Itaú BBA - Caída de nuevos créditos no asignados y morosidad en mayo en Brasil

¿Qué pasa hoy en América Latina?

< Volver

Caída de nuevos créditos no asignados y morosidad en mayo en Brasil

junio 28, 2018

El promedio diario de nuevos créditos no asignados bajó 1,0% mensual desestacionalizado en términos reales.

Charla del día
 

Brasil

El Banco Central de Brasil publicó sus cifras de crédito para mayo. El promedio diario de nuevos créditos no asignados bajó 1,0% mensual desestacionalizado en términos reales, mientras que los nuevos créditos asignados subieron 7,7%. La morosidad total desestacionalizada  cayó 0,1pp a 3,2%. Descendieron las tasas de interés y el diferencial.

El rendimiento de la media diaria de nuevos créditos no asignados responde a un descenso de 2,5% en los créditos para corporaciones no financieras y un incremento de 0,2% para hogares, ajustados por inflación y desestacionalizados. En el segmento de asignados, los nuevos créditos se expandieron 11,3% para corporaciones no financieras y 5,0% para hogares. Los préstamos pendientes totales continuaron reduciéndose en mayo en términos reales interanuales, un 1,5% (-2,0% en abril). En el segmento de no asignados, los préstamos pendientes totales avanzaron 3,3% interanual (2,1% en abril). Mientras tanto, los préstamos pendientes totales asignados cayeron 6,2% interanual, lo que coincide con la lectura de abril. La tasa de interés promedio sobre préstamos no asignados bajo a 39,2%, desde 40,9%, tanto para corporaciones no financieras como para hogares. El diferencial promedio en estas transacciones también disminuyó para ambos segmentos.  La tasa de interés promedio sobre préstamos asignados bajó a 8,5%, desde 8,6%, tanto para corporaciones no financieras como para hogares. Los diferenciales promedio se redujeron también para ambos casos.
** Historia completa en inglés
aquí.

La FGV publicó su encuesta mensual de comercio para junio. La confianza en el sector minorista se desplomó 3,2% a 89,6 en junio, lo que indica una caída por segundo mes consecutivo, y vuelve al nivel de septiembre de 2017. El desglose muestra que el descenso se vio impulsado tanto por las expectativas (-4,0%), como por la situación actual (-2,5%).

Monitor electoral semanal: El asesor de Bolsonaro (PSL) defiende un régimen de capitalización de pensiones. Paulo Guedes, el principal asesor económico de Jair Bolsonaro (PSL), defendió la adopción de un nuevo régimen de capitalización de pensiones, la reducción de ministerios y una reforma del estado, con privatizaciones, concesiones y desmovilizaciones. Además, desarrollamos un índice de indefinición electoral y verificamos que la actual distribución de intención de voto hace que las elecciones de 2018, hasta el momento, resulten las más inciertas desde el final del gobierno militar. La principal publicación esta semana será la encuesta de intención de voto de Ibope, a partir del jueves (28). En las redes sociales, el crecimiento de los seguidores de Jair Bolsonaro continuó desacelerándose la semana pasada. Juan Amoedo (NOVO) fue el precandidato con mayor crecimiento de seguidores la semana pasada. ** Historia completa en inglés aquí.

El Informe de Inflación Trimestral del Banco Central acaba de salir publicado; hoy enviaremos un informe sobre el documento.

El día por delante: Saldrá publicado el balance presupuestario del gobierno nacional para mayo. Proyectamos un déficit de 5.800 millones de reales.

Argentina

El EMAE (proxy del PIB mensual oficial) resultó peor de lo esperado en abril. La actividad se contrajo 0,9% interanual en abril (comparada con la expansión de 2,1% y 2,6% que esperaba el mercado y nosotros, respectivamente). De forma secuencial, la economía cayó un 2,7% mensual desestacionalizado, tras una suba revisada al alza de 0,2% en marzo (-0,2% anteriormente). De esta manera, el EMAE se contrajo 0,8% trimestral (anualizado), significativamente por debajo de la expansión de 4,7% registrada en el trimestre finalizado en marzo. El EMAE creció 2,4% interanual en los primeros cuatro meses del año, aunque bajó con respecto al 3,6% del primer trimestre. Las actividades agrícolas y primarias disminuyeron 30,2% interanual en abril, mientras que el resto de los sectores continuo registrando expansiones. La construcción creció un sólido 10,2%, manufactura aumentó 3,1% impulsada por la producción de la industria automotriz, y el sector de servicios se expandió 2,6%. Excluidas las actividades primarias, el índice fue de 4,1%.

Esperamos que la actividad económica se desacelere en este trimestre y en el 3T18 de forma secuencial. En cuanto a los efectos negativos de la sequía, anticipamos que las políticas  macro más contractivas y los menores salarios reales aplastarán aún más la demanda interna. La consultora OJF estima una nueva disminución secuencial de la actividad (-0,5%) en mayo. Recortamos nuestra previsión del PIB a 0,5% para este año, desde 1,5% anteriormente. ** Historia completa en inglés aquí.

El déficit de cuenta corriente creció considerablemente en el 1T18, a 9.600 millones de dólares, desde un déficit de 7.200 millones de dólares registrado en el mismo trimestre de 2017. El déficit fue mayor que las expectativas del mercado (8.600 millones de dólares según Bloomberg). Como resultado, el déficit de cuenta corriente acumulado de cuatro trimestres ascendió a 33.800 millones de dólares en el 1T18, o 5,3% del PIB, desde un 4,8% registrado en 2017. El deterioro de las cuentas externas se vio impulsado nuevamente por un aumento de las importaciones y mayores pagos de intereses de deuda. La balanza comercial de bienes se deterioró a un déficit de 1.800 millones de dólares en el 1T18, desde un déficit de 600 millones de dólares en el mismo trimestre de 2017. Las importaciones aumentaron un 21,1% interanual, mientras que las exportaciones subieron 12,9%. El déficit en la balanza de ingresos también aumentó, a 4.500 millones de dólares (desde 3.800 millones de dólares un año atrás), lo que refleja mayores intereses. El déficit de la cuenta de servicio (impulsado principalmente por un déficit en la cuenta de turismo) fue de 3.500 millones de dólares, mayor que en el 1T17 (3.100 millones de dólares).

El déficit en cuenta corriente fue financiado con creces por las inversiones de cartera. La emisión de deuda del Tesoro y del Banco Central brindó 15.300 millones de dólares en el primer trimestre de 2018, con lo que contribuyó a un ingreso acumulado de cuatro trimestres de 42.300 millones de dólares. Como resultado, la deuda externa aumentó a 253.700 millones de dólares (o 39,9% del PIB) en el 1T18, desde 36,9% en 2017. La inversión directa neta (incluidas las utilidades reinvertidas) disminuyó en el primer trimestre, a 2.400 millones de dólares desde 3.200 millones de dólares en el 1T17.

Esperamos una reducción del déficit de cuenta corriente este año con respecto a 2017 debido a una moneda más débil y un menor crecimiento de la demanda interna. Sin embargo, el mal desempeño de las exportaciones en el 2T18 debido a la sequía agrega un riesgo a la baja para nuestra proyección del déficit de cuenta corriente de 3,8% del PIB (desde 4,8% el año pasado). ** Historia completa en inglés aquí.

Colombia

Según el centro de estudios local Fedesarrollo, la confianza industrial de mayo se registró en 0,5%, por encima del -8,8% registrado el año anterior. Las series desestacionalizadas se encuentran todavía en territorio optimista a pesar de la caída de 0,5% del mes anterior. En comparación con mayo de 2017, hubo una mejora de las expectativas en cuanto a producción para el próximo trimestre (+7,6pp a 29,0%), los niveles de inventario son más bajos, mientras que el volumen actual de pedidos pasó de -32,7% a -25,5%. Por otro lado, la confianza minorista continúa  en territorio optimista en 27,0%, comparado con el 15,3% hace un año (más cerca del 28,5% en 2016). La mejora del año pasado se vio explicada por todos los componentes: una reducción en el nivel de inventarios (4,0 desde 10,6 en 2017), mejores expectativas con respecto a la situación económica en el próximo semestre (46,5% vs. 30,7% el año pasado) y la evaluación de la situación actual (38,6% desde 25,7% en 2017). La política monetaria expansiva, junto con una inflación baja y menor incertidumbre tras el proceso electoral probablemente mejore la percepción este año.



< Volver