Itaú BBA - La inversión fija bruta mejoró en el margen en México.

¿Qué pasa hoy en América Latina?

< Volver

La inversión fija bruta mejoró en el margen en México.

mayo 8, 2019

La incertidumbre con respecto a la dirección de la política interna seguirá ejerciendo presión sobre la inversión a corto plazo.

Charla del día

México

La inversión fija bruta estuvo por encima de las expectativas en febrero. La inversión fija bruta mensual disminuyó 1,9% interanual en febrero, por encima de nuestra estimación de -3,5% y las expectativas del mercado (-2,5%). Según datos ajustados por efecto calendario, la inversión fija bruta descendió a una tasa similar (-1,9% interanual, desde 1,4% en enero), lo que generó que la tasa promedio móvil de 3 meses se contraiga a -2,4% interanual (desde -2,7% en enero). En el desglose, también con cifras ajustadas por efecto calendario, la inversión en construcción disminuyó un 0,7% (desde -1,6% en enero), principalmente arrastrada por la inversión no residencial. A su vez, la inversión en maquinaria y equipo disminuyó un 5,1% en el trimestre finalizado en febrero (desde -4,4% en enero). Sin embargo, en el margen la inversión fija bruta mejoró. Con cifras desestacionalizadas, la tasa trimestral anualizada desestacionalizada se situó en 4,1% (desde -4,9% en enero). Es poco probable que perdure la recuperación de la inversión. La incertidumbre con respecto a la dirección de la política interna y a la aprobación del T-MEC por parte del  Congreso de Estados Unidos seguirán ejerciendo presión sobre la inversión a corto plazo. **Historia completa en inglés aquí. 

Brasil

Según Anfavea, la producción automotriz ascendió a 267.500 unidades en abril, por encima de nuestra proyección (254.000). En términos desestacionalizados (nuestras estimaciones), la producción aumentó 3,7%. La media móvil de 3 meses subió 4,6%. Las exportaciones disminuyeron un 10% mientras que las ventas nacionales permanecieron prácticamente estables. Nuestra proyección preliminar para la producción industrial en abril subió a -0,1% mensual desestacionalizado (-4,5% interanual) desde -0,5% anteriormente.

El día por delante: El Comité de Política Monetaria del Banco Central (Copom) se reunirá hoy a las 18:00 (hora de SP). Creemos que el Comité mantendrá la tasa Selic estable en 6,5% anual, dado que sus previsiones de inflación se encuentran ancladas alrededor de las metas respectivas hasta 2021 y la renuencia de la autoridad monetaria para cambiar el nivel de estímulo hasta que haya más claridad sobre la perspectivas con respecto a las reformas, en particular, la previsional.

Chile

Se registró otro superávit comercial en abril; sin embargo, la contracción de las exportaciones mineras por sexto mes consecutivo ha generado una mayor reducción del balance acumulado de 12 meses. En abril se registró un superávit comercial de 612 millones de dólares (770 millones un año antes), por debajo de nuestra estimación de 800 millones de dólares y la del consenso del mercado de 950 millones de dólares. Como resultado, el déficit comercial acumulado de 12 meses bajó a 3.500 millones de dólares (4.700 millones de dólares en 2018 y 7.400 millones de dólares en 2017). Nuestras series desestacionalizadas muestran un superávit comercial (anualizado) de 3.800 millones de dólares en el trimestre acumulado, una mejora con respecto a los 2.400 millones de dólares en el 4T18 que se vieron obstaculizados por los bajos precios internacionales del cobre. Las exportaciones mineras siguen siendo un importante obstáculo para las exportaciones, aunque hay cierta mejora en el margen. Para el mes de abril, las exportaciones totales cayeron 6,3% interanual (-4,6% en marzo) con descensos en las tres divisiones (minería, agricultura e industria), lo cual refleja una economía internacional más débil. En abril se registró un segundo mes consecutivo de caída de las importaciones (-4,3% interanual). Esperamos que el déficit de cuenta corriente se mantenga básicamente estable y amplio este año cerca del 3% del PIB. La moderación del crecimiento entre los socios comerciales y la consolidación de la recuperación doméstica mantendrán un amplio déficit. Sin embargo, la composición de las importaciones (bienes de capital más fuertes en relación con otras categorías) mitiga parcialmente las vulnerabilidades externas. **Historia completa en inglés aquí.

En marzo se registró un fuerte crecimiento salarial del 4,8% (4,3% anteriormente), lo cual genera una expansión salarial real del 2,3% (2,1% en febrero). En el primer trimestre de 2019, los salarios nominales crecieron 4,3% (4,0 en el 4T18; el más alto desde el 2T18), mientras que los salarios reales repuntaron a 2,0% (1,2% en el 4T18), ayudados por bajos registros de inflación. La masa salarial real (si sólo se considera el empleo asalariado), creció un moderado 3,0% en el trimestre (2,5% en el 4T18, lo mismo que en el 3T18). Las señales de recuperación del crecimiento del salario, junto con la baja inflación (que se espera se mantenga por debajo de la meta del Banco Central de 3% este año) y una política monetaria expansiva apoyarían la consolidación de la recuperación del consumo.

No hubo alivio para la confianza del consumidor en abril a pesar de la recuperación del crecimiento salarial, la aún baja inflación y una política monetaria expansiva a comienzo de año. El índice de confianza del consumidor de GFK ascendió a 43,2 puntos en abril (50 = neutral; 42,3 en marzo), más de 8pp por debajo de los niveles observados hace un año. Una vez más, sólo uno de los cinco subíndices estuvo en terreno optimista (expectativas para comprar electrodomésticos). Se trata del noveno mes consecutivo en territorio pesimista. Los subíndices que registraron el mayor deterioro en 12 meses son los relacionados con las perspectivas de la economía. La perspectiva a 5 años para la economía se encuentra en 23,8 puntos (un fuerte descenso desde los 42,2 puntos un año antes). Mientras tanto, la perspectiva a doce meses para la economía se encuentra en 49,2 puntos, un deterioro de 16pp en un año. Otro obstáculo fue la situación económica actual de los encuestados en 42,2 puntos (1,9pp por debajo del nivel de hace un año), y la evaluación actual de la economía (que bajó 2,6pp a 46,3). Por el lado positivo, las expectativas para la compra de electrodomésticos se mantuvo firmemente en terreno optimista en 57,2 puntos (con una moderación leve con respecto a los 55,9 de abril del año pasado). A futuro, podemos esperar que las tasas de interés estables y la inflación controlada puedan ayudar a que aumenten los indicadores de confianza del consumidor.

Según la encuesta trimestral del Banco Central sobre las condiciones crediticias, lo bancos privados informaron que las condiciones de oferta crediticia en Chile fueron prácticamente las mismas que las del 4T18, mientras que la demanda fue menos dinámica en el primer trimestre de 2019. En general, las entidades consideran que hubo señales de menor demanda de préstamos al consumidor en el primer trimestre (-8,3% desde +33% en el 4T18; índice centrado en 0), mientras que el crecimiento de la demanda hipotecaria disminuyó (a 9,1% desde 18,2%). El crecimiento de la demanda de grandes corporaciones registró el deterioro más importante (-6,7% desde +60% en el 4T18). Mientras tanto, la demanda de préstamos para la construcción e inmobiliarios continúa expandiéndose, aunque menos generalizada. Por el lado de la oferta, las condiciones de oferta crediticia a agencias inmobiliarias se contrajeron en el trimestre, mientras que hubo una leve flexibilización para grandes empresas y consumidores. Después de acelerarse durante 2018, la tasa de crecimiento crediticia parece haber logrado un pico en el 1T19, por lo que las condiciones de demanda menos optimistas que registraron los bancos sugieren que sería poco probable que haya una aceleración del crecimiento del crédito. Sin embargo, nuestra expectativa de crecimiento cercano al potencial este año se encuentra en línea con un crecimiento estable de los préstamos a futuro.

Además, el Informe de Percepción Empresarial del Banco Central muestra que existe una creciente divergencia entre la inversión y la perspectiva de consumo. La inversión es dinámica y se encuentra en línea con las expectativas (en minería, pesca y silvicultura) y sus expectativas son optimistas. Esto coincide con nuestras expectativas de que la inversión sería el motor de la actividad este año. Sin embargo, existe una creciente preocupación por parte de los sectores minorista y de servicios (en línea con la baja confianza del consumidor registrada hasta ahora este año). Los encuestados consideran que hay poco margen para aumentar los precios en un entorno de mayor competencia (en algunos casos debido al ingreso de nuevos jugadores), un comprador más informado y una mayor sensibilidad a los cambios de precios. En cuanto al mercado laboral, no hubo ningún cambio relevante, mientras que las presiones salariales siguen estando contenidas por el aumento de la fuerza laboral en los últimos trimestres. La fuerza de trabajo inmigrante se valora de manera positiva, destacando el compromiso y la voluntad de trabajar. Mientras tanto, las condiciones crediticias siguen siendo favorables, con bajas tasas de interés. En general, el deterioro de la evaluación de la actividad del consumo coincide con la desaceleración de la actividad este año desde un 4% registrado en 2018 a nuestra expectativa de 3,2%.



< Volver