Itaú BBA - CHILE – Desaceleración generalizada en el primer trimestre 2019

Macro Latam

< Volver

CHILE – Desaceleración generalizada en el primer trimestre 2019

mayo 6, 2019

La moderación reciente de la confianza empresarial y de los consumidores en medio de riesgos externos elevados

La actividad en el primer trimestre de 2019 creció a su ritmo más lento desde el 2T17. El Imacec aumentó 1,9% interanual en marzo (1,4% en febrero), en línea con el consenso del mercado de Bloomberg y levemente sobre nuestra proyección de 1,7%. La minería, una vez más, fue el factor que más incidió a la baja, contrayéndose por tercer mes consecutivo, mientras que servicios siguen impulsando el resto de la actividad. El crecimiento del Imacec se desaceleró a 1,8% en el primer trimestre, desde el 3,6% en el 4T18. El crecimiento de la minería mejoraría hacia adelante, conforme se atenúen los efectos de las condiciones climáticas adversas y de la base de comparación alta, y los precios del cobre que se mantengan elevados. La débil actividad a comienzo de año esta en línea con nuestra estimación de que el crecimiento se desacelerará este año luego de registrar 4%, mayor al potencial, el año pasado. Con actividad débil, inflación y expectativas de inflación controladas y los riesgos externos que siguen latentes, esperamos tasas estables por el momento (próxima Reunión de Política Monetaria: 08-09 mayo).

Si bien la minería se desaceleró en el 1T19, la moderación de la actividad no minera (a su tasa interanual más baja desde el 3T17) muestra que la actividad es aún frágil. La minería cayó 4,5% interanual en el 1T19 (debilitándose desde la expansión de 1,3% en el 4T18), mientras que la actividad no minera se desaceleró a 2,5% interanual (3,7% en el 4T18). Como resultado, Imacec aumentó 1,8% en el trimestre (3,6% en el 4T18).

El margen, la economía se debilitó en el trimestre, a pesar de un sólido crecimiento mensual en marzo. La actividad no minera se desaceleró a 2,8% intertrimestral anualizado y desestacionalizado en el 1T19 (4,5% en el 4T18). Mientras tanto, la minería se contrajo un marcado 19,9% ​​intertrimestral anualizado y desestacionalizado en el 1T19 (+12,7% en el 4T18), aunque registró un aumento del 4,4% mes a mes en marzo.

La debilidad en la actividad minera se debe en gran medida a factores transitorios, pero la moderación reciente de la confianza empresarial y de los consumidores en medio de riesgos externos elevados, suponen un creciente riesgo para nuestro escenario de crecimiento del 3,2% este año. Sin embargo, en un entorno de baja inflación, política monetaria expansiva y signos de recuperación del mercado laboral, una mejoría de la actividad no minera sigue siendo nuestro escenario base. Los datos oficiales de cuentas nacionales serán publicados el 20 de mayo.

 

Miguel Ricaurte
Vittorio Peretti



< Volver