Itaú BBA - La tasa de desempleo en Brasil resultó superior a lo esperado

¿Qué pasa hoy en América Latina?

< Volver

La tasa de desempleo en Brasil resultó superior a lo esperado

febrero 28, 2019

Esperamos que la tasa de desempleo baje a 11,8% para fin de año y 11,5% para fin de 2020.

Charla del día

Brasil

Según la encuesta nacional de hogares (PNAD Continua) la tasa de desempleo nacional de Brasil aumentó a 12,0% en el trimestre finalizado en enero, desde 11,6% en diciembre. El resultado estuvo en línea con nuestra estimación y resultó mayor que la media de las expectativas del mercado (11,9%). El desempleo se encuentra apenas 0,1pp por debajo del registro del año pasado, en un entorno de débil crecimiento económico. Con nuestra desestacionalización, el desempleo se mantuvo estable frente a la lectura anterior, en 12,3%, 0,2pp por encima de la cifra de octubre de 2018.

A futuro, la tasa de desempleo tiende a disminuir lentamente. Esperamos que, con nuestra desestacionalización, la tasa de desempleo baje a 11,8% para fin de año y 11,5% para fin de 2020. ** Historia completa en inglés aquí.

El Banco Central publicó sus cifras de crédito para enero. En términos reales el promedio diario de nuevos créditos no asignados cayó 3,9% mensual desestacionalizado. En el segmento de asignados, los nuevos préstamos se desplomaron 8,5%. La morosidad total se mantuvo estable en 2,9%. ** Historia completa en inglés aquí.

En cuanto a las cuentas fiscales, el gobierno central registró un superávit primario de 30.200 millones de reales en enero, entre nuestra estimación y el consenso del mercado (31.800 millones de reales y 28.700 millones de reales, respectivamente). Comparado con nuestras expectativas, los ingresos estuvieron 4.700 millones de reales y los gastos a 3.100 millones de reales por debajo de lo esperado. Los primeros responden a una mayor distorsión entre la recaudación de impuestos de la Secretaría de Ingresos Federales y los ingresos del Tesoro, mientras que los últimos a la reducción del gasto discrecional.

El resultado del gobierno nacional probablemente ascienda a 35.000 millones de reales (0,5% del PIB) mejor que la meta para el año (139.000 millones de reales o 2,3% del PIB). La laxa meta fiscal se debe a la postura conservadora del gobierno con respecto a su cambio el año pasado, en un entorno de incertidumbre sobre el crecimiento del PIB este año y menores gastos obligatorios y discrecionales que los anteriormente previstos en el presupuesto. Mañana saldrá publicado el resultado primario consolidado para enero (incluidos los gobiernos regionales y empresas estatales). Proyectamos un déficit de 45.700 millones de reales.

Argentina

La actividad disminuyó más de lo esperado en diciembre. El EMAE (proxy del PIB mensual oficial) disminuyó un 7,0% interanual en diciembre, lo que generó una contracción de 2,6% en 2018, por encima de nuestra proyección para el PIB de 2,2% y las expectativas de la encuesta del Banco Central de 2,4% interanual. De forma secuencial, la economía creció 0,7% mensual desestacionalizado, lo que llevó la contracción trimestral a 6,8% (anualizado) en el 4T18 (frente a una contracción de 3,2% en el 3T18). El arrastre estadístico en 2019 es de -3,1%. El INDEC (instituto nacional de estadísticas) tiene previsto publicar las cuentas nacionales para 2018 el 21 de marzo.

Hemos revisado a la baja nuestra previsión de crecimiento del PIB. La menor demanda interna proyectada, debido a mayores tasas de interés y el considerable arrastre estadístico negativo, probablemente compensen la tan esperada recuperación secuencial de la economía tras un 1T19 impulsado por la cosecha de la soja. Proyectamos ahora una contracción de 1,2% frente a 0% en el escenario anterior. ** Historia completa en inglés  aquí.

México

El Banco Central de México (Banxico) publicó el informe de inflación trimestral del 4T18, con menores previsiones de crecimiento, mientras que las perspectivas de inflación se mantuvieron prácticamente sin cambios. Las proyecciones de crecimiento de la actividad económica se redujeron a un rango de 1,1%-2,1% (desde un rango de 1,7%-2,7% en el informe de inflación del 3T) y 1,7%-2,7% (desde 2,0%-3,0%) para 2019 y 2020, respectivamente. A su vez, a pesar de las últimas sorpresas a la baja para la inflación y menor presión de la demanda a futuro, las previsiones de inflación se mantuvieron prácticamente sin cambios, con una proyección promedio trimestral de la inflación anual general de 3,4% para el 4T19 (sin cambios con respecto al informe de inflación del 3T) y 2,7% para el 4T20, mientras que la previsión promedio trimestral para la inflación anual subyacente para el 4T19 se encuentra en 3,2% (desde 3,1%) y 2,7% para el 4T20.

Los riesgos a la baja para la actividad económica son elevados. Entre los riesgos a la baja para la actividad económica que menciona el informe se encuentran los siguientes: tensiones comerciales; episodios de alta volatilidad en los mercados financieros; desaceleración de la economía mundial; retraso en el proceso de aprobación del T-MEC; deterioro o falta de mejora en el escenario de incertidumbre, que ha estado afectando la inversión; reducción de la calificación crediticia de PEMEX; y un mayor efecto que el esperado sobre la actividad económica debido a la escasez de gasolina, huelgas en las empresas manufactureras en el estado de Tamaulipas y el bloqueo de ferrocarriles en el estado de Michoacán. Sin embargo, la balanza de riesgos para la inflación continúa inclinada al alza. La persistencia de la inflación subyacente sigue siendo uno de los principales riesgos al alza para la inflación.

Esperamos que el Banco Central mantenga sin cambios la tasa de política durante este año. El informe de inflación confirma la preocupación del directorio con respecto a la débil actividad económica. Sin embargo, la balanza de riesgos para la inflación continúa inclinada al alza. Por lo tanto creemos que no hay margen para flexibilizar la política monetaria en el corto plazo. Sin embargo, como la inflación está cayendo dentro del rango meta y el crecimiento por debajo del potencial, el Banco Central tendrá margen para iniciar un ciclo de normalización gradual si disminuye la incertidumbre (y, en consecuencia, los riesgos para la inflación). Por ahora, trabajamos con la hipótesis de que los escenarios interno y externo continuarán siendo complicados durante 2019, lo que retrasa cualquier flexibilización monetaria para 2020. **Historia completa en inglés  aquí.

En cuanto a la actividad, la tasa de desempleo de enero se situó en 3,57%, por debajo de las expectativas del mercado (3,60%). Con cifras desestacionalizadas, el desempleo registró una tasa de 3,49% en enero (desde 3,56% en diciembre de 2018), mientras que la tasa de participación se situó en 59,7% (sin cambios con respecto a diciembre). Asimismo, la tasa de informalidad laboral, utilizando también cifras desestacionalizadas, continúa disminuyendo, con una tasa de 56,3% en enero (desde 58,8% en diciembre).

En las cuentas externas, el déficit comercial se redujo entre diciembre y enero, con cierta mejora tanto de las exportaciones como de las importaciones. La balanza comercial mensual registró un déficit de 4.800 millones de dólares en enero, por debajo de las expectativas medias del mercado (3.900 millones de dólares) -lo que llevó el déficit acumulado de 12 meses a 14.100 millones de dólares (desde un déficit de 13.700 millones de dólares en diciembre). En el margen, el déficit comercial mejoró, dado que la medición mensual desestacionalizada anualizada de 3 meses ascendió a 14.900 millones de dólares en enero (desde 16.200 millones de dólares en diciembre); el déficit energético fue de 24.200 millones de dólares (desde un déficit de 25.900 millones de dólares) y el superávit no energético fue de 9.400 millones de dólares (desde 9.700 millones de dólares).

Esperamos que el déficit comercial permanezca estable entre 2018 y 2019. Por un lado, la menor producción de petróleo y la desaceleración de la economía de Estados Unidos ejercerán presión a la baja sobre las exportaciones de México. Sin embargo, la incertidumbre con respecto a las políticas nacionales y la aprobación del T-MEC por parte del Congreso de Estados Unidos probablemente desaceleren la demanda interna y frenen el financiamiento externo. ** Historia completa en inglés  aquí.

Colombia

La confianza industrial mejoró al comienzo de 2019, alcanzando el nivel más optimista para enero desde 2014. Según el centro de estudios local Fedesarrollo, la confianza industrial se registró en 6,3% (0 = neutral), por encima del 0% registrado el año anterior (-1,1% en diciembre). En comparación con enero de 2018, hubo menos pesimismo en cuanto al volumen de pedidos (-15,9% vs. -33,0%), mientras que las expectativas en cuanto a la producción en el próximo trimestre aumentaron +5,2pp a 40,1%. Los mayores niveles de inventario limitaron la mejora de la confianza. Según nuestra desestacionalización, la confianza industrial recuperó 2pp con respecto a diciembre a 3,4%. El tema especial de la encuesta fue la inversión en el sector industrial, que mostró que casi dos tercios de los encuestados anticipan que las inversiones este año superarían los niveles del año pasado, en línea con la recuperación prevista de la actividad. Mientras tanto, la confianza minorista continúa firme en territorio optimista en 29,3%, comparado con el 21,8% hace un año (sin cambios con respecto a diciembre). La mejora con respecto al año pasado responde a las mejores expectativas sobre la situación económica el próximo semestre (45,8% vs. 34,0% el año pasado) y la evaluación de la situación actual (47,0% desde 37,8% en enero de 2018). A futuro, una inflación estable y baja y una política monetaria ligeramente expansiva  probablemente apoyen a la confianza privada, lo que ayudaría a una recuperación de la actividad este año a 3,3% desde el esperado 2,6% en 2018.

El día por delante: El instituto de estadísticas publicará a las 12:00 la tasa de desempleo urbano de enero, que proyectamos ascienda a 13,6% (13,4% un año antes). A las 13:00 saldrá publicado el PIB para el último trimestre de 2018. Esperamos un crecimiento de 2,8% en el 4T18. Por último, a las 16:00 saldrá publicado el indicador de actividad coincidente (ISE) para el mes de diciembre, para el que prevemos una tasa estable de crecimiento de 2,3% interanual.



< Volver