adecuado. La evolución climática también fue favorable en otras regiones productoras, provocando una caída en los precios del maíz (-12,3%), trigo     (-14,1%), soja (-4,8%) y algodón (-10,2%).

Riesgos bajistas para las proyecciones de granos y soja. Mantenemos las proyecciones para el maíz, trigo y soja en 5,0, 6,8 y 12,2 dólares por bushel a fin de año, respectivamente. Sin embargo, el mantenimiento de las condiciones climáticas tan favorables derivaría en precios más bajos, principalmente para el maíz y el trigo.

Los precios de azúcar y café volverían a subir. Las condiciones climáticas continuaron dentro de la normalidad en las regiones productoras de Brasil. A pesar de ello todavía existe una gran incertidumbre en relación a las perspectivas para la cosecha 2014/15 del país. Las estimaciones para los dos commodities varían mucho, desde ligeros superávits globales hasta fuertes déficits. En nuestra opinión la normalización reciente no será suficiente para compensar las pérdidas causadas por la sequía de enero. Por lo tanto, la producción en Brasil sería menor que lo anticipado actualmente por el mercado y llevaría a déficits en los balances globales de ambos commodities. De este modo, continuamos proyectando alzas en los precios del café y azúcar a futuro, a 2,20 y 0,195 dólares por libra, respectivamente.  

Se espera la presencia de El Niño en el 2º semestre, pero existe incertidumbre sobre su intensidad (e impactos). La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, en la sigla en inglés) continúa aumentando la probabilidad de El Niño en el 2º semestre, la cual es ahora superior al 80%. Al mismo tiempo, la evolución de las condiciones en el Océano Pacífico aumenta la posibilidad de un fenómeno menos intenso y de poca duración, con un impacto menor sobre las condiciones de producción de los commodities agrícolas.

Artur Manoel Passos

 



< Volver