Itaú BBA - CHILE – Consumo e inversión divergen, por ahora

Macro Latam

< Volver

CHILE – Consumo e inversión divergen, por ahora

junio 3, 2019

El escenario externo cada vez más complejo está dando lugar a una creciente incertidumbre doméstica.

Las ventas minoristas en abril se contrajeron más de lo esperado, principalmente afectadas por las ventas de bienes durables, lo que sugiere que el débil comienzo de la actividad se mantendría durante el 2T19. Las ventas minoristas, incluyendo vehículos, cayeron un 0,8% en doce meses (+0,9% en marzo), por debajo del consenso del mercado de Bloomberg (-0,6%) y nuestra proyección de una caída del 0,3%. Mientras tanto, el comercio al por mayor continuó impulsando la actividad comercial, ya que las ventas de materiales vinculados a la inversión (maquinaria, equipos y materiales de construcción) siguen siendo elevadas. En general, es poco probable que la recuperación de la minería en el mes (reportada el 31 de mayo) compense la actividad minorista moderada y la manufactura débil, lo que resultaría en otro registro débil del Imacec. Esperamos un crecimiento del 1,9% interanual en abril (1,8% en marzo), lo que lleva a un crecimiento del 1,7%, menor al potencial, en el primer tercio de este año (5,2% en el período comparable de 2018).

En abril, las ventas de automóviles y repuestos se contrajeron un 5,8% (-1,3% anteriormente), pero el resto de las ventas minoristas también fue débil (-0,6% interanual vs. +1,4% en marzo). El crecimiento del 2,3% del índice de actividad comercial, que agrega la actividad minorista, las ventas al por mayor y las ventas de vehículos, se vio impulsado por el aumento del 7,6% de las ventas al por mayor (5,1% en marzo; 6,2% acumulado en el año). En el trimestre finalizado en abril, el índice de actividad comercial creció un 3,1% (4% en el 4T18), impulsado una vez más por la venta al por mayor de maquinaria y equipos relacionados con la inversión (21,2% interanual en marzo y 16,3% en el trimestre), mientras que las ventas al por mayor de materiales de construcción creció un estable 2,2%. Al mismo tiempo, las ventas minoristas (incluyendo vehículos) crecieron tan solo 0,1% (2,9% en el 4T18). Es así que los datos apuntan a un dinamismo de inversión y consumo divergente.

En el margen, la actividad minorista continuó desacelerándose. Las ventas minoristas (incluyendo vehículos) se contrajeron un 0,2% intertrimestral anualizado y desestacionalizado, una contracción más leve que en el 1T19 (-5,8%), pero muy por debajo a la expansión del 8,2% registrada en el 4T18.

El escenario externo cada vez más complejo está dando lugar a una creciente incertidumbre doméstica. De hecho, el índice de confianza empresarial de ICARE para mayo muestra que la confianza del comercio (52,2 puntos; 50 = neutral) se encuentra en su nivel más bajo desde 2017, y registró una caída de 7 puntos porcentuales en doce meses. A pesar de la escalada del conflicto comercial, la confianza en la minería se mantiene elevada (65 puntos) y es el único factor que sostiene la confianza agregada en terreno optimista (50,1 puntos). Excluyendo la minería, la confianza se ubica en 47,2 puntos (49,8 en abril y 53,4 un año antes) ya que tanto el subíndice industrial como el de la construcción se deterioraron.

Los crecientes vientos en contra suponen un riesgo a la baja para nuestra proyección de crecimiento del 3.0% para este año (4% el año pasado). La desaceleración global y doméstica en medio de presiones inflacionarias contenidas vuelve a abrir la puerta a la discusión de estímulo monetario adicional.
 

Miguel Ricaurte
Vittorio Peretti



< Volver