Itaú BBA - CHILE – Inflación sorprende al alza en marzo

Macro Latam

< Volver

CHILE – Inflación sorprende al alza en marzo

abril 8, 2019

Una moderación de las presiones inflacionarias bajistas está en línea con visión de que baja inflación es transitoria

La inflación dio la primera sorpresa alcista desde la introducción de la nueva canasta. Los precios al consumidor subieron 0,5% con respecto a febrero (0,2% en 2018), cifra mayor que el consenso de mercado de Bloomberg de 0,4% y nuestro pronóstico de 0,3%. Como resultado, la inflación anual aumentó de 1,7% en febrero a 2,0% (el límite inferior del rango meta de 3% del banco central). Las sorpresas fueron generalizadas, y nuestro índice de difusión mostró una moderación en las presiones inflacionarias a la baja, lo que está en línea con la visión de que la baja inflación es transitoria y que ésta se encaminaría hacia la meta.

El aumento estacional en los precios de la educación lideró la variación mensual de la inflación y explicó la mayor parte de la sorpresa. El aumento de 4,5% en la división de Educación representó 0,3pp de la variación total de 0,5%. Otro impulsor notable fue la división de Alimentos y Bebidas No Alcohólicas (contribuyendo con 0,2 pp), liderada por los precios de legumbres y carne. Contrarrestando la presión inflacionaria en el mes, la división Transporte presentó una caida (-0,2pp) dado el término de la temporada alta, considerando que las vacaciones de Semana Santa serán en abril de este año (vs. marzo del año pasado) y la caída en precios de los combustibles.

La inflación sin alimentos y energía (IPCSAE) se aceleró en el mes, pero la inflación subyacente se mantuvo estable. La inflación de energía subió a 1,8% (0,8% en febrero) y los precios de los alimentos aumentaron 1,9% (1,2% anteriormente), lo que dio como resultado una inflación transable de 1,1% (desde 0,6%). Por lo tanto, excluyendo los precios volátiles de alimentos y energía, la inflación se mantuvo estable en un nivel todavía bajo de 2,0%. Mientras tanto, las medidas más sensibles a la evolución de la brecha del producto mostraron aumentos leves con la inflación no transable subiendo de 0,1pp a 3,1% y la inflación de servicios ahora en 2,9% (2,8% anteriormente).

Esperamos que la inflación continúe repuntando a medida que avance el año, pero manteniéndose bajo el objetivo del 3%. La normalización de la inflación transable y la consolidación de la demanda interna contribuirían a mayores cifras. Vemos una inflación de 2,6% (en línea con 2018), con una normalización adicional a 2,9% el próximo año. Dada la inflación aún baja, la postura de política más flexible de los principales bancos centrales del mundo y los riesgos para el crecimiento económico mundial, no habría prisa por retirar el estímulo monetario a corto plazo.
 

Miguel Ricaurte
Vittorio Peretti



< Volver