Itaú BBA - Los indicadores de marzo confirman la debilidad de la actividad económica en Brasil.

¿Qué pasa hoy en América Latina?

< Volver

Los indicadores de marzo confirman la debilidad de la actividad económica en Brasil.

abril 11, 2019

Nuestra proyección preliminar para la producción industrial de marzo bajó a -0,9% mensual desestacionalizado (-5,4% interanual)

Charla del día

Brasil

Dos indicadores coincidentes para la actividad industrial de marzo, publicados ayer, conforman la debilidad de la actividad económica. Los despachos de papel cartón (ABPO) y tráfico de vehículos pesados (ABCR) registraron descensos en marzo. Con nuestra desestacionalización, estimamos un descenso de 2,6% y 0,4% mensual desestacionalizado para ABPO y ABCR en el período. Nuestra proyección preliminar para la producción industrial de marzo bajó a -0,9% mensual desestacionalizado (-5,4% interanual) desde -0,8%. Debe destacarse que las débiles previsiones interanuales reflejan una menor cantidad de días laborables en marzo, dado que el Carnaval 2019 se celebró en ese mes, mientras que en 2018 tuvo lugar en febrero.

Con respecto a la reforma previsional, Datafolha publicó una encuesta que muestra el apoyo entre la población a la propuesta que actualmente se encuentra en el Congreso. Aproximadamente la mitad de los ciudadanos (51%) están en contra de la reforma actual, aunque esta cantidad representa una disminución de 20pp con respecto a la última encuesta (en 2017), que indagaba acerca de la propuesta anterior del gobierno. El porcentaje de personas a favor de la reforma aumentó a 41%, desde 23%. La cantidad de ciudadanos indiferentes se mantuvo estable (2%), mientras que el grupo que no sabe aumentó a 7% (desde 5%).

La inflación del IPCA aumentó 0,75% en marzo (dese 0,43% el mes anterior), por encima de nuestra proyección y las expectativas del mercado (ambas en 0,63%). En términos interanuales, la inflación registró un incremento de 4,58% (nuestra previsión y la del mercado: 4,45%), desde 3,89% en febrero. Comparado con nuestra expectativa, los precios de la comida en el hogar y del transporte sorprendieron al alza, añadiendo 8 y 4pb a la desviación con respecto a nuestra proyección, respectivamente. El índice de difusión (que mide la proporción de productos con variaciones de precios positivas) ascendió a 65,3% en el mes (desde 59,0% anteriormente).

A pesar del elevado resultado general en marzo, los principales indicadores de inflación subyacente se mantienen en una cómoda senda. El indicador de inflación subyacente de servicios avanzó 0,2% durante el mes y 3,3% interanual. Mantenemos nuestro análisis de que la inflación está manteniendo una dinámica benigna y se encuentra sujeta a bajos riesgos de presiones de demanda. Esta perspectiva también se ve apoyada por la inercia inflacionaria, las expectativas de inflación ancladas y una considerable debilidad de la economía. Nuestra estimación para el IPCA de todo el año se mantiene en 3,6%. ** Historia completa en inglés  aquí.

Chile

Según los resultados de la encuesta mensual a analistas realizada por el Banco Central, se espera una suba menos de la tasa en el mediano plazo dado que continúan revisando el crecimiento a la baja y las presiones inflacionarias parecen encontrarse contenidas. Los analistas continúan proyectando sólo una suba más de 25pb este año, a 3,25%, en el 4T19. Todavía se considera que la tasa de política se mantendrá estable en 3,25% durante los primeros meses de 2020, con otra suba a 3,5%  mediados de año. Sin embargo, no se espera ahora otra suba de la tasa (3,75% anteriormente), lo que en parte podría reflejar las expectativas del mercado de que el Banco Central reduciría su estimación de tasa neutral (desde el actual rango de 4% - 4,5%) en su Informe de Inflación de junio. A pesar de la sorpresa al alza de la inflación en marzo, las proyecciones no se modificaron: 2,7% para este año (Itaú: 2,6%) y 3% para 2020 (también la expectativa de 23 meses). Por lo tanto, el mercado aún considera que las bajas cifras de inflación anual son algo transitorio. La proyección de crecimiento para este año se redujo por tercer mes consecutivo  0,1pp, a 3,3% (Itaú: 3,2%), mientras que permaneció sin cambios en 3,4% para 2020. Creemos que el impulso más débil de la actividad a principio de año, una baja inflación, la postura de política más flexible de la Fed y los riesgos para el crecimiento económico mundial sugieren que no es necesario eliminar el estímulo rápidamente en el corto plazo.


 



< Volver