Itaú BBA - CHILE – La inflación se mantiene baja, a pesar de la sorpresa alcista en mayo

Macro Latam

< Volver

CHILE – La inflación se mantiene baja, a pesar de la sorpresa alcista en mayo

junio 7, 2019

Conforme bajan los precios del petróleo y la demanda doméstica se mantiene contenida, esperamos un alza gradual de la inflación hacia adelante.

La inflación superó las expectativas en mayo, principalmente debido a un aumento estacional mayor en los volátiles precios de paquetes turísticos. El incremento de 0,6% en el IPC de mayo (0,3% el año anterior) estuvo 0,1pp por encima del consenso del mercado y de nuestra proyección. Como era esperado, un aumento en las tarifas eléctricas contribuyó importantemente a la inflación en el mes. La variación anual registró un alza 0,3pp alcanzando 2,3%, nivel aún bajo. Además, tanto las medidas subyacentes como nuestro índice de difusión se situaron en niveles moderados. Con las presiones inflacionarias contenidas y una brecha de producto que se estaría ampliando, esperamos que el consejo del banco central mantenga la tasa de política monetaria en 3% en su reunión de junio (que se realizará hoy por la tarde). Sin embargo, en medio del deterioro del escenario global, esperamos ver cambios en la guia para la trayectoria de tasas en el IPoM del próximo lunes 10, incluyendo las condiciones que justificarían aumentar el estímulo monetario.

El alza de tarifas llevó a un aumento del 11,3% de los precios de la electricidad, contribuyendo con 0,25pp a la variación total. Mientras tanto, paquetes turísticos aumentó 23,4% mes a mes (contribución de 0,18pp). Más allá de los factores estacionales tradicionales (paquetes de vacaciones de invierno), los efectos del debilitamiento del peso chileno, los precios más altos de la energía y la Copa América en Brasil (que afecta los precios de los viajes) son razones detrás del aumento de los precios de servicios de turismo.

La inflación subyacente y las medidas sensibles a la brecha del producto permanecen bajas. La inflación excluyendo alimentos y energía, registró un leve incremento (de 0,1pp a 2,0%) con respecto a la variación del IPC total. El componente transable ha disminuido la incidencia negativa a medida que la inflación se movió de 1,2% a 1,9%. La medida más sensible a la brecha del producto (inflación no transable) mostró una leve disminución (de 0,1pp) a 2,9% (la más baja desde abril del año pasado).

A medida que retrocede el precio del petróleo desde comienzos de año y el crecimiento de la demanda doméstica se mantiene acotado (en medio de un escenario externo más complejo), esperamos que la inflación tienda gradualmente hacia la meta de 3% del banco central, alcanzando un  2,8% al cierre de 2019 (2,6% en 2018).


 

Miguel Ricaurte
Vittorio Peretti



< Volver