Itaú BBA - Reunión de política monetaria de Chile: Sumándose a la marea de liquidez global

¿Qué pasa hoy en América Latina?

< Volver

Reunión de política monetaria de Chile: Sumándose a la marea de liquidez global

abril 1, 2019

TPM estable la mayor parte de este año sería el escenario más probable.

Ver artículo completo de La semana por delante en América Latina al final de este informe.

Charla del día

Chile

Tras la decisión en enero de implementar una segunda suba de la tasa (a 3,0%) en el ciclo de normalización, el directorio del Banco Central optó por unanimidad no introducir cambios este mes e indicó que permanecerá baja la tasa durante un tiempo más prolongado. Si bien el directorio destacó que los recientes datos de actividad (4T18) confirman las perspectivas optimistas de la actividad no relacionada con la minería, considera que la inflación sorprendentemente baja no sólo responde a cambios metodológicos, sino también a una mayor desaceleración económica. Por lo tanto, es necesario mantener el estímulo monetario por un período más prolongado de lo previsto anteriormente para asegurar que la inflación converja a la meta de 3% en el mediano plazo. En general, esto se encuentra en línea con una tasa estable durante la mayor parte de este año.

El Banco Central complementará la decisión actualizando su escenario de referencia en su principal informe trimestral de inflación (IPoM). Un impulso más débil en el comienzo del año podría traer aparejado un recorte de la previsión de crecimiento para este año desde el actual 3,25%-4,25%, mientras la convergencia de la inflación a la meta resulta más lenta. Teniendo en cuenta el entorno internacional más complejo, el cambio más prudente de la Fed y la previsión de que la brecha del producto es mayor que la estimada previamente, el Banco Central introduciría una senda de normalización monetaria aún más gradual (en comparación con la proyección anterior de alcanzar niveles neutrales, 4%-4,5%, a mediados de 2020). Continuamos esperando sólo un alza adicional de la tasa de 25pb este año, lo que llevaría la tasa de política a 3,25%. **Historia completa en inglés aquí.

La producción industrial cayó 3,6% interanual en febrero (que se suma a la disminución de 0,9% del mes anterior). Una vez más, minería fue el principal obstáculo para la producción industrial en el mes de febrero, aunque factores climáticos transitorios intensificaron el descenso. Minería se contrajo 9,4% interanual (-4,8% anteriormente). Mientras tanto, el crecimiento de la manufactura fue menor (0,8% interanual vs. 2,6% en enero), por encima de las expectativas del mercado (Itaú: 2,2%; consenso del mercado: 1,1%), aunque la composición sigue siendo favorable. La producción de gas lideró el crecimiento de los servicios públicos de 0,9% (0% anteriormente). Teniendo en cuenta estos datos y nuestra expectativa de que las ventas minoristas fueron débiles en el mes, dado que se desplomaron las ventas de automóviles 0km, esperamos que el crecimiento del proxy mensual del PIB (Imacec) continúe bajo en 2,0% en febrero (2,1% en enero).

A futuro, las señales de confianza resultan contradictorias. El índice de confianza empresarial de Icare para marzo muestra que la confianza del sector minero supera con creces los niveles de hace un año (63,9 puntos vs. 50,1 en marzo de 2018; 50 = neutral). Esto ayudó a que la confianza general se mantuviera en territorio optimista en 54,0 puntos (con un deterioro de sólo 0,3 puntos en doce meses). Sin embargo, excluido el subíndice de minería, la confianza total se encontró en un nivel mucho menor de 51,7 puntos, lo que registra un desplome con respecto a los 55,3 registrados el año pasado. Los principales factores determinantes detrás de esta moderación fueron una confianza minorista más débil (55,5 vs. 61,9 el año pasado) y una confianza industrial que se hundió en territorio pesimista (47,7 vs. 53,0 en marzo pasado). Por otra parte, el índice de confianza del consumidor de GFK se mantuvo oprimido por octavo mes consecutivo y llegó a 42,3 puntos (50,0 hace un año; 50 = neutral). El brusco deterioro de las expectativas para el país para el horizonte de 1 año y de 5 años lideró el debilitamiento. Sin embargo, la recuperación de los precios del cobre probablemente apoye a la confianza empresarial y genere una inversión aún más sólida durante todo el año. La baja inflación y una política monetaria expansiva fomentará un ambiente favorable para el consumo a pesar del pesimismo de los consumidores. Prevemos un crecimiento del PIB de 3,2% este año (4,0% el año pasado). **Historia completa aquí.

En cuanto al desempleo, una disminución en la tasa de participación generó que el desempleo sorprendiera a la baja en febrero. La tasa de desempleo resultó estable en doce meses, la primera vez que esto ocurre desde mayo del año pasado, sin embargo, no todo fue positivo. La tasa de desempleo de 6,7% estuvo por debajo de la expectativa del mercado de 6,9% y nuestra previsión de 7,0%. El empleo creció 0,5% interanual, desde 0,7% en el 4T18, aunque se vio compensado por la desaceleración del crecimiento de la fuerza laboral a 0,6% desde 1,1% dado que la participación cayó 0,7pp (la caída más aguda de 12 meses desde el trimestre finalizado en agosto de 2012).

Esperamos que el dinamismo del empleo mejore este año. Probablemente se consolide la recuperación de la actividad, lo que traería aparejado una contracción del mercado laboral (tasa de desempleo de 7,0% el año pasado). **Historia completa en inglés aquí.

El día por delante: Tras la decisión de política monetaria del 29 de marzo, el Banco Central presentará una actualización de su escenario de referencia en su principal  informe de inflación trimestral. Teniendo en cuenta el complejo escenario internacional y considerable cambio hacia una postura más prudente de la Fed, el Banco Central probablemente adoptará un enfoque de mayor cautela en su perspectiva para el proceso de normalización.

Brasil

La tasa de desempleo nacional ascendió a 12,4% en febrero, en línea con nuestra proyección y 0,1pp por debajo de la del mercado. En comparación con el mismo mes de 2018, la tasa de desempleo sufrió una leve variación (desde 12,6% en feb-18). Desestacionalizada, la tasa de desempleo retrocedió 0,1pp a 12,2%, con lo que aún refleja una lenta recuperación del mercado laboral a principio de 2019. El débil desempeño del  empleo se observa tanto en el mercado laboral formal como el informal. Sin embargo, las cifras del CAGED del Ministerio de Trabajo indican una mejora del empleo formal con respecto a principios del 3T18, que podría verse reflejado pronto en los próximos informes de la PNAD Contínua. **Historia completa aquí.

Con respecto a las cuentas fiscales, el sector público consolidado registró un déficit primario de 14.900 millones de reales en febrero. La cifra resultó considerablemente menor a nuestra previsión (15.500 millones) y estuvo en línea con el consenso del mercado (14.700 millones). El gobierno central tuvo un déficit de 18.300 millones de reales (cerca de nuestra estimación 17.800 millones) mientras que los gobiernos regionales y empresas estatales registraron un superávit mayor de lo esperado de 4.800 millones de reales y 800 millones de reales, respectivamente. El déficit primario consolidado acumulado de 12 meses bajó a 1,5% del PIB en febrero, desde 1,6% en enero. A nuestro juicio, se requiere disciplina para cumplir con la meta de déficit primario anual del sector público de 132.000 millones de reales, aunque no debería ser tan difícil.

La deuda bruta del sector público aumentó marginalmente a 77,4% del PIB en febrero, desde 77,3% en enero, mientras que la deuda neta se mantuvo en 54,4% del PIB. El déficit nominal de 12 meses, excluidas las operaciones de swap de divisa permaneció en 6,9% del PIB. Un escenario fiscal favorable depende estrictamente de la aprobación de las reformas (como la reforma previsional) que indican un retorno gradual a un superávit primario compatible con la estabilización de la deuda pública. **Historia completa en inglés.

El día por delante: A las 15:00 saldrá publicada la balanza comercial de marzo, para la que esperamos un superávit de 5.600 millones de dólares, por debajo de los 6.400 millones de dólares observados el mismo mes del año pasado. Además, también saldría publicado durante la jornada de hoy el índice de Fenabrave de marzo.

Colombia

El comité de regla fiscal de Colombia flexibilizó las metas de déficit del país, tras el costo extraordinario de la migración venezolana a Colombia. El plan fiscal original requiere una reducción de 0,7pp del déficit fiscal de 2018 para llegar a 2,4% del PIB este año, lo que habría implicado el mayor ajuste requerido por la regla fiscal desde su implementación en 2012. Colombia enfrentó este año mayores desafíos fiscales cuando la administración de Iván Duque convenció al Congreso de agregar 1,4% del PIB al presupuesto, financiando dicho aumento a través de los cambios en el sistema tributario. En definitiva, la reforma fue insignificante y se espera que la recaudación sólo ascienda a la mitad de la cantidad inicialmente prevista (0,7% del PIB). Por lo tanto, a pesar de algunos cortes y congelamiento de gastos, cumplir con la meta siembre iba a implicar un desafío, a pesar del optimismo del gobierno.

La decisión del comité de regla fiscal de incluir los costos de la crisis venezolana (estimada en alrededor del 0,5% del PIB) en sus deliberaciones y flexibilizar la meta fiscal alivia algunas presiones fiscales de corto plazo. Ahora, el comité considera que es necesaria una reducción de 0,4pp del déficit a 2,7% del PIB para este año (2,4% previamente; Itaú: 2,7%). La meta del déficit para 2020 se flexibilizó a 2,3% del PIB (desde 2,2%), mientras que la meta para 2021 se mantiene en 1,8%. Sin embargo, dado que mejoraron los factores cíclicos (con precios del petróleo más altos y mayor crecimiento) desde el MTFP 2018, el ajuste permitido es mucho mayor (alrededor de 1,5pp en 5 años). La meta de alcanzar el 1% de déficit del PIB será para 2024 (antes de lo previamente esperado).

En general, los ajustes no disminuyen los desafíos a enfrentar a partir de 2020 cuando entre en vigor  la reducción del impuesto sobre sociedades, lo que significa que es más probable que se implemente una reforma fiscal más adelante si las agencias de calificación mantienen distancia. El año pasado, S&P mantuvo su calificación "BBB-" con perspectiva estable y afirmó que Colombia podría no cumplir, antes de esta revisión, la meta de déficit del PIB de 2,4% este año, aunque eso no impulsaría necesariamente una reducción de la calificación. Sin embargo, las revisiones de meta de déficit plurianuales probablemente signifiquen que está aumentando la posibilidad de una reducción de la calificación.

La tasa de desempleo en febrero sorprendió al alza, aunque el mercado laboral mostró señales positivas. La tasa de desempleo nacional aumentó a 11,8%, desde 10,8% hace un año, por encima de nuestra proyección de 11,5%. El deterioro se debió principalmente al componente urbano con una suba de la tasa de desempleo a 12,4%, por encima del 11,9% registrado el año pasado y el consenso del mercado de 12,1% (Itaú: 12,0%). En el trimestre finalizado en febrero, la tasa de desempleo total fue de 11,4%, 1,0pp más en doce meses, donde la tasa de desempleo urbano ascendió a 12,3%, por encima del 11,7% hace un año. El aumento de la participación explica en parte el fuerte incremento de la tasa de desempleo. Comparado con el trimestre finalizado en febrero de 2018, la tasa de participación subió 0,5pp a 64,1%, dado que la fuerza laboral se aceleró a 2,1% interanual desde 0,6% en el 4T18.

Se espera que la gradual recuperación económica se filtre a un mercado laboral más dinámico. Una política monetaria ligeramente expansiva, una mejor percepción empresarial y señales positivas para la inversión apoyarían un crecimiento de 3,3% este año (desde 2,7% en 2018) y generarían un ajuste del mercado laboral. **Historia completa en inglés aquí.

El día por delante: Hoy saldrá publicada la minuta de la reunión de política monetaria de marzo -en la que la tasa de política se mantuvo estable en 4,25%. El informe probablemente mostrará que el directorio no tiene prisa por aumentar la tasa en un escenario internacional aún complejo, un buen comportamiento de la inflación y una recuperación gradual de la actividad.

México

El día por delante: El Ministerio de Hacienda publicará los lineamientos preliminares de política económica para 2020, que incluyen las perspectivas macroeconómicas del Ministerio y una actualización de las estimaciones fiscales para 2019 y 2020.

Perú

El día por delante: El instituto de estadística (INEI) anunciará la inflación del IPC de marzo, que proyectamos en 0,66% mensual. Esperamos que una recuperación de la demanda interna aumente los precios. Suponiendo que nuestra previsión es correcta, la inflación general anual registraría una tasa de crecimiento de 2,2% interanual en marzo (desde 2,0% en febrero).

La semana por delante en América Latina

Argentina

El miércoles, el Banco Central publicará su encuesta de expectativas mensual. Prevemos un mayor deterioro en las expectativas de inflación. En la última publicación, los analistas elevaron sus previsiones de inflación para 2019 a 31,9% desde 29,0%.

También el miércoles, la asociación de fabricantes de automotores (ADEFA) dará a conocer los datos correspondientes a marzo sobre producción, exportaciones y ventas nacionales a concesionarios. La producción automotriz cayó 16,4% interanual en febrero, mientras que las exportaciones aumentaron 1,0% interanual. Las ventas internas se desplomaron 58,8% interanual afectadas por la depreciación del peso contra el dólar y las altas tasas de interés. 

El jueves saldrán publicados los datos de manufactura y construcción para febrero. Esperamos ver una nueva caída interanual de la manufactura (-10,8% en enero). Según el IPI (un índice privado publicado por la consultora OJF), la manufactura bajó 9,2% interanual en febrero. La actividad de la construcción también se contrajo en febrero según indicadores privados como el índice del Grupo Construya (-13,2% interanual).

Brasil

En cuanto a la actividad económica, la producción industrial de febrero, que saldrá publicada el martes, será el destacado de la semana próxima. Prevemos una suba de 1,6% mensual desestacionalizada, tras una caída de 0,8% en enero. A pesar de este resultado positivo esperado para febrero, la tendencia de crecimiento de la producción industrial sigue siendo débil. También saldrán publicados los indicadores del sector automotriz para marzo: ventas de vehículos de Fenabrave (probablemente el lunes), y producción automotriz de Anfavea (el jueves).

El lunes saldrá publicada la balanza comercial de marzo, para la que esperamos un superávit de 5.600 millones de dólares, por debajo de los 6.400 millones de dólares observados el mismo mes del año pasado. En términos mensuales, las exportaciones se mantendrían estables y las importaciones aumentarían 10%. Esperamos que la balanza comercial de 12 meses disminuya levemente a 57.500 millones de dólares (desde 58.300 millones de dólares) mientras que la tasa promedio móvil de tres meses trimestral anualizada desestacionalizada bajaría a 59.200 millones de dólares, desde 68.500 millones de dólares.

Por el lado político, el ministro de Economía, Paulo Guedes, se presentaría ante la Comisión Constitucional y de Justicia de la Cámara Baja para dar un discurso sobre la reforma previsional el miércoles. El mismo día, el Presidente Jair Bolsonaro regresa de su viaje oficial a Israel y, según noticias políticas, se reuniría con el Presidente de la Cámara Baja, Rodrigo Maia y otros presidentes de partidos políticos.

Chile

Tras la decisión de política monetaria del 29 de marzo (se esperaba que las tasas se mantuvieran estables), el Banco Central presentará una actualización de su escenario de referencia en su principal  informe de inflación trimestral (IPoM). Teniendo en cuenta el complejo escenario internacional y el considerable cambio hacia una postura más prudente de la Fed, el Banco Central probablemente adopte un enfoque de mayor cautela en su perspectiva para el proceso de normalización. Con un impulso más débil al comienzo del año, las proyecciones de crecimiento para este año probablemente bajen del actual 3,25% - 4,25%, mientras que la publicación de la nueva canasta de inflación traería aparejada una convergencia más lenta de la previamente esperada de la inflación a la meta. Estos ajustes proyectados, junto con un escenario internacional más complejo con respecto a la edición del 4T18, permitiría al directorio expresar que el proceso de normalización -en base a la proyección de que la brecha del producto se encuentra prácticamente cerrada y que la tasa de política continúa siendo expansiva- se desarrollaría a un ritmo más gradual y que dependerá de los datos que se publiquen (en comparación con la previsión anterior de alcanzar niveles neutros, 4% - 4,5%, para mediados de 2020).   

El INE publicará el martes los indicadores de consumo privado para el mes de febrero. La actividad minorista se registró por debajo de las expectativas al inicio de 2019, arrastrada por el consumo de bienes  duraderos. Las ventas minoristas, incluidos vehículos, se mantuvieron planas en doce meses (+1,6% en diciembre). Mientras tanto, el comercio mayorista continuó mostrando solidez, aún liderado de manera favorable por las ventas de materiales vinculados a inversiones. La aún baja percepción del consumidor y la caída de las ventas de automóviles 0km apuntan a un crecimiento de las ventas minoristas de 0,8% en febrero.

El viernes, el Banco Central publicará el proxy del PIB (Imacec) para el mes de febrero. La minería generó un débil comienzo de la actividad en 2019, aunque hay aspectos positivos gracias a un sólido nivel del sector de servicios. La actividad creció 2,1% interanual en enero (3,1% en diciembre). La minería se contrajo 3,9%, aunque se vio compensada por un aumento de 2,8% en la actividad no relacionada con la minería. Los indicadores industriales en el mes mostraron un crecimiento más leve de la manufactura, una intensificación del descenso de minería, y esperamos un  crecimiento más débil de las ventas minoristas. En general, esperamos que el proxy del PIB mensual (Imacec) se mantenga plano (desestacionalizado) con respecto a enero y traiga como resultado un descenso del crecimiento anual a 2,0% (no desestacionalizado).

También saldrá publicado el viernes el crecimiento del salario nominal para febrero. El crecimiento del salario en enero fue estable en 3,8% interanual, mientras que el crecimiento del salario real subió (a 1,6% desde 1,2% en diciembre) debido a una inflación más baja de lo esperado. La recuperación a futuro del crecimiento de los salarios, junto con la baja inflación y una política monetaria expansiva apoyarían la consolidación de la recuperación del consumo.

Colombia

El lunes, saldrá publicada la minuta de la reunión de política monetaria de marzo -en la que la tasa de política se mantuvo estable en 4,25%. La minuta probablemente mostrará que el directorio no tiene prisa por aumentar la tasa en un escenario internacional aún complejo, un buen comportamiento de la inflación y una recuperación gradual de la actividad.

El instituto de estadística (DANE) publicará el miércoles las exportaciones para el mes de febrero. La disminución de las exportaciones de petróleo y el carbón en enero confirman las perspectivas desfavorables para las cuentas externas en Colombia. Las exportaciones totales bajaron 7,8% interanual en enero, tras la caída de 14,6% en diciembre. Esperamos que las exportaciones de febrero asciendan a 3.239 millones de dólares, lo que indica una expansión de 8% con respecto al año pasado.

El viernes saldrá publicada la inflación de marzo. La inflación sorprendió a la baja por segundo mes consecutivo en febrero al alcanzar la meta de 3% del Banco Central (la tasa más baja desde septiembre de 2014). La inflación de bienes transables continúa siendo el principal obstáculo (0,85%), aunque la inflación no transable y el promedio de indicadores subyacentes también se moderaron. Los datos de alta frecuencia para marzo indican una inflación mensual de 0,44% (0,24% el año pasado), impulsada por un fuerte aumento en los precios de los alimentos así como altos precios de bebidas, vivienda y salud, lo que traería aparejado un inflación anual de 3,22%.

México

Al inicio de la semana, el Ministerio de Hacienda publicará los lineamientos preliminares de política económica para 2020, que incluyen las perspectivas macroeconómicas del Ministerio y una actualización de las estimaciones fiscales para 2019 y 2020. A diferencia del presupuesto 2019 aprobado por el Congreso en diciembre pasado, las perspectivas preliminares de política económica es un documento informativo para el Congreso (no necesita aprobación). Según el subsecretario del Ministerio de Hacienda, Arturo Herrera, dichas perspectivas incluirán un escenario inicial, similar al del presupuesto aprobado en 2019. Añadió que, en un contexto de débil actividad económica mundial que afecta a la economía mexicana, mantendrán la promesa de alcanzar la meta de superávit primario y aumentar la inversión pública de capital (si es necesario, recortarán el gasto de inversión que no sea de capital).  

Perú

El instituto de estadística (INEI) anunciará el lunes la inflación del IPC de marzo, que proyectamos en 0,66% mensual. Esperamos que una recuperación de la demanda interna aumente los precios. Suponiendo que nuestra previsión es correcta, la inflación general anual registraría una tasa de crecimiento de 2,2% interanual en marzo (desde 2,0% en febrero).



< Volver