Itaú BBA - CHILE – Actividad débil en abril

Macro Latam

< Volver

CHILE – Actividad débil en abril

junio 5, 2019

La actividad en el sector primario mejoraría hacia adelante, pero vemos claros riesgos a la baja para nuestra proyección de crecimiento del 3%.

Como ha sido el caso este año, la actividad creció bajo el potencial en abril. El Imacec aumentó 2,1% interanual en abril (1,8% en marzo), en línea con el consenso del mercado de Bloomberg y algo por sobre nuestro pronóstico de 1,9%. El crecimiento estuvo favorecido por una recuperación en la minería, mientras que servicios aún lideran el crecimiento del resto de la economía. Dado el débil comienzo de año, es probable que el banco central reduzca su actual pronóstico de crecimiento de 3%-4% para este año cuando publique el IPoM del 10 de junio, también considerando los desarrollos externos. Con todo, el escenario de crecimiento junto con inflación aún baja podrían justificar un cambio en la orientación actual de la política monetaria.

A medida disminuyen los efectos climáticos adversos y pasa la alta base de comparación, la contribución del sector minero al crecimiento mejora marcadamente, registrando crecimiento positivo por primera vez este año (1,9% interanual vs. -0,9% en marzo). Mientras tanto, la actividad no minera creció 2,1%, estable pero aún baja. En el trimestre finalizado en abril, el Imacec creció 1,7%, de 1,6% en 1T19 (3,6% en 4T18). La minería cayó 2,0% (-3,6% en el 1T19 y +1,3% en el 4T18), mientras que la actividad no minera aumentó 2,1% (similar al 1T19; 3,7% en el 4T18).

En el margen el impulso de la economía se mantiene débil. La actividad creció 0,4% intertrimestral en el trimestre finalizado en abril, luego de detenerse en el 1T19 (0%), pero muy por debajo del ritmo de 5,2% registrado en el último trimestre de 2018. La actividad no minera creció 2,2% intertrimestral anualizado y desestacionalizado en el trimestre (similar al 1T19; 4,4% en el 4T18). Si bien la minería se contrajo un 15,5% intertrimestral anualizado y desestacionalizado, registró dos meses de incremento, por lo que es probable mejore el crecimiento intertrimestral en el segundo trimestre del año.

La actividad en el primer tercio del año fue lenta, en parte debido a los choques de oferta en el sector primario, pero el resto de la actividad se mantuvo frágil. Esperamos que la actividad en el sector primario mejore hacia adelante, a medida que el impacto de los choques pasen. Sin embargo, un contexto global cada vez más complejo frenaría el crecimiento de los socios comerciales e impactaría a la confianza doméstica. Por lo tanto, vemos claros riesgos a la baja para nuestra proyección de crecimiento del 3% para este año (4% el año pasado).


 

Miguel Ricaurte
Vittorio Peretti



< Volver