Itaú BBA - El Presidente Trump anunció un acuerdo comercial con México, Canadá podría unirse más adelante

¿Qué pasa hoy en América Latina?

< Volver

El Presidente Trump anunció un acuerdo comercial con México, Canadá podría unirse más adelante

agosto 28, 2018

Trump sostuvo que quedará anulado el acuerdo del TLCAN y será reemplazado por el acuerdo con México.

Charla del día
 

México

El Presidente Trump anunció un acuerdo comercial (acuerdo de entendimiento) con México en la Casa Blanca, mientras que Canadá se une ahora a las negociaciones. Trump sostuvo que quedará anulado el acuerdo del TLCAN y será reemplazado por el acuerdo con México. Si bien el Presidente mexicano Peña Nieto insistió en que quieren incluir a Canadá en el acuerdo, el canciller mexicano Luis Videgaray indicó que México estaría dispuesto a pasar a un acuerdo bilateral con Estados Unidos, si no participa Canadá. Mientras tanto, la canciller canadiense Freeman afirmó que viajará a Washington D.C. para mantener conversaciones el martes. Los principales puntos del acuerdo logrado incluyen lo siguiente: (1) el 75% de "contenido automotriz" debe fabricarse dentro de  Estados Unidos o México (desde el actual 62,5%); (2) las reglas estipulan que el 40% del contenido debe estar fabricado por trabajadores que ganen más de 16 dólares por hora, el resto podrá venir de cualquier región; (3) Estados Unidos y México acordaron revisar el acuerdo después de seis años, y si todos están de acuerdo, extenderlo por 16 años (sin cancelación automática); (4) se descartó la estacionalidad en el comercio agrícola; (5) se mantiene el mecanismo de solución de controversias.

De acuerdo a la Autoridad de Promoción del Comercio (TPA), el Congreso de Estados Unidos dispone de 90 días para revisar cualquier acuerdo que se haya alcanzado. Como resultado, cualquier acuerdo trilateral debe alcanzarse antes del fin de esta semana para que el Presidenta Peña Nieto firme este acuerdo antes de que concluya su mandato (último día de noviembre). De hecho, Lighthizer sostuvo que probablemente se firmará el acuerdo entre México y Estados Unidos durante los últimos días de noviembre.

La balanza comercial de México se deterioró en junio, arrastrada principalmente por el déficit energético. La balanza comercial mensual registró un déficit de 2.900 millones de dólares en julio, por debajo de las expectativas medias del mercado de un déficit 1.500 millones de dólares (según Bloomberg) -con un deterioro del déficit acumulado de 12 meses a 13.800 millones de dólares. El deterioro del déficit acumulado de 12 meses responde a un mayor déficit energético (21.500 millones de dólares en julio) y un superávit no energético levemente menor (7.700 millones de dólares en julio). Esperamos que el déficit comercial disminuya a futuro, debido a la recuperación de las exportaciones manufactureras (apoyadas por el crecimiento en Estados Unidos) y el moderado incremento de la demanda interna. Sin embargo, los recientes acontecimientos relacionados con el TLCAN junto con la apreciación de la moneda pueden impulsar el crecimiento de la demanda interna, con lo que se frenaría la mejora de las cuentas externas. **Historia completa en inglés aquí.

Brasil

La cuenta corriente registró un déficit de 4.400 millones de dólares en julio, por encima de nuestra previsión (3.600 millones de dólares) y el consenso del mercado (3.700 millones de dólares). El déficit de cuenta corriente de 12 meses se amplió a 15.000 millones de dólares (o 0,8% del PIB).  La balanza comercial registró un superávit de 3.900 millones de dólares, con una influencia considerable de las importaciones de plataformas de perforación de petróleo. El déficit de servicio se mantuvo estable en 3.000 millones de dólares en julio. El déficit de transporte continuó aumentando (-585 millones de dólares). Mientras tanto, el déficit en renta de equipo bajó (-988 millones de dólares), al igual que el déficit de viajes internacionales (-1.300 millones de dólares). El déficit de ingresos se contrajo a 5.500 millones de dólares. Los pagos de intereses disminuyeron a 3.800 millones de dólares. Mientras tanto, el déficit de ganancias y dividendos se aceleró la última semana del mes, con un sorprendente registro de 1.700 millones de dólares.

En la cuenta financiera, la inversión directa en el país (IDP) ascendió a 3.900 millones de dólares, levemente por encima de nuestra estimación (3.600 millones de dólares) pero por debajo del consenso del mercado (4.000 millones de dólares). Las transacciones de capital accionario representaron el total de la IDP. La IDP acumulada de 12 meses se mantuvo estable en 64.000 millones de dólares (3,25% del PIB), una cifra inferior a la observada en los últimos años, aunque continúa siendo la mayor fuente de financiamiento para el déficit de cuenta corriente. La inversión extranjera en los mercados locales de capital resultó muy robusta en  8.200 millones de dólares en julio, impulsada por 6.200 millones de dólares de ingresos al mercado de renta fija y 2.000 millones de dólares al mercado de valores.

El déficit de cuenta corriente se moderó en el margen en julio, impulsado por un menor superávit comercial y un mayor déficit de ganancias y dividendos. Estas menores cifras, sin embargo, no afectarán la sostenibilidad de las cuentas externas de Brasil. En términos de financiación, la IED disminuyó en 2018, aunque cubre con facilidad el déficit de cuenta corriente. Los flujos de cartera (a renta fija y acciones) han resultado volátiles aunque continúan siendo positivos a lo largo de 12 meses. **Historia completa en inglés aquí.

El BCB publicó su encuesta semanal a los participantes del mercado. Según la encuesta Focus, las expectativas de inflación IPCA aumentaron 2pb a 4,17% para 2018 y 2pb a 4,12% para 2019. Las expectativas de inflación se mantuvieron planas en 4,00% para 2020. Las expectativas medias de crecimiento del PIB descendieron ligeramente a 1,47% para 2018 (desde 1,49%) y no cambiaron para 2019 y 2020 (ambas en 2,50%). Las previsiones medias para el tipo de cambio aumentaron 3,75 reales/dólar para 2018 (desde 3,70 reales/dólar) y se mantuvieron planas en 3,70 reales/dólar para 2019 y prácticamente estables en 3,68 reales/dólar para 2020 (desde 3,67 reales/dólar). La tasa Selic para fin de año se mantuvo estable para el horizonte de tres años (2018-2020): 6,50% para 2018 y 8,00% para 2019 y 2020.

Según la encuesta mensual de FGV, la confianza en el sector de la construcción disminuyó 2,0% en agosto a 79,4, con lo que compensó el aumento de julio. El nivel real se encuentra 3,9% por debajo del pico reciente (enero de 2018). El desglose muestra que el descenso se vio impulsado por expectativas (-3,8%), mientras que la situación actual aumentó levemente (+0,4%). La utilización de la capacidad cayó 0,8%.

Perú

El PIB de Perú se consolidó en el 2T18. Según datos del Banco Central (BCRP), el crecimiento del PIB se aceleró a 5,4% interanual en el 2T18, impulsado por un efecto calendario positivo. La demanda interna creció 6,3% interanual en el 2T18, y la inversión mostró la mayor aceleración (8,6% interanual). Asimismo, el consumo privado aumentó 4,5% interanual. En contraste, el consumo público y las importaciones se desaceleraron a 1,1% interanual y 6,3% interanual, respectivamente. Por otra parte, el crecimiento de las exportaciones permaneció prácticamente sin cambios en 3,2% interanual en el 2T18. Proyectamos una aceleración del PIB a 4% en 2018  impulsado por el incremento del precio de los metales y las políticas macroeconómicas expansivas (principalmente fiscales, aunque también monetarias). Sin embargo, los principales riesgos para nuestra previsión son externos: (1) la posibilidad de una escalada mayor en las disputas de política comercial entre Estados Unidos y China (los dos principales socios comerciales de Perú) y (2) la contracción de la política monetaria en Estados Unidos.

Por otra parte, el déficit de cuenta corriente de Perú se deterioró en el 2T18, aunque continuó siendo bajo. El déficit de cuenta corriente acumulado de 4 trimestres se deterioró a 1,4% del PIB en el 2T18, mayores pagos de ingresos netos (principalmente remesas de utilidades de empresas mineras extranjeras) y un mayor déficit de servicios que compensa un mayor superávit comercial (3,5% del PIB en el 2T18). Según nuestros cálculos, el déficit de cuenta corriente desestacionalizado trimestral se mantuvo básicamente sin cambios en 1,2% del PIB en el 2Q18. Por el lado del financiamiento, observamos que el déficit de cuenta corriente de Perú se encuentra totalmente financiado por inversión extranjera directa neta (cuya medición acumulada de 4 trimestres fue de 3,9% del PIB en el 2T18).

Por último, las finanzas públicas mejoraron en el primer semestre de 2018, en un entorno de actividad económica más fuerte. El déficit fiscal nominal acumulado de 4 trimestres se redujo a 2,2% del PIB en el 2T18 con ingresos más fuertes (impulsados por una demanda interna más sólida) que compensaron con creces el aumento de los gastos (principalmente inversión pública y gasto corriente). Recientemente, el ministro de Economía Carlos Oliva sostuvo que el Ministerio de Economía y Finanzas reducirá el déficit nominal del presupuesto de Perú para 2018 a 3,1% del PIB. En cuanto a los coeficientes de deuda pública, la deuda bruta permaneció prácticamente sin cambios (23,7% del PIB en el 2T18), mientras que la deuda neta (8,5% del PIB en el 2T18) disminuyó. Debe destacarse que la regla fiscal de Perú actualmente establece que el coeficiente entre deuda pública bruta y el PIB no puede exceder el 30%, y que el déficit fiscal nominal debe convergir gradualmente a 1% del PIB para 2021 (que, incluso con una economía más fuerte, requerirá cierta consolidación fiscal en los próximos años). **Historia completa en inglés aquí.

Todo América Latina

Estrategia semanal de renta fija para América Latina: Continuamos recibiendo las tasas locales en México (cubiertas en divisas) y Colombia (simples). En México, las tasas locales se contrajeron la semana pasada y el peso se apreció ligeramente. Todavía creemos que las tasas son demasiado altas dado los niveles actuales de tasa de cambio. El reciente repunte de la inflación, que creemos es temporal, puede estar contribuyendo a mantener las tasas más altas. La inflación se aceleró en la primera quincena de agosto, pero la inflación subyacente continúa teniendo un buen desempeño. La posición receptora para la TIIE a 5 años y la larga dólar/peso mexicano actualmente registra una pérdida de 18pb (-21pb hace una semana). En Colombia, nuestro tipo consolidado inicial receptor a 1 año actualmente registra un aumento de 17pb. Lo mantendremos ya que consideramos excesiva las subas de tasa valuadas en la curva (+800pb en un año), dada que la brecha del producto continúa siendo amplia y la inflación se encuentra cerca de la meta del 3%. **Historia completa en inglés aquí.

Mundial

Mercados de divisa y de capitales: El real alcanza su nivel más débil desde 2016. La moneda brasileña se depreció otra semana más, con lo que alcanzó su nivel más débil desde 2016. El tipo de cambio alcanzó 4,13 reales por dólar, pero con cierto alivio en el ámbito internacional, cerró a 4,10 e viernes, lo que muestra una depreciación de 4,7% durante la semana y un bajo rendimiento con respecto a sus pares. La semana pasada, la autoridad monetaria no ofreció contratos de swap de divisa ni realizó subastas de línea, sino que sólo finalizó la renovación de los contratos con vencimiento en septiembre. Su stock de swaps de divisa se encuentra ahora en 67.000 millones de dólares. ** Historia completa en inglés aquí.



< Volver