Itaú BBA - CHILE – Recuperación de la inversión lidera la actividad del 2T19, pero a un ritmo aún débil

Macro Latam

< Volver

CHILE – Recuperación de la inversión lidera la actividad del 2T19, pero a un ritmo aún débil

agosto 19, 2019

Vientos en contra del entorno global limitarán el ritmo de recuperación

En línea con lo reportado por el Imacec, el PIB creció 1,9% interanual en el 2T19 y 1,8% en el 1S19. La actividad en el segundo trimestre de 2019 destacó la desaceleración del consumo, una caída de las importaciones que significó que las exportaciones netas ya no fueran un factor a la baja, mientras que la inversión ganó impulso. Por el lado de la oferta, los sectores primarios (principalmente pesca y minería) y una recuperación de la construcción impulsaron la actividad, mientras que manufactura y el comercio se debilitaron. En general, la economía continúa creciendo a un ritmo débil, dando señales de que las presiones inflacionarias del lado de la demanda son bajas y fortalece la expectativa de que el banco central incrementará el estímulo según sea necesario para garantizar que la inflación converja a la meta del 3%. Esperamos un recorte de tasas de 25 pb a 2,25% el próximo mes.

La inversión se recuperó en el 2T19, impulsada por la construcción. La formación bruta de capital fijo aumentó 4,8% interanual en el 2T19 (desde un 3,2% revisado al alza en el 1T19 y 4,7% en 2018), con la construcción creciendo 6,4% (2,8% en el 1T19), el mayor crecimiento desde el 3T13. La inversión en construcción estuvo vinculada a minería y transporte. Por otro lado, y a pesar de una marcada aceleración en el margen, la división de maquinaria y equipos afectó la inversión en el trimestre (2,0% interanual desde 3,9% en el 1T19). El consumo privado se desaceleró a 2,3% (3,0% en el 1T19) a medida que el consumo de bienes durables registró la mayor contracción desde principios de 2015, mientras que el crecimiento del consumo público se moderó a 2,2% (2,6% en el 1T19). Las exportaciones de bienes y servicios decrecieron por segundo trimestre consecutivo (-3,2% en el 2T19 vs. un -2,0% revisado a la baja en el 1T19), obstaculizado por mayores caídas en la minería y ventas manufactureras. Mientras tanto, las importaciones cayeron por primera vez desde el 1T17 (-3,5% vs. +1,4% en el 1T19). Como resultado, la contribución neta fue levemente positiva (por primera vez desde el 1T18). Las importaciones más débiles reflejan la fragilidad de la recuperación de la demanda interna, mientras que la disminución de las exportaciones destaca el entorno global más complejo. En general la demanda interna final se moderó a 2,8% (la más débil desde el 3T17).

En el margen, la actividad se recuperó de una leve caída en el 1T19, evitando cómodamente una recesión técnica. La actividad aumentó 3,4% intertrimestral anualizado y desestacionalizado (-0,01% en la misma medida, en el 1T19), impulsada por maquinaria y el equipos que elevó el crecimiento de la inversión fija bruta a 11,0% intertrimestral anualizado y desestacionalizado (-2,0% en el 1T19). El consumo privado se desaceleró a 1,3% intertrimestral anualizado y desestacionalizado (3,7% en el 1T19). El consumo público también se desaceleró en el segundo trimestre del año. Tanto las exportaciones como las importaciones cayeron secuencialmente.

A pesar de una base de comparación más favorable junto con medidas adicionales de estímulo monetario y fiscal, anticipamos que los vientos en contra limitarán el ritmo de la recuperación. Vemos un crecimiento, por debajo del potencial, de 2,4% este año (desaceleración del 4% en 2018).
 

Miguel Ricaurte
Vittorio Peretti



< Volver