Itaú BBA - CHILE – Déficit de cuenta corriente menor al esperado

Macro Latam

< Volver

CHILE – Déficit de cuenta corriente menor al esperado

mayo 20, 2019

El financiamiento del déficit es complicado ya que los flujos de inversión extranjera directa se mantuvieron bajos.

El saldo de la cuenta corriente se ubicó por debajo de lo esperado en el primer trimestre de 2019, en USD 1,0 mil millones, pero los riesgos externos siguen siendo elevados. El déficit de cuenta corriente acumulado en cuatro trimestres se amplió al 3,4% del PIB (del 3,1% en 2018), el más amplio desde principios de 2014. La nota positiva vino de las series desestacionalizadas que muestran un déficit de 2,7% del PIB (4,8% en el 4T18), impulsado por una mejora en la balanza comercial de bienes y servicios junto a un déficit primario más acotado en el margen. Mientras tanto, el financiamiento del déficit sigue siendo complicado ya que los flujos de inversión extranjera directa se mantuvieron bajos.

La balanza comercial de bienes y servicios registró el primer superávit desde el 2T18, mientras que el déficit de ingresos se ubicó en el nivel más estrecho desde el 1T17. En comparación con el 1T18, la caída de las exportaciones (en parte debido a los precios más bajos del cobre, al tiempo que un crecimiento mundial más débil probablemente redujo la demanda externa de productos manufacturados y agrícolas) y las importaciones sin cambios llevaron a un menor superávit de la balanza comercial de bienes (USD 2,2 mil millones, desde USD 3 mil millones un año antes). Mientras tanto, el déficit de la balanza comercial de servicios se situó justo por debajo de los mil millones de dólares, un leve aumento respecto al año pasado. La reducción del déficit de la balanza de ingresos a USD 2,6 mil millones (USD 2,9 mil millones en el 1T18) no pudo compensar la balanza comercial más débil, lo que llevó a un déficit de cuenta corriente más amplio en el trimestre (USD mil millones, en comparación con el déficit de USD 300 millones del año anterior). Para el año móvil, el déficit en la cuenta corriente aumentó USD 700 millones a USD 9,8 mil millones, explicado por el deterioro de la balanza comercial.

La inversión extranjera directa neta se mantuvo débil en el 1T19 y no pudo financiar el déficit de cuenta corriente. La entrada de IED fue de USD 2,4 mil millones (USD 5,8 mil millones el año anterior), mientras que la inversión directa neta (es decir, excluyendo la inversión chilena en el exterior) fue de solo USD 300 millones (USD 3,6 mil millones en el 1T18). Por otro lado, las entradas de cartera se mantuvieron estables en un año, mientras que los chilenos repatriaron algunos fondos del exterior, lo que dio como resultado una salida neta de cartera menor de USD 2,3 mil millones (USD 5,7 mil millones en el 1T18). Para el año móvil, la IED neta se redujo a USD 1,3 mil millones al 1T19 (USD 2,9 mil millones en 2018).

Esperamos que el déficit de la cuenta corriente se mantenga estable este año en 3% del PIB. El efecto de la desaceleración de la actividad mundial se compensaría muy probablemente con el debilitamiento de la demanda interna, por lo que es poco probable que se amplíe.
 

Miguel Ricaurte
Vittorio Peretti



< Volver