Itaú BBA - La inflación en Brasil estuvo prácticamente en línea con las expectativas

¿Qué pasa hoy en América Latina?

< Volver

La inflación en Brasil estuvo prácticamente en línea con las expectativas

febrero 22, 2019

El componente de educación registró la principal variación mensual positiva

Charla del día

Brasil

Inflación IPCA-15 de febrero fue de 0,34%, ligeramente por encima de nuestra proyección (0,30%) y prácticamente en línea con la del mercado (0,36%). En términos interanuales, la inflación registró una variación de 3,73%, desde 3,77% el mes anterior. El componente de educación registró la principal variación mensual positiva (3,52%). Por el contrario, los componentes de transporte (-0,46%) y vestimenta (-0,92%) descendieron en febrero. Comparados con nuestra estimación, los precios de mercado sorprendieron al alza (con una contribución de 4pb por encima de nuestra proyección). El índice de difusión (que mide la proporción de productos con variaciones de precios positivas) ascendió a 58,9% en febrero (desde 62,5% el mes anterior). ** Historia completa en inglés aquí.

El día por delante: Los datos de creación de empleo formal del CAGED para enero saldrán publicados durante el día de hoy. Proyectamos una creación neta de 96.000 puestos de trabajo. Desestacionalizada, nuestra proyección implica una creación de 70.000 empleos formales, con un leve incremento del promedio móvil de 3 meses desestacionalizado desde 61.000 a 65.000.

Argentina

Un esperado superávit primario para empezar el año. Hacienda registró un superávit primario de 16.700 millones de pesos en enero, comparado con el superávit de 3.900 millones de pesos registrado el mismo mes de 2018. Estimamos un déficit primario acumulado de 12 meses en enero de 2,6% del PIB, desde 2,7% en diciembre de 2018. El déficit nominal, que incluye los pagos de intereses, fue del 5,6% del PIB.

Los gastos primarios cayeron un 10,9% interanual en términos reales en enero (o un incremento de 33% interanual en términos nominales). Dentro de gastos, la nómina cayó 16,1% en términos reales dado que no han comenzado todavía las negociaciones salariales para el sector público, mientras que los gastos previsionales (indexados por inflación pasada) disminuyeron un 11,3% interanual en términos reales. Por otra parte, los ingresos totales bajaron un 7,1% en términos reales en enero, a pesar del aumento de ingresos por activos del fondo de pensiones y depósitos en pesos.

Esperamos una mayor consolidación fiscal este año. El año pasado, Hacienda registró un déficit primario estimado de 2,7% del PIB, que coincidió con la meta oficial (desde 3,8% de déficit del PIB en 2017). El Congreso aprobó un presupuesto con déficit primario de cero que se basa en aumentar los ingresos (a través de impuestos a la exportación y la venta de activos del fondo de pensiones públicas) y reducir los gastos (transferencias a provincias, subsidios a la energía  y gasto de capital). Sin embargo, los riesgos a la baja para la actividad en un año electoral implican que la meta fiscal también está en riesgo, aunque sigue siendo probable que haya una fuerte reducción del déficit fiscal.

La balanza comercial de Argentina registró otro superávit en enero. La balanza comercial registró un superávit de 400 millones de dólares en enero de 2019, comparado con el déficit de 900 millones de dólares el mismo mes de 2018. El superávit estuvo por debajo de nuestras proyecciones (500 millones de dólares) y el consenso del mercado (1.100 millones de dólares). La balanza comercial de 12 meses cayó a un déficit de 2.500 millones de dólares, desde 3.800 millones de dólares en 2018. Sin embargo, en el margen, el resultado mostró un superávit de 11.400 millones de dólares (acumulado de tres meses y anualizado) desde 10.200 millones de dólares en el 4T18 y un déficit de 5.200 millones de dólares en el 3T18.

Las exportaciones cayeron debido a menores ventas externas de productos industriales. Las exportaciones totales descendieron un 4,7% interanual en enero (-6% mensual desestacionalizado) debido a menores ventas de productos industriales, especialmente biodiesel y automóviles a Brasil. Las exportaciones agrícolas (incluidos productos agrícolas manufacturados) crecieron 9,0% interanual en enero, tras el aumento de las ventas de aceite de soja y trigo.

Las importaciones se desplomaron en enero, frente al mismo mes de 2018, aunque se estabilizaron en el margen.  Las compras de productos extranjeros cayeron 26,5% interanual en enero, con un considerable descenso en todos los sectores. Sin embargo, las importaciones totales aumentaron 0,7% mensual desestacionalizado, lo que indica que las importaciones podrían haber tocado un piso. Las importaciones de bienes de capital y piezas cayeron un 31,7% interanual, lo que refleja la débil inversión. Las importaciones de bienes de consumo (incluidos automóviles) se redujeron un 43%, mientras que las importaciones de bienes intermedios disminuyeron un 4,3%, ayudadas por las compras de soja que probablemente se exportarán luego.

Proyectamos una reducción significativa del déficit de cuenta corriente este año. Esperamos un superávit de 5.500 millones de dólares para 2019 (desde un déficit de 3.800 millones de dólares en 2018), debido a la débil moneda, la baja demanda interna y la normalización de la producción de soja. Por lo tanto, prevemos un déficit de cuenta corriente de 1,2% del PIB para 2019, comparado con un 4,4% estimado del PIB en 2018. Proyectamos que el déficit de cuenta corriente en 2019 será financiado principalmente por los desembolsos del FMI.

México

El Banco Central de México (Banxico) publicó la minuta de la reunión de febrero, celebrada dos semanas antes, cuando el directorio votó por unanimidad mantener su tasa de política sin cambios en 8,25%. Como en la declaración, la minuta muestra que todos los miembros del directorio están de acuerdo con que la balanza de riesgos para la actividad económica se inclina a la baja.

Sin embargo, discrepan sobre las perspectivas inflacionarias. La minuta refleja que hay tres miembros con una mirada más prudente con respecto a las perspectivas de inflación, mientras que los otros dos parecen estar menos preocupados, influenciados por el debilitamiento de la actividad y las últimas sorpresas a la baja en la inflación. En este contexto, la mayoría de los miembros consideran que la balanza de riesgos para las perspectivas de inflación del Banxico aún se inclina al alza. No obstante, uno de los directores sostuvo que la balanza de riesgos para la inflación sólo se inclina levemente al alza, mientras que otro afirmó que el escenario para la inflación es más benigno que en la decisión anterior. Recordamos que se trata de la primera reunión a la que asisten dos directores recientemente nombrados.

En este contexto, parece estar surgiendo desacuerdo con respecto a las perspectivas de tasa de política, mientras que uno de los miembros del directorio mantiene una visión más conservadora. Uno de los directores sostuvo que debería mantenerse una política monetaria contractiva durante un período prolongado, mientras que otro mencionó que el directorio debería centrarse en la convergencia de la inflación a la meta, sin descartar subas adicionales de la tasa de interés, fortaleciendo así la credibilidad del Banco Central. Un tercer miembro reforzó que la comunicación del Banco Central debería reflejar la persistencia de riesgos inflacionarios, en lugar de la debilidad de la actividad, centrando la atención sobre el hecho de que la inflación subyacente se ha mantenido firme a pesar de una política monetaria contractiva. Por otra parte, un director advirtió que no debería sostenerse por mucho tiempo una política monetaria contractiva, si la brecha del producto continúa expandiéndose considerablemente.   

Esperamos que el Banco Central mantenga sin cambios la tasa de política durante este año. En un entorno de inflación aún alta e incertidumbre interna y externa (principalmente la aprobación del T-MEC en el Congreso de Estados Unidos), consideramos que es más probable que se implementen subas más que recortes de la tasa en el corto plazo. Sin embargo, como la inflación está cayendo dentro del rango meta y el crecimiento por debajo del potencial, una disminución de la incertidumbre permitiría al Banco Central iniciar un ciclo de normalización gradual (por lo que proyectamos tres recortes de la tasa de 25pb en 2020). **Historia completa en inglés aquí.  

El día por delante: El INEGI publicará las cifras de inflación del IPC para la primera quincena de febrero. Esperamos que la inflación quincenal ascienda a 0,01% (desde 0,21% hace un año), lo que generaría una inflación general de 4,00% interanual (desde 4,21% en la segunda quincena de enero).

Colombia

El día por delante: El directorio del Banco Central celebrará su primera reunión del año (de cuatro) que se centra en aspectos técnicos que no incluyen la tasa de política. Es probable que se renueven las subastas de opciones de venta para acumular reservas.



< Volver