Itaú BBA - Los indicadores de confianza permanecen en terreno pesimista en Brasil.

¿Qué pasa hoy en América Latina?

< Volver

Los indicadores de confianza permanecen en terreno pesimista en Brasil.

abril 26, 2019

La confianza en los sectores minorista y de la construcción sufrió movimientos laterales en abril.

Charla del día

Brasil

La confianza en los sectores minorista y de la construcción sufrió movimientos laterales en abril. El índice minorista se mantuvo estable en 96,8 puntos, la lectura más baja desde octubre de 2018. El componente de situación actual creció 3,3pp, compensado prácticamente por completo por una disminución de 3,2pp en el índice de expectativas. En el sector de la construcción, la confianza permaneció en 82,5 puntos en el mes, con un aumento de 1pp del componente de situación actual, neutralizado por la caída de 1,1pp del índice de expectativas. En general, el resultado refuerza nuestra previsión de débil crecimiento a principios de 2019. 

La inflación del IPCA-15 de abril fue de 0,72%, por encima de nuestra previsión (0,69%) y la del mercado (0,67%). La variación mensual se vio impulsada principalmente por un aumento de los precios de los alimentos (1,28%) y del petróleo (3,22%). En términos interanuales, la inflación avanzó a 4,72% (nuestra proyección: 4,68%; mercado: 4,65%) desde 4,18% el mes anterior, influenciada por efectos de base que se espera persistan el próximo mes. En comparación con nuestra estimación, el registro del componente de servicios resultó como se esperaba, especialmente la medición subyacente, que continúa indicando cómodos niveles para la inflación.** Historia completa en inglés aquí.

Con respecto a las cuentas externas, la cuenta corriente registró un déficit de 494 millones de dólares en marzo, por debajo de nuestra estimación (superávit de 500 millones de dólares) y las expectativas del mercado (déficit de 100 millones de dólares). Comparado con nuestra previsión, la sorpresa se concentró en la cuenta de ingresos, con mayores gastos relacionados con beneficios y dividendos de lo esperado. El déficit de cuenta corriente continúa siendo bajo. Durante los próximos años, mantenemos nuestra expectativa de un aumento gradual del déficit de cuenta corriente, aunque sin comprometer la sostenibilidad de las cuentas externas de Brasil. En la cuenta financiera, la inversión directa en el país (IDP) ascendió a 6.800 millones de dólares, por debajo de nuestra estimación (7.500 millones de dólares) y el consenso del mercado (7.900 millones de dólares). Sin embargo, la IDP acumulada durante 12 meses permanece en un nivel históricamente alto: 89.000 millones de dólares, o 4,7% del PIB. La inversión directa en el país continúa siendo la principal fuente de financiamiento para el déficit de cuenta corriente. ** Historia completa en inglés aquí.

El día por delante: Hoy saldrá publicado el informe de crédito del Banco Central sobre los datos de marzo.

Colombia

La confianza industrial y minorista subió en marzo, con una acumulación de ganancias durante el período de doce meses. Según el centro de estudios local Fedesarrollo, la confianza industrial fue de 3,0% (0 = neutral), por encima del 0,2% registrado el año anterior (5,1% en febrero). Comparado con marzo de 2018, hubo una mejora en las expectativas para la producción en el próximo trimestre (suba de 3,2pp a 35,7%), mientras que el volumen real de pedidos resultó menos desfavorable (desde -27,8% a -22,0%). Según nuestra desestacionalización, la confianza industrial se mantuvo básicamente estable con respecto a febrero. Mientras tanto, la confianza minorista se registró en 27,5% (24,6% en marzo de 2018; 31,8% en febrero), la suba anual respondió por igual a los tres subíndices: una reducción en los niveles de inventario, mejores expectativas sobre la situación económica en el próximo semestre y la evaluación de la situación actual. En general, el nivel optimista de percepción empresarial, la baja inflación (que ayuda al crecimiento del salario real) y las bajas y estables tasas de interés probablemente respaldarán la recuperación de la actividad al 3,3% este año (2,7% para 2018).

México

Las ventas minoristas sorprendieron al alza, aunque crecieron a un ritmo por debajo de la tendencia. Las ventas minoristas aumentaron un 1,8% interanual en febrero (desde 0,9% en enero); la cifra estuvo por encima de nuestra proyección y las expectativas del mercado (0,6%). Aunque las ventas minoristas se aceleraron en febrero (en comparación con el mes pasado), crecieron a un ritmo por debajo de la tendencia (desde un crecimiento promedio de 2,4% en 2018). En el margen, el impulso de las ventas minoristas continuó siendo débil. Con cifras desestacionalizadas, las ventas minoristas subieron 1,2% mensual en febrero (desde 2,7% en enero). Sin embargo, la tasa de crecimiento trimestral anualizada fue de -6,1% (desde -6,7% en enero). Esperamos que el consumo privado modere su ritmo en 2019 (con respecto a 2018), a medida que la desaceleración de Estados Unidos y la incertidumbre que enfrenta la economía reducen el crecimiento del PIB. En este contexto, el empleo se está debilitando. Sin embargo, los recientes aumentos de los salarios reales son un búfer para la actividad. Una menor inflación y los aumentos del salario mínimo, en un entorno de brecha del producto aún firme, son los factores que están impulsando los salarios reales. ** Historia completa en inglés aquí.

El día por delante: A las 10:00, el INEGI publicará el proxy del PIB (IGAE) mensual para febrero, que estimamos en 0,9% interanual (tras crecer 1,3% en enero). El INEGI también anunciará a la misma hora la balanza comercial de marzo. Las exportaciones manufactureras seguramente se desaceleraron, lo que refleja la débil demanda externa. A su vez, esperamos que las importaciones no petroleras también se hayan deteriorado reflejando cierta desaceleración de la demanda interna.

Chile

La encuesta trimestral de empleo de la Universidad de Chile para el Gran Santiago muestra que la tasa de desempleo se mantuvo estable con respecto al año pasado. La tasa de desempleo fue de 7,6%, mientras que la encuesta del Gran Santiago del INE para el trimestre finalizado en febrero registró una suba de 0,2pp a 7,0%.

La lectura estable de desempleo respondió a una dinámica desfavorable dado que el empleo y la fuerza laboral se contrajeron alrededor de 0,5% interanual (caída de 1,2% del empleo según el INE). Este fue el primer descenso del empleo desde el 1T17 (+3,2% interanual en el 4T18), ya que el empleo asalariado se redujo 1,5% (+1,9% anteriormente), mientras que se vio en parte compensado por el continuo crecimiento del empleo por cuenta propia (3,4% interanual). La construcción y la manufactura fueron los principales sectores que impulsaron la destrucción del empleo en el trimestre. Mientras tanto, la participación del mercado laboral bajó 0,8pp durante el periodo de doce meses a 61,8% (comparado con una caída de 1,4pp en la participación, a 60,6%, según las cifras del INE).

Dada la flexibilidad del mercado laboral, las presiones salariales probablemente permanezcan contenidas, lo que ayudaría a mantener el estímulo monetario durante un prolongado período. Esperamos una suba adicional de la tasa de 25pb para fin de este año, lo que llevaría la tasa de política a 3,25%.

El día por delante: El Banco Central realizará su tercera reunión de política monetaria de 2019. Dada la débil actividad, las bajas presiones inflacionarias y una política monetaria internacional más flexible, no esperamos cambios en el escenario actual, y la tasa se mantendría en 4,25%.



< Volver