Itaú BBA - La inflación en Argentina sorprende el alza

¿Qué pasa hoy en América Latina?

< Volver

La inflación en Argentina sorprende el alza

abril 17, 2019

El límite de venta de divisas impuesto por el Banco Central ahora es más bajo

Charla del día

Argentina

La inflación superó las expectativas en marzo, impulsada por alimentos, productos estacionales y precios regulados. Los precios al consumidor subieron 4,7% mensual con respecto a febrero, por encima de la previsión del consenso del mercado de 4,05%. La medición anualizada de los últimos tres meses se elevó a 56,4% (desde 44% en febrero), mientras que la lectura anual marcó un nuevo récord (54,8%, la cifra más alta en 27 años). Los precios de artículos básicos también subieron aún más. La inflación subyacente ascendió a 4,6% mensual (desde 3,9% en febrero), liderada por alimentos y bebidas. En el margen, la lectura subyacente se encuentra en 57% anualizada (últimos tres meses), desde 45,9% en febrero. La última lectura de inflación de doce meses salto a 55,6%, desde 52,5% anteriormente. Además, la preocupación con respecto al uso generalizado de la indexación en la actual temporada de negociación salarial (y por consiguiente, los riesgo de mayor inercia inflacionaria) deterioran aún más las perspectivas de inflación. La consultora Elypsis, que realiza encuestas de precios, actualmente estima un aumento de 4,0% en los precios al consumidor durante este mes, debido a las subas anunciadas de tarifas de gas, transporte público, gasolina y salarios del personal doméstico.

El ciclo político y la incertidumbre con respecto al resultado de las elecciones presidenciales es otro obstáculo para la desinflación. Hoy el gobierno probablemente anuncie un acuerdo con productores y minoristas para congelar los precios de 40 productos básicos durante 180 días. Si bien la medida, en nuestra opinión, no tendrá un impacto importante sobre el IPC, señala la preocupación del gobierno por mantener el apoyo para las elecciones de octubre. El Banco Central, a su vez, contrajo su postura de política monetaria, lo que a su vez generó un aumento de la tasa de Leliq a más del 65%. Además, anunció, tras la publicación del IPC de marzo, un congelamiento de los límites de la zona de no intervención hasta fines de este año (en el rango 39,75 - 51,45 pesos/dólar), lo que significa que el límite de venta de divisas impuesto por el Banco Central ahora es más bajo (la zona de no intervención se estaba ajustando a diario a un ritmo de 1,5% mensual). Al mismo tiempo, la autoridad monetaria sostuvo que no compraría dólares si el peso cotizaba más fuerte que el límite inferior (lo que torna simbólico el límite inferior de la banda). Por lo tanto, las autoridades están tomando otra medida dirigida a mantener el tipo de cambio estable en el corto plazo (el Banco Central también está subastando diariamente dólares prestados por el FMI al Tesoro). Revisamos recientemente nuestras previsiones para la inflación este año a 40%, desde 35% en el escenario anterior. Esperamos también mayores tasas de interés para diciembre, en 45%, desde 37%.** Historia completa en inglés aquí.

Colombia

Las expectativas de inflación para fin de año aumentaron ligeramente, tras las presiones del lado de la oferta registradas en marzo, aunque mantienen un buen comportamiento, lo que no genera riesgo alguno para nuestra perspectiva de tasa estable. Según la encuesta mensual a analistas del Banco Central, las expectativas de inflación para 2019 subieron a 3,28% (desde 3,23% anteriormente; Itaú: 3,0%), aunque las perspectivas de inflación para el horizonte de 1 año bajaron a 3,27% (3,30% anteriormente). La expectativa inflacionaria para el horizonte de 2 años pasó a 3,16%, desde 3,20%. Las mediciones de expectativas de inflación subyacente (excluidos los precios de los alimentos) se encuentran en 3,06% para el horizonte de 1 año (3,20% anteriormente), mientras que permanecieron en la meta de 3% para el horizonte de 2 años. En cuanto a la política monetaria, los analistas todavía prevén un aumento de la tasa este año, aunque pospusieron, por segundo mes consecutivo, un mes el momento de la suba (para octubre). Un segundo incremento, a 4,75%, se proyecta ahora para marzo de 2020 (en lugar de febrero en la encuesta anterior). Mientras tanto, las perspectivas de crecimiento para este año subieron a 3,2% (desde 3,1%). Se espera una recuperación mayor a 3,4% para 2020. También consideramos que se consolidará a futuro la recuperación de la actividad (3,3% este año y 3,6% para 2020), aunque el débil crecimiento económico mundial es un riesgo clave. Mientras tanto, con una baja inflación y una postura más flexible de los bancos centrales mundiales, creemos que el Banco Central mantendrá la tasa sin cambios en 2019, en 4,25%. La próxima reunión de política monetaria se llevará a cabo el viernes 26 de abril.

El día por delante:  Saldrá publicada la confianza del consumidor de marzo. La aún lenta recuperación de la actividad en un entorno de flexibilidad del mercado laboral explica en parte la razón por la cual la confianza continúa siendo baja e implica un riesgo para la recuperación de la actividad.



< Volver