Itaú BBA - El crecimiento del PIB de Brasil confirma la débil actividad en 2018.

¿Qué pasa hoy en América Latina?

< Volver

El crecimiento del PIB de Brasil confirma la débil actividad en 2018.

marzo 1, 2019

A futuro, esperamos que el PIB crezca 2,0% en 2019 y 2,7% en 2020, suponiendo que avanzan las reformas.

Charla del día

Brasil

El PIB se expandió 0,1% trimestral desestacionalizado en el 4T18, en línea con las expectativas, y 1,1% interanual, por debajo de las expectativas del mercado, pero cerca de nuestra proyección. La lectura refuerza la percepción de un crecimiento débil a fines de 2018. El crecimiento del PIB en 2018 fue el mismo que en 2017. La recuperación que comenzó en 2017 continúa siendo tímida si se considera que el PIB disminuyó en 2015 (-3,5%) y en 2016 (-3,3%).

A futuro, esperamos que el PIB crezca 2,0% en 2019 y 2,7% en 2020, suponiendo que avanzan las reformas. Debe destacarse que los primeros indicadores del 1T19 agregan riesgos a la baja para nuestra proyección. ** Historia completa en inglés  aquí.

Siguiendo con los indicadores de actividad, el CAGED registró una creación neta de 34.300 empleos en enero, muy por debajo de nuestra estimación (+100.000) y la del mercado (+86.000). En enero se registró una creación desestacionalizada de 25.600 empleos formales, lo que llevó al promedio móvil de 3 meses a 50.000 (desde 58.000 el mes anterior). La distribución por sector muestra aumentos en los sectores de servicios, minorista y manufacturero, mientras que el sector de construcción civil descendió en enero. Como las cifras de desempleo del PNAD para enero, el informe del CAGED refuerza las perspectivas de débil crecimiento de la actividad a principios de 2019.

En cuanto a las cuentas fiscales, el sector público consolidado registró un superávit primario de 46.900 millones de reales en enero, ligeramente por debajo de nuestra estimación (48.800 millones) pero superior al consenso del mercado (41.100 millones). El gobierno central registró un superávit de 30.200 millones de reales, ligeramente por debajo de nuestra proyección de 31.800 millones de reales, mientras que los gobiernos regionales y las empresas estatales registraron un superávit de 10.800 millones de reales y 500 millones de reales, respectivamente, que estuvieron en línea con las expectativas. El déficit primario consolidado de 12 meses se mantuvo en 1,6% del PIB, al igual que en diciembre. El informe hace hincapié en que lograr la meta anual de déficit primario para el sector público de 132.000 millones de reales en enero requiere disciplina, pero no deberían ser difícil.

La deuda bruta del gobierno nacional se mantuvo estable comparado con diciembre, en 76,7% del PIB en enero, mientras que la deuda neta del sector público aumentó a 54,0% del PIB desde 53,8%. El déficit nominal se redujo a 6,8% del PIB desde 6,9% en 2017, lo que refleja menores gastos de interés. Un escenario fiscal favorable depende estrictamente de la aprobación de las reformas (como la reforma previsional) que indican un retorno gradual a un superávit primario compatible con la estabilización de la deuda pública.

El día por delante: A las 15:00 saldrá publicada la balanza comercial de febrero, para la que prevemos un superávit de 4.100 millones de dólares.

Argentina

El comité de política monetaria decidió contraer la postura de política monetaria, dada el aún alto nivel de inflación.

Las nuevas metas mensuales para la base monetaria durante el período de marzo a mayo son de crecimiento cero en relación con el nivel promedio real de febrero (en lugar de la meta original para ese mes). Observamos que el nivel real de base monetaria de febrero fue de 3% por debajo de la meta para el mes.

Además, el Banco Central redujo la expansión máxima de la base monetaria debido a intervenciones cambiarias. El nuevo límite es de 2% de la base monetaria de febrero (3% anteriormente) sujeto a intervenciones diarias máximas de 50 millones de dólares (75 millones de dólares previamente). Notamos que podría haber compras de dólares si el tipo de cambio cae por debajo del límite inferior de la zona de no intervención. Asimétricamente, las ventas diarias máximas de dólares, si el peso se debilita por encima del límite superior, se mantienen en 150 millones de dólares. Estas intervenciones no se esterilizan y ajustarán automáticamente (al alza o a la baja) las metas de base monetaria si ocurren.

En nuestra opinión, las decisiones van en la dirección correcta dado el deterioro de las perspectivas de inflación y la proximidad de la temporada de negociación salarial.

El día por delante: Saldrá publicada la recaudación tributaria de febrero. Esperamos un aumento de 40% interanual a 330.000 millones de pesos.

Chile

El mercado laboral continuó mostrando un rendimiento variado a principios de 2019. La tasa de desempleo para el trimestre finalizado en enero fue de 6,8%, en línea con las expectativas, aunque resultó 0,3pp mayor que hace un año. Mientras tanto, la creación de empleo se moderó a 0,6% interanual, desde 0,7% en el 4T18, la más baja desde el trimestre finalizado en noviembre. Fuentes complementarias de información (que captan el empleo formal) que analiza el Banco Central muestran resultados variados. Dado que el dinamismo del mercado laboral generalmente retrasa la recuperación económica, el repunte de la actividad del año pasado, y las expectativas de que se consolidaría la recuperación a lo largo de este año, es probable una haya una mejora de la dinámica del mercado laboral a futuro.

Consideramos que habrá cierta rigidez en el mercado laboral (el desempleo cayó a 6,7%, por debajo del 7% del año pasado) este año a medida que se vea beneficiado por la prolongada recuperación de la actividad. Notamos que el instituto de estadísticas está revisando las estadísticas laborales, actualizando gradualmente las muestras en base a la información recopilada en el censo de población de 2017 y cotejándola con fuentes de datos complementarios (algunos de los cuales apuntan a un mayor crecimiento del empleo). ** Historia completa en inglés  aquí.

La manufactura empezó 2019 mejor de lo esperado. Sin embargo, la producción industrial (agregado de minería, manufactura y servicios públicos) disminuyó 0,8% interanual en el primer mes de este año (+1,6% en diciembre), arrastrada a la baja por minería. La manufactura creció 2,7% en enero, muy por encima de nuestra previsión de 0,3% (también la expectativa media del mercado), debido a que el crecimiento en diciembre sufrió una profunda revisión desde 0,8% a 2,7%. A futuro, el crecimiento podría verse afectado negativamente por las inclemencias climáticas en febrero, que generaron interrupciones en las operaciones mineras, consolidando la estimación de un 1T19 más débil (en comparación con el final del año pasado).

La recuperación de la percepción y la mejora de los precios del cobre apuntan a una dinámica favorable de la actividad en el corto plazo. Las robustas importaciones de bienes de capital, el alentador nivel de manufactura de maquinaria y equipos, así como los positivos resultados crediticios favorecen una consolidación basada en la inversión de la recuperación. Sin embargo, la incertidumbre con respeto a la dinámica de la inflación y los riesgos externos aún elevados apoyan la mayor cautela del Banco Central, y la probabilidad de subas adicionales de la tasa durante el resto del primer semestre es baja.
** Historia completa en inglés
aquí.

Colombia

La actividad económica creció 2,7% el año pasado, por encima de nuestras expectativas de 2,6%, aunque tras revisarse el crecimiento de 1,4%  a la baja para 2017 (desde 1,8%). En el último trimestre de 2018, la actividad aumentó 2,8% (en línea con nuestras expectativas de 2,9% y el consenso del mercado de 2,7% en el 3T18), impulsada por un sólido consumo y la recuperación de la inversión, mientras que las crecientes importaciones generaron un mayor obstáculo de las exportaciones netas. En general, continúa la gradual recuperación de la actividad, aunque el crecimiento probablemente permanezca por debajo del potencial, por lo que sigue ampliándose la brecha del producto negativa. Por lo tanto, con una inflación cerca de la meta de 3% del Banco Central y un escenario externo aún incierto, la tasa de política probablemente se mantenga estable a un nivel ligeramente expansivo por el momento.

Esperamos que la actividad consolide su recuperación este año. El crecimiento de alrededor del 3,3% se daría con una política monetaria expansiva. Los riesgos para nuestro escenario incluyen un mercado laboral débil, precios del petróleo menos favorables (en relación a 2018), condiciones financieras externas (dado el amplio déficit de cuenta corriente de Colombia) y una complicada perspectiva fiscal.

El indicador coincidente de actividad (ISE) en diciembre estuvo por debajo de las expectativas del mercado y se moderó en el margen. La serie original se desaceleró a 1,9% interanual desde el 3,5% registrado en noviembre y estuvo más cerca de nuestra expectativa de 2,3% que de la del consenso de mercado. El crecimiento en el 4T18 fue de 2,8% interanual (básicamente estable con respecto a los dos trimestres anteriores) y mostró una composición sectorial similar a los datos del PIB publicados el mismo día. Ajustada por efecto calendario y desestacionalizada, la actividad se contrajo un leve 0,1% mensual (+0,6% en noviembre de 2018). En el margen, la actividad se moderó a 2,6% trimestral anualizado desestacionalizado (+3,1% en el 3T18), también en línea con los datos de cuentas nacionales, lo que muestra que la actividad empezó 2019 con un débil impulso.

La tasa de desempleo de enero de 12,8% fue superior al 11,8% registrado un año antes, lo que responde a un mayor desempleo urbano. La tasa de desempleo urbano aumentó a 13,7% desde 13,4% (un año antes), en línea con el consenso de mercado (13,7%) y nuestra expectativa de 13,6%. Sin embargo, las series de mercado laboral desestacionalizadas mostraron una caída del desempleo urbano de 0,6pp con respecto a diciembre a 10,7%, mientras que una mayor flexibilización del empleo rural (a 10,1% desde 9,3%) generó un repunte de la desocupación total a 10,4% (10,2% en diciembre).

En general, el mercado laboral de Colombia continúa débil, a pesar de ciertas mejoras del crecimiento, lo cual se encuentra en línea con la estimación del Banco Central (y la nuestra) de que el crecimiento sigue estando por debajo del potencial. De esta manera, los números refuerzan nuestra opinión de que todavía falta mucho para que se introduzcan subas de la tasa de interés.

México

El día por delante: El Banxico dará a conocer su encuesta de expectativas de febrero a las 12:00.

Perú

El día por delante: A las 15:00, el instituto de estadística (INEI) presentará el IPC de febrero, que proyectamos en 0,24% mensual, lo que llevaría la inflación anual a 2,12% interanual en el mes.


 



< Volver