Itaú BBA - CHILE – Servicios lideran débil actividad en mayo

Macro Latam

< Volver

CHILE – Servicios lideran débil actividad en mayo

julio 5, 2019

El sentimiento privado negativo, un escenario mundial incierto y los precios del cobre contenidos justifican nuestro pronóstico de 2,4% de crecimiento este año

La actividad creció en línea con las expectativas en mayo, manteniéndose bajo el potencial, pero con alguna mejora en el componente no minero. El Imacec creció 2,3% interanual (2,1% en abril), llevando a un crecimiento acumulado en el año a 1,8% (5,1% en el mismo periodo de 2018). A pesar de la recuperación esperada en el 2S19, la brecha del producto se ampliaría este año, lo que limita las presiones inflacionarias y apoya nuestro pronóstico de una mayor flexibilización monetaria por parte del banco central (2% al cierre de 2019).

Después del primer registro positivo del año en abril, la minería volvió a contraerse en mayo (-2,3% interanual) y es probable que vuelva a caer en junio, considerando los efectos de una huelga laboral en una mina clave. Mientras tanto, los servicios continúan impulsando el resto de la economía, que creció 2,8% en mayo (2,1% anteriormente), el registro más alto en lo que va del año. En el trimestre finalizado en mayo, la actividad creció 2,1% interanual en comparación con el 1,6% en el 1T19, pero estuvo bajo el potencial. La minería moderó su caída a 0,5% (-3,6% en el 1T19), mientras que la actividad no minera aumentó 2,3% (similar a 1T19; 3,7% en el 4T18).



 

En el margen, la actividad registró cierta recuperación. La actividad aumentó 3,4% intertrimestral, anualizado y desestacionalizado en el trimestre finalizado en mayo, luego de un débil 0% en el 1T19. La aceleración de la actividad no minera a 3,5% intertrimestral, anualizado y desestacionalizado en el trimestre (2,1% en el 1T19; 4,4% en el 4T18) junto con la mejora de la minería a 2,5% en la misma medida, luego de la caída del 17,3% en el 1T19, estaría detrás de la recuperación de la actividad total.

Es poco probable que el dinamismo persista. La encuesta de GFK para el mes de junio mostró una caída en la confianza del consumidor, siguiendo la tendencia del último año. La confianza del consumidor cayó 15 puntos desde junio de 2018 hasta alcanzar 37,8 puntos (50 = neutral; 40,7 en mayo). Este fue el noveno descenso consecutivo en doce meses. Ningún subíndice se encuentra en un terreno optimista, mientras que la perspectiva económica a cinco años alcanzó mínimos históricos. Al mismo tiempo, el indicador de confianza empresarial de Icare también mostró un retroceso en el mes hasta el 50,2 (50 = neutral; 55,1 hace un año). La confianza empresarial ha estado por debajo de niveles del año pasado durante todos los meses de 2019. Excluyendo al sector minero, la confianza empresarial cayó 6,1 puntos a 46,5 (52,6 hace un año), registrando el nivel más bajo desde fines de 2017. Por el lado externo, la disminución de las importaciones de consumo refleja un mercado laboral poco dinámico, mientras que la desaceleración de las importaciones de bienes de capital sugiere un menor impulso de inversión en comparación con las expectativas al comienzo del año.

El sentimiento privado negativo, un escenario mundial incierto y los precios del cobre contenidos justifican nuestro pronóstico de 2,4% de crecimiento este año (4% en 2018). La huelga laboral de dos semanas en una mina clave de Codelco en junio significa que es probable que la actividad en el 1S19 crezca alrededor del 2,0%.


Miguel Ricaurte
Vittorio Peretti



< Volver