Itaú BBA - CHILE – La actividad decepciona en el 2T19

Macro Latam

< Volver

CHILE – La actividad decepciona en el 2T19

agosto 5, 2019

A pesar de una base de comparación más favorable y de las medidas adicionales de estímulo monetario y fiscal, los vientos en contra limitarían la recuperación

La actividad fue más débil de lo esperado en junio, con el componente no minero registrando la primera caída intermensual este año. El Imacec se desaceleró a 1,3% interanual (Itaú: 1,7%, consenso de mercado de Bloomberg: 1,8%; 2,3% en mayo), llevando a un crecimiento de 1,9% en el 2T19 y 1,8% en el 1S19 (5,0% en el período correspondiente de 2018). Después de corregir los efectos estacionales y de calendario, la actividad mejoró a un todavía limitado 1,7% en junio. En general, el débil desempeño refuerza la postura de que las presiones inflacionarias del lado de la demanda son bajas, junto con la idea del banco central de que se requeriría una política monetaria más expansiva para garantizar que la inflación converja al objetivo del 3%.

Como se esperaba, la minería continuó afectando la actividad en junio con un crecimiento del 0,3% (parcialmente impactado por una extensa huelga laboral), pero la sorpresa provino del crecimiento no minero del 1,4%, la tasa más baja desde septiembre de 2017. Los servicios continúan impulsando el crecimiento, a lo que se sumó la construcción en este mes, mientras que la principal caída vino de manufactura. En general, en el segundo trimestre del año, la minería mejoró de la caída del 3,6% en el 1T19 a una disminución del 0,1%. Mientras tanto, el crecimiento de la actividad no minera se redujo 0,1pp a un nivel bajo potencial del 2,1%.

En el margen, la actividad prácticamente no cambió de mayo a junio, pero registró cierta recuperación en el trimestre. La actividad aumentó 3,2% intertrimestral anualizado y desestacionalizado, luego de una notablemente débil caída de 0,2% en el 1T19. La actividad no minera se aceleró a 3,0% intertrimestral anualizado y desestacionalizado en el trimestre (1,9% en el 1T19; 4,3% en 4T18), mientras que la minería mejoró a 4,8% en la misma medida, luego de la caída de 17,3% en el 1T19.

El sentimiento privado restringido, así como el desempeño de la economía internacional, serían un viento en contra del repunte esperado en el 2S19. El índice de confianza empresarial de ICARE disminuyó a 50,4 en julio desde 52,2 puntos hace un año (50 = neutral). La confianza empresarial se ha mantenido por debajo de los niveles de año pasado a lo largo de 2019. Tanto la confianza industrial como la de la construcción están arraigadas en territorio pesimista, mientras que la confianza del comercio registró el mayor deterioro en doce meses. La confianza empresarial, excluyendo el componente volátil de minería, cayó 5,3pp a 46,6 puntos, similar a los niveles registrados en el mes anterior. Mientras tanto, el índice de GFK mostró que la confianza del consumidor se mantuvo baja con una caída de 10pp desde julio de 2018 para llegar a 40,3 puntos (50 = neutral; 37,8 en junio). Fue el noveno deterioro consecutivo en 12 meses. La caída de la participación en el mercado laboral, la débil creación de empleo asalariado privado y la disminución de las importaciones de bienes de consumo son señales de un consumo contenido hacia adelante. Mientras tanto, la desaceleración de las importaciones de bienes de capital y el incierto escenario global moderarían el impulso de la inversión durante el año.

Hacia adelante, a pesar de una base de comparación más favorable y de las medidas adicionales de estímulo monetario y fiscal, vemos suficientes vientos en contra para limitar la tasa de recuperación esperada. Esperamos un crecimiento del 2,4% este año (4% en 2019).


Miguel Ricaurte
Vittorio Peretti



< Volver