Itaú BBA - Iván Duque fue elegido Presidente de Colombia

¿Qué pasa hoy en América Latina?

< Volver

Iván Duque fue elegido Presidente de Colombia

junio 18, 2018

Ivan Duque ganó la elección presidencial en Colombia

Charla del día
 

Colombia

El 17 de junio, Ivan Duque fue elegido el próximo presidente de Colombia. Ampliamente en línea con las encuestas publicadas luego de la primera vuelta del 27 de mayo, Iván Duque ganó en segunda vuelta con el 54% de los votos (10,3 millones de votos), mientras que Gustavo Petro (izquierda, ex alcalde de Bogotá) amasó el 41,8% de la preferencia (8,0 millones de votos), dado que los votos nulos y en blanco sólo ascendieron a 5,6%. En una elección polarizada, la participación total continuó siendo elevada con 53%, sólo levemente por debajo de la registrada en primera vuelta. Duque, respaldado por el ex Presidente Uribe, asumirá el 7 de agosto y tendrá que lidiar con una gran variedad de desafíos, incluida la necesidad de consolidación fiscal, la implementación del acuerdo de paz con el ex grupo rebelde FARC y que Colombia vuelva a lograr crecimiento potencial. El Presidente electo Duque habló durante la campaña a favor del recorte de impuestos corporativos para impulsar el crecimiento, aunque las restricciones fiscales podrían hacer que la propuesta tenga que esperar un tiempo. Por otra parte, Petro seguirá siendo un actor político relevante dado que liderará el Senado los próximos cuatro años.

Los indicadores de actividad mostraron mejoras en línea con la recuperación gradual de la confianza. Las ventas minoristas se expandieron 6,3%interanual en abril (5,5% en marzo), entre el consenso del mercado de Bloomberg de 6,7% y nuestra previsión de 4,5%. Mientras tanto, la producción industrial creció 10,5% interanual (-1,2% en marzo), muy por encima del consenso del mercado de Bloomberg de 5,6% y nuestra estimación de 7,0%. Las cifras se vieron favorecidas por tres días hábiles más que el año pasado. Sin embargo, incluso tras el ajuste por efecto calendario y la desestacionalización, la actividad fue sólida. Una señal de que la recuperación económica está ganando impulso disminuye las probabilidades de flexibilización adicional.

Las ventas de automóviles y motocicletas impulsaron la actividad en abril. El aumento de 6,3% en las ventas minoristas se debe en parte a una baja base de comparación (dada la suba de IVA y el efecto calendario antes mencionado). La actividad se vio impulsada por las ventas de automóviles y motocicletas (19,2% con una contribución de 2,2pp a la cifra general), equipo de telecomunicación (+22,6% interanual y una contribución de 1,5pp) y alimentos y bebidas no alcohólicas (+3,6% interanual y una contribución de 0,9pp) . Mientras tanto, el obstáculo principal fueron las ventas de bebidas alcohólicas (-9,5% interanual con una contribución de -0,2pp) y la manufactura de cuero (-4,3%, -0,2pp). El aumento de 10,5% de la producción industrial estuvo impulsado por la refinería de petróleo (+8,8%, con una contribución de 1,8pp) y la producción de bebidas (+13,7%, con una contribución de 1,4pp). Por otro lado, la caída de 8,8% en la producción de maquinaria y equipo y de 0,3% en la producción de leche (que restan en conjunto 0,1pp a la cifra general) fueron un lastre para la actividad industrial en el mes.

En general, la actividad se está recuperando más allá de los efectos estacionales y calendario y se encuentra en línea con una recuperación gradual de la economía. La baja inflación y tasas de interés y los elevados precios del petróleo apoyarían un repunte del crecimiento a 2,5% en 2018 (desde 1,8% en 2017). El ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas recientemente señaló que no era una opción recortar la tasa a fin de mes y el codirector Meisel añadió que se concentrarían en la actividad más que en la inflación (que las autoridades consideran se encuentra bajo control). Por lo tanto, dado los datos de la semana pasada, lo más probable es que se mantenga la tasa sin cambios en la reunión del 29 de junio. **Historia completa en inglés aquí.

Brasil

El Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central de Brasil se reunirá nuevamente esta semana. Los últimos datos continúan mostrando un entorno de baja inflación y expectativas ancladas, en un contexto de recuperación más gradual de la actividad, que probablemente se verá afectada por la contracción de las condiciones financieras y la huelga de camioneros. Las previsiones de inflación del Copom probablemente aumenten para 2018, en comparación con las cifras publicadas en mayo, en la minuta de la última reunión del Copom. Para 2019, la proyección probablemente se mantenga estable en el escenario de mercado -que incluye tasas de cambio y de interés de acuerdo con la encuesta Focus- y probablemente aumente en el escenario de referencia -que supone tasas de cambio y de interés constantes.

Nuestro escenario de referencia indica que la tasa Selic permanecerá estable en 6,5% hasta fin de año. Desde la reunión del Copom en mayo, el escenario se ha vuelto cada vez más desafiante. Por el lado interno, el deterioro de las condiciones financieras y los efectos de la huelga de camioneros probablemente afecten el ritmo de recuperación económica. En cuanto a la reciente depreciación del real, el Comité subrayó que la política monetaria no reaccionará automáticamente a la evolución de la tasa de cambio. Pero entendemos que la postura de la política monetaria seguirá dependiendo de la dinámica del real y, en particular, de su impacto sobre la inflación y las expectativas de inflación.
** Historia completa en inglés
aquí.

Según el Banco Central de Brasil, el índice de actividad IBC-Br avanzó 0,5% mensual desestacionalizado en abril, ligeramente por debajo de nuestra previsión y las expectativas medias del mercado (ambas en 0,6%), la primera lectura positiva en 2018. El resultado refleja un fuerte crecimiento de la producción industrial, las ventas minoristas y los ingresos reales del sector de servicios. Comparado con el mismo mes de 2017, el IBC-BR aumentó 3,7% (Itaú: 3,9%; consenso del mercado de Bloomberg: 3,9%). El índice se revisó al alza a 0,2% desde junio de 2016. El resultado se registró por debajo de nuestro proxy mensual del PIB (PM-Itaú) para abril (con una suba de 0,6% mensual desestacionalizado).

El Banco Central implementó el viernes una subasta adicional de swaps de divisa de hasta 115.000 contratos (5.750 millones de dólares). La moneda cerró la jornada en 3,73 reales/dólar.

La semana por adelante: El Comité de Política Monetaria del BCB (Copom) se reunirá nuevamente el miércoles y esperamos que la tasa Selic permanezca plana en 6,5%. El jueves saldrá publicada la inflación IPCA-15 de junio. Proyectamos un aumento mensual de 1,01%, y una lectura de 12 meses en 3,57%. En cuanto a la actividad económica, podría salir publicada la creación de empleo formal del CAGED para mayo la semana próxima (la fecha de publicación no se ha definido aún), para la que estimamos una creación neta de 40.600 puestos de trabajo. Nuestra proyección implica una creación de empleo formal de 18.600 en términos desestacionalizados, lo que aumenta el promedio móvil de 3 meses desestacionalizado a 22.000 desde 19.000. A partir del martes, saldría publicada una encuesta de intención de voto de Paraná para las elecciones presidenciales sólo para el estado de San Pablo, que brindará novedades sobre el escenario electoral.

Perú

La actividad está en vías de acelerarse considerablemente en el 2T18, y el PIB registraría una importante sorpresa positiva en abril. El PIB mensual se expandió 7,8% interanual en abril -el registro más alto en cinco años-, más cerca de nuestra previsión (7,2%) que de las expectativas medias del mercado (6,2% según Bloomberg). Como resultado, la tasa de crecimiento promedio móvil de tres meses subió un 4,9% interanual en abril (desde 3,2% en marzo). Una salvedad, sin embargo, es que el alto crecimiento de abril se ve afectado por dos factores transitorios: la mayor cuota de pesca en seis años (que impulsó la producción pesquera y la manufactura primaria) y un efecto calendario positivo (es decir: más días hábiles debido a que no se superpusieron los feriados de Semana Santa). Aún así, el crecimiento se está acelerando claramente. De hecho, la media móvil de tres meses del PIB excluida la pesca y la manufactura primaria -que no contempla los beneficios de la cuota de pesca y el efecto calendario (el efecto calendario negativo de marzo anula el efecto calendario positivo de abril), se aceleró a 4,5% interanual en abril (desde 3,3% en marzo).

Esperamos que el PIB se acelere a 4% en 2018 (desde 2,5% en 2017) -por encima de las expectativas medias del mercado de 3,6% (según la última encuesta el Banco Central)- impulsado por el aumento de los precios de los metales y las políticas macroeconómicas expansivas (principalmente fiscales, aunque también monetarias). Las condiciones políticas internas más positivas también juegan a favor del crecimiento, que -en nuestra opinión- explican al menos en parte la mejora de los indicadores de consumo y de confianza empresarial. Los datos de actividad que se están publicando para mayo también parecen fuertes, por lo que esperamos una aceleración considerable del PIB en el 2T18. Los principales riesgos para nuestra estimación son externos; es decir, la posibilidad de una escalada en el conflicto de política comercial entre Estados Unidos y China (los principales socios comerciales de Perú) y la contracción de la política monetaria en Estados Unidos (que es bastante relevante en Perú, debido a la dolarización parcial de la economía). **Historia completa en inglés aquí.

México

La semana por adelante: Promediando la semana, el instituto de estadística (INEGI) publicará la oferta agregada del 1T, para la que esperamos un crecimiento de 2,5% interanual. Estimamos que las importaciones reales de bienes y servicios se expandieron 6,2% interanual en el 1T18.  El jueves, el Banco Central se reunirá para decidir la tasa de referencia. Dados los mayores riesgos para el tipo de cambio (y la inflación) -es decir, la mayor incertidumbre asociada al ALCAN (no habrá acuerdo antes de las elecciones), las políticas económicas tras las elecciones presidenciales y una política monetaria más contractiva en Estados Unidos, esperamos que el directorio implemente una suba de 25pp (lo que llevaría la tasa de referencia a 7,75%). Al final de la semana, el INEGI publicará las cifras de inflación del IPC para la primera quincena de junio. Esperamos que la inflación quincenal ascienda a 0,20%. Suponiendo que nuestra proyección es correcta, la inflación aumentaría a 4,60% interanual (desde 4,55% en la segunda quincena de mayo). Al mismo tiempo, el INEGI publicará el proxy mensual del PIB (IGAE) de abril, cuyo crecimiento esperamos que se acelere a 5% interanual.

Argentina

La semana por adelante: El martes saldrán publicadas las cifras del PIB para el 1T18. Esperamos un PIB de 3,5%. El jueves saldría publicada la balanza comercial de mayo. Esperamos un déficit comercial de 100 millones de dólares. Si nuestra proyección es correcta, el déficit comercial acumulado de 12 meses bajaría a 10.100 millones dólares.

La semana por delante en América Latina

 

Argentina

El martes saldrán publicadas las cifras del PIB para el 1T18. Esperamos una expansión del PIB de 3,5% en línea con el EMAE (un proxy del PIB mensual), que registró un aumento de 3,5% interanual en ese trimestre (1,1% trimestral anualizado desestacionalizado).

El jueves saldría publicada la balanza comercial de mayo. Esperamos un déficit comercial de 100.000 millones de dólares, desde un déficit de 576 millones de dólares registrado en el mismo mes de 2017. Si nuestra proyección es correcta, el déficit comercial acumulado de 12 meses descendería a 10.100 millones dólares desde los 10.600 millones de dólares en abril.  

Brasil

El Comité de Política Monetaria del BCB (Copom) se reunirá nuevamente el miércoles y esperamos que la tasa Selic permanezca plana en 6,5%. Con respecto a la reciente depreciación cambiaria, el Copom indicó que la política monetaria no reaccionará automáticamente a la evolución de la tasa de cambio, y que se centrará exclusivamente en el comportamiento de las proyecciones y las expectativas inflacionarias, el balance de riesgos y la actividad económica.

El jueves saldrá publicada la inflación IPCA-15 de junio. Proyectamos un aumento mensual de 1,01%, y una lectura de 12 meses de 3,57%, desde 2,83% en mayo. Se espera que combustible, vivienda y alimentos registren las contribuciones más importantes para las lecturas mensuales, lo que reflejaría el impacto de la huelga de camioneros.

En cuanto a la actividad económica, podría salir publicada la creación de empleo formal del CAGED para mayo la semana próxima (la fecha de publicación no se ha definido aún), para la que estimamos una creación neta de 40.600 puestos de trabajo. Nuestra proyección implica una creación de empleo formal de 18.600 en términos desestacionalizados, lo que aumenta el promedio móvil de 3 meses desestacionalizado a 22.000 desde 19.000. Además, saldría publicada el jueves la confianza empresarial en la industria de junio (anticipo).

A partir del martes, saldría publicada una encuesta de intención de voto de Paraná para las elecciones presidenciales sólo para el estado de San Pablo, que brindará novedades sobre el escenario electoral.

Colombia

El próximo presidente de Colombia será elegido el domingo, cuando Iván Duque y Gustavo Petro se enfrenten en segunda vuelta. Las simulaciones realizadas desde la primera vuelta indican que Duque tiene una ventaja de 15pp en promedio sobre Petro. El perdedor continuará siendo un actor político importante, dado que liderará el Senado.

El martes, el grupo de estudios local Fedesarrollo publicará el índice de confianza del consumidor de mayo. La confianza del consumidor continuó mejorando en abril, y regresó a territorio optimista por primera vez desde fines de 2015. Una mejora de la inflación y tasas de interés, junto con los crecientes precios del petróleo probablemente hayan jugado un papel en el impulso de la percepción del consumidor. El índice de percepción del consumidor se registró en +1,5 puntos en abril, desde -12,8 puntos hace un año y -3,2 el mes anterior.

El miércoles, el Banco Central publicará la balanza comercial para abril. El déficit comercial de Colombia continuó su proceso de corrección en el 1T18. El déficit comercial en el 1T18 fue de 1.300 millones de dólares (2.000 millones de dólares en el 1T17), lo que generó una reducción del déficit comercial de 12 meses a 5.500 millones de dólares en marzo desde 6.200 millones de dólares en 2017. Un mayor balance energético y una balanza no energética estable explican la reducción del déficit comercial. Esperamos que la corrección de la balanza comercial persista con un déficit de 182 millones de dólares en abril, comparado con el déficit USD 1.200 millones de dólares un año antes.

El instituto nacional de estadísticas (DANE) publicará el indicador de actividad coincidente (ISE) para el mes de abril el viernes. La serie desestacionalizada (que también corrige por efecto calendario) creció 3,1% interanual en marzo de 2,5% en febrero, lo que trajo aparejado un crecimiento de 2,9% en el 1T18 (1,9% en el 4T17). Secuencialmente, la actividad creció 4,4% trimestral anualizado desestacionalizado en el trimestre acumulado, desde 1,8% en el 4T17. Esperamos que el indicador coincidente registre un crecimiento de 2,7% interanual (desestacionalizado y ajustado por efecto calendario).

México

Promediando la semana, el instituto de estadística (INEGI) publicará la oferta agregada del 1T, para la que esperamos un crecimiento de 2,5% interanual (desde 3% en el 4T17). Ya sabemos que el PIB real se expandió 1,3% interanual en el 1T18. Por otra parte, de acuerdo a datos de la balanza de pagos, estimamos que las importaciones reales de bienes y servicios se expandieron 6,2% interanual en el 1T18. 

El jueves, el Banco Central se reunirá para decidir la tasa de referencia. Dados los mayores riesgos para el tipo de cambio (y la inflación) -es decir, la mayor incertidumbre asociada al ALCAN (no habrá acuerdo antes de las elecciones), las políticas económicas tras las elecciones presidenciales y una política monetaria más contractiva en Estados Unidos- esperamos que el directorio implemente una suba de 25pp (lo que llevaría la tasa de referencia a 7,75%).

Al final de la semana, el INEGI publicará las cifras de inflación del IPC para la primera quincena de junio. Esperamos que la inflación quincenal ascienda a 0,20%, impulsada por mayores precios de la energía (principalmente gasolina) y el índice subyacente. Por el contrario, la disminución de los precios complementarios ejercería una presión a la baja. Suponiendo que nuestra proyección es correcta, la inflación aumentaría a 4,60% interanual (desde 4,55% en la segunda quincena de mayo).  

Al mismo tiempo, el INEGI publicará el proxy del PIB mensual de abril (IGAE) cuyo crecimiento se espera que aumente a 5% interanual (tras caer 0,8% en marzo) impulsado por un importante efecto calendario positivo (es decir: más días hábiles debido a que los feriados de Semana Santa no se superpusieron). Ya sabemos que la producción industrial se expandió 3,8% interanual en abril (desde -3,8% en marzo). Además, el empleo formal se aceleró y la inflación disminuyó, lo cual probablemente brindó un impulso a los sectores de servicios (a través de un mayor crecimiento de la masa salarial real).



< Volver