Itaú BBA - La sorpresa en las cifras de actividad consolida los argumentos en favor de una suba de la tasa este

¿Qué pasa hoy en América Latina?

< Volver

La sorpresa en las cifras de actividad consolida los argumentos en favor de una suba de la tasa este

enero 8, 2019

Esperamos una desaceleración a un ritmo todavía sólido de 3,5% este año

Charla del día

Chile

A pesar de que tanto el sector de manufactura como el minorista registraron descensos considerables en noviembre, según el instituto nacional de estadística, el proxy del PIB mensual del Banco Central (Imacec) sorprendió significativamente al alza. El proxy del PIB mensual (Imacec) creció 3,1% en noviembre, muy por encima del consenso del mercado de 2,0% y nuestra estimación de 1,6%. La actividad en el mes se vio impulsada por un repunte del sector minero (a medida que se normaliza la base de comparación y mejora la ley de mineral) y de servicios (lo que refleja que la demanda interna sigue siendo robusta). Dado que la actividad continuó siendo dinámica al cierre de 2018, el Banco Central probablemente se sienta cómodo, a menos que haya una sorpresa considerable a la baja en la inflación, como para continuar con su ciclo de normalización más adelante este mes (porque consideran que la brecha del producto está disminuyendo). El estable crecimiento del salario nominal de 4,1% en noviembre también podría apoyar la opinión favorable que sostiene el Banco Central con respecto a la evolución del mercado laboral. A futuro, el directorio probablemente vuelva a evaluar si la actual incertidumbre comercial a nivel internacional, el debilitamiento del crecimiento global y la menor confianza están dificultando las perspectivas de crecimiento lo suficiente como para alterar su trayectoria para la tasa de política (que alcanzaría 4,0% - 4,5% en el 1S20).

Los datos del Imacec de noviembre agregan un sesgo al alza para nuestra proyección de crecimiento de 3,9% para 2018 (1,5% en 2017). Esperamos una desaceleración a un ritmo todavía sólido de 3,5% este año, aunque los persistentes vientos en contra representan riesgos a la baja. A fines de 2018, la confianza empresarial de Icare se tornó más pesimista (a 48,8 puntos), tras caer por debajo de los 50 puntos neutrales a 49 puntos en noviembre por primera vez en el año. Mientras tanto, el indicador de confianza del consumidor de Adimark cerró 2018 en 44,6 puntos (44,9 en noviembre y 55,1 al cierre de 2017). **Historia completa en inglés aquí.

El desplome de los precios internacionales del petróleo en el 4T18, ayudó a generar un importante superávit comercial el año pasado, aunque continúa moderándose con respecto a 2017. Además, las importaciones relacionadas con el consumo se debilitaron en el último trimestre del año, compensando la caída de las exportaciones mineras. En resumen, se registró un superávit comercial de 596 millones de dólares en diciembre (Itaú: 675 millones de dólares), lo que generó un superávit de 713 millones de dólares en el 4T18 y un superávit de 5.400 millones de dólares en 2018 (Itaú: 5.500 millones de dólares; 7.900 millones de dólares en 2017). Nuestras series desestacionalizadas muestran un menor superávit comercial (anualizado) de 3.800 millones de dólares en el 4T18, lo que indica una moderación con respecto a los 5.000 millones de dólares en el 3T18, dada la aceleración en el margen de las importaciones no energéticas y de capital.

 Dado el debilitamiento de la demanda mundial- que afecta de manera negativa los precios del cobre– esperamos que el déficit de cuenta corriente continúe ampliándose este año, aunque de forma contenida debido a los bajos precios del petróleo.  Esperamos un déficit de 2,6% del PIB para 2018, comparado con el déficit de 1,5% para 2017, con un leve incremento a 2,7% este año. ** Historia completa en inglés aquí.

En línea con la aún baja confianza empresarial, los consumidores continuaron mostrándose pesimistas al cierre de 2018. El índice de confianza del consumidor de Adimark pasó desde 44,9 puntos en noviembre a 44,6 puntos (50 = neutral), la menor lectura de confianza desde agosto de 2017. La lectura general representa una caída de 8,5 puntos en el período de 12 meses, el mayor descenso desde agosto de 2015 y el segundo desde febrero de 2017. El subíndice que arrastra la confianza profundamente en terreno pesimista es la perspectiva a 5 años que cayó a 25,5 (25,7 en noviembre y 51,4 hace un año). Los otros subíndices que empeoraron durante doce meses fueron la expectativa económica para los próximos 12 meses (a 52,6 puntos, desde 53,1 en noviembre y 66,2 un año antes), así como el estado actual de la economía (a 44,5 desde 47,5 en noviembre y 49,5 en diciembre de 2017). En el plano individual, los consumidores todavía consideran que hay cierta mejora con una percepción de su situación económica personal menos negativa en 44,5 (41,2 en noviembre y 43,5 un año antes). Mientras tanto, la expectativa del consumidor de comprar artículos para el hogar continúa siendo optimista y se encuentra en 55,9 puntos, una mejora de 0,8pb en 12 meses a 55,9 puntos. Sin embargo, la inflación baja y controlada, junto con una política monetaria aún expansiva podrían evitar que los consumidores se desmoralicen demasiado. Esperamos que la economía chilena se expanda un 3,5% este año, con lo que se moderaría con respecto al 3,9% previsto para 2018 (1,5% en 2017). Sin embargo, la menor percepción privada podría obstaculizar las perspectivas de crecimiento.

El crecimiento de los salarios en noviembre se mantuvo estable en 4,1%. El Instituto Nacional de Estadística (INE) también informó que el crecimiento del salario real aumentó 1,3%, desde 1,1% el mes anterior. Como resultado, en el trimestre acumulado finalizado en noviembre, el crecimiento de los salarios nominales subió 0,2pp a 4,2%, todavía por debajo del 4,7% en el 2T18, y el 5,3% en el 1T18. En consecuencia, los salarios reales en el trimestre aumentaron 1,2%, estable desde el 3T18 aunque muy por debajo del 2,5% en el 2T18 y 3,3% en el 1T18. En general, la masa salarial real (si sólo se considera el empleo asalariado), creció 2,1% en el trimestre (3,0% en el 3T18, 4,8% en el 2T18 y 6,0% en el 1T18). El Banco Central ha resaltado el impacto que la inmigración ha tenido sobre el empleo, lo que explica en parte las menores presiones salariales, aunque en general reflejan un mercado laboral que evoluciona en línea con el ritmo de crecimiento observado desde mediados de 2017.

Brasil

Según la encuesta Focus, las expectativas de tasa Selic para fin de año cayeron a 7,00% para 2019 (desde 7,13%) y se mantuvieron estables para 2020 (8,00%). Las expectativas de inflación IPCA no cambiaron: 3,69% para 2018, 4,01% para 2019, y 4,00% para 2020. Las expectativas medias de crecimiento del PIB no cambiaron para 2018 (1,30%) y 2020 (2,50%), aunque oscilaron a 2,53% para 2019 (desde 2,55%). Las previsiones medias para el tipo de cambio se mantuvieron estables: 3,80 reales/dólar tanto para 2019 como 2020.

Visión macro: Política fiscal en 2019. El cumplimiento del límite del gasto y las metas presupuestarias primarias requiere disciplina, aunque no debería ser un desafío importante en 2019. La regla de oro debería tener un desequilibrio significativamente más bajo que el estimado en el presupuesto, y se espera que el Congreso autorice su incumplimiento. En un escenario más favorable -en el que la agenda de ingresos extraordinarios se mueve rápidamente, la ejecución de gastos es más limitada y el banco de desarrollo BNDES ofrece reembolsos adicionales al Tesoro Nacional- el resultado presupuestario primario podría ser levemente positivo y la deuda pública podría disminuir temporalmente en 2019. Para lograr una mejora fiscal permanente, los principales desafíos fiscales en el primer año del nuevo gobierno serán la aprobación de la reforma previsional, la redefinición de las reglas para ajustar el salario mínimo y los salarios de los empleados públicos. Esperamos que se apruebe una reforma previsional que produzca un impacto fiscal similar al de la propuesta que se viene discutiendo en el Congreso en los últimos dos años. Además, la Ley de Lineamiento Presupuestario 2020 (LDO), que se enviará el 15 de abril, será un hito importante para los dos últimos temas, e indicaría el compromiso de la nueva administración con respecto al reequilibrio fiscal y, en particular, al límite al gasto en 2020, cuando el escenario podría tornarse más complicado. ** Historia completa en inglés aquí.

El día por delante: El Presidente Jair Bolsonaro se reunirá con los ministros para discutir las propuestas para el mes de enero. La producción industrial de november saldrá publicada también hoy. Proyectamos una suba de 0,2% mensual desestacionalizada, que se traduce en una disminución de 0,4% interanual. También saldrá publicada la producción automotriz de Anfavea para diciembre (11:20), para la que proyectamos un descenso de 1,5% mensual desestacionalizado.

Estrategia de renta fija para América Latina

La caída en las tasas en Estados Unidos continúa impulsando cierta contracción en las tasas locales en América Latina también, entre los cuales Brasil y México superaron el rendimiento la semana pasada. Lo más destacado de esta semana será el diálogo entre los viceministros de Comercio de Estados Unidos y China en Beijing (7 y 8 de enero). Bloomberg informó que el vice primer ministro de China Liu He asistió inesperadamente al primer día de conversaciones, lo que indicaría que China le está dando gran importancia a las reuniones. ** Historia completa en inglés aquí.

Recomendamos extender la duración en Brasil y mantener la posición receptora NTN-B 2050 en 4,84%. Las tasas nominales han aumentado considerablemente desde mediados de septiembre. Las tasas reales también se contrajeron, aunque se encuentran claramente rezagadas, y la inflación implícita se encuentra en mínimos históricos. Después de una buena ganancia en la tasa nominal de DI al 21 de enero (ver tabla), ahora estamos recomendando recibir el extremo largo de las tasas reales. ** Historia completa en inglés aquí.



< Volver