Itaú BBA - Alza sostenible del petróleo y aumento transitorio del mineral de hierro

Revisión Mensual de Commodities

< Volver

Alza sostenible del petróleo y aumento transitorio del mineral de hierro

mayo 12, 2015

Elevamos nuestra proyección para el ICI a fines de 2015 en 2,7 puntos porcentuales

• El petróleo superó en abril la barrera de los 69 dólares por barril, en medio de indicios más sólidos de ajustes en la oferta y menores riesgos para el almacenamiento en el corto plazo. Adelantamos en seis meses (hasta diciembre) nuestro escenario de convergencia del Brent a 70 dólares por barril.

• El mineral de hierro subió, luego de varios meses en caída, a raíz de la demanda transitoria, pero la perspectiva continúa siendo de pérdidas. Seguimos viendo un exceso de oferta en el mercado y esperamos que los precios vuelvan a caer.

• Maíz, soja y trigo se vieron afectados en abril por unas condiciones climáticas favorables (presión bajista) y una demanda más fuerte (presión alcista). Los precios del maíz y del trigo fueron más afectados por el clima y retrocedieron, mientras que la soja tuvo una mayor influencia de las condiciones de la demanda y permaneció estable. Mantenemos nuestras proyecciones para los precios, a la espera de más informaciones sobre la productividad de la próxima cosecha.

El Índice de Commodities Itaú (ICI) subió 9,3% desde fines de marzo, impulsado por las alzas del petróleo y del mineral de hierro. El desglose por componente destaca la contribución de estos dos commodities: el ICI-energía se disparó 19,4% y el ICI-metales avanzó 9,6%, mientras que el ICI-agrícola retrocedió ligeramente (-1,9%) durante este período.

Elevamos nuestra proyección para el ICI a fines de 2015 en 2,7 puntos porcentuales, ya que incorporamos una convergencia más rápida del petróleo (Brent) hacia un equilibrio de 70 dólares por barril. Nuestro escenario considera un alza de 3,6% para el ICI desde los niveles actuales y el fin de año, y un aumento adicional de 3,5% a lo largo de 2016.

El mineral de hierro registró una fuerte (e insostenible) alza desde inicios de abril, subiendo 10% en el período, a 58 dólares por tonelada. El movimiento parece haber sido causado por un ciclo de reposición de existencias en China. No obstante, este aumento transitorio en la demanda no altera la perspectiva de exceso de oferta en el mercado del mineral de hierro. La demanda global continuaría creciendo poco, mientras que la oferta de los productores de bajo costo sigue en expansión. Por lo tanto, proyectamos una reanudación de la tendencia descendente de los precios, y mantenemos la proyección de 52,5 dólares por tonelada a fines de año.

Petróleo: recuperación sostenible y menor incertidumbre

Los precios del petróleo subieron en abril, y el Brent avanzó desde 58 dólares a 69 dólares por barril durante este período.

El alza es consistente con los fundamentos. La producción de los EUA finalmente empezó a retroceder, consolidando la perspectiva de menores inversiones en el sector del petróleo y gas en ese país. Además, el ritmo de acumulación de existencias se desaceleró, reduciendo los riesgos de cuellos de botella en el almacenamiento (lo que impediría la acumulación de existencias en el corto plazo para venta en el futuro).

La volatilidad implícita (anualizada) retrocedió desde 55% a 36%, a medida que se reducen las incertidumbres que rodean a la oferta. Los dos factores que contribuyeron a esta alza también explican la caída en la volatilidad. Además, el aumento de las tensiones entre Arabia Saudita e Irán, debido a la guerra civil en Yemen, reduce aún más la probabilidad de una acción coordinada por parte de la OPEP. A pesar de que la menor probabilidad de una acción coordinada, representa una presión bajista para los precios, también reduce la incertidumbre sobre el futuro del mercado del petróleo.

Estamos anticipando en seis meses el escenario de convergencia del precio del Brent a 70 dólares por barril, pasando éste desde mediados de 2016 a fines de 2015. El ajuste es fruto de la caída de la producción en los EUA y del ritmo menor de acumulación de existencias en abril. Por consiguiente, la proyección para el Brent en diciembre subió desde 65,0 dólares a 70,0 dólares por barril.

Granos: condiciones climáticas  favorables en abril

Los contratos internacionales de maíz y trigo retrocedieron 3,7% y 8,7% en abril, respectivamente (ver gráfico), mientras que la soja se mantuvo estable.

El mes de abril estuvo marcado por dos factores: condiciones climáticas favorables en las regiones productoras y demanda externa fuerte en los EUA. El clima está viéndose beneficiado por el fenómeno climático El Niño, que reduce el riesgo de heladas y aumenta los niveles de precipitaciones. La segunda cosecha de maíz en Brasil sigue disfrutando de buenos niveles de lluvias y temperaturas. La siembra de maíz en los EUA, a pesar de encontrarse ligeramente retrasada en relación a la media histórica, está adelantada en relación a las dos cosechas anteriores. Además, en los EUA, el trigo de primavera se benefició por las lluvias registradas en el momento oportuno, que aumentaron la productividad esperada.

Estos factores (además de la gripe aviar) explican el desempeño superior de la soja con relación al maíz. El ciclo de siembra de la soja en los EUA está  con algunas semanas de retraso, de modo que la oleaginosa fue menos beneficiada por las oportunidades de siembra. Es más, el menor nivel de las actuales existencias de soja hizo que los precios se viesen más afectados por la mayor demanda externa por la cosecha 2014/15. Por lo tanto, la soja subió en relación al maíz y al trigo, incluso con una perspectiva de excedente mayor en la cosecha 2015/16. Por último, los casos de gripe aviar en los EUA afectarían más la perspectiva de demanda para el maíz.

Mantenemos las proyecciones a fines de año para el maíz (4,25 dólares por bushel), la soja (9,50 dólares) y el trigo (5,40 dólares). Las proyecciones están basadas en condiciones climáticas dentro de la normalidad.


 

Artur Manoel Passos



< Volver